martes, 30 de julio de 2019

Esa mañana cuando abrió los ojos, el dolor le hizo recordar que todo continuaba en el mismo exacto modo que lo había dejado la noche anterior; y que ningún milagro había ocurrido en esas pocas horas de sueño. Miró el celular y respondió al único mensaje que realmente le importaba: “Estoy bien... aquí sigo... no te preocupes...”. Y es que, cómo le explicaba que lo sucedido todos esos meses la había rota por dentro y nada tenía que ver con la fractura de su pie.





(Este microrelato pertenece a “Reto: 5 líneas” propuesto por Adella Brac.
Las palabras son las de los meses de Julio: pie - rota - preocupes.)

30 comentarios:

  1. A veces hay que aprovechar, pie roto o no, para darse un respiro,sentarse y pensar qué camino seguir. Estupendo que comunique que está bien, eso tranquiliza.

    Un abrazo, y fue martes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Albada, hay veces que hay que parar y ver cómo seguir... Y a la gente que se quiere, se la cuida, a veces se dice "todo ok" para no cargar más peso a todo...

      Besotes!

      Eliminar
  2. A veces es bueno levantar el cuerpo y caminar descalzos en equilibrio.. para que esas heridas cicatricen.. una fractura de pie no dura mucho, a lo sumo tres meses..pero una fisura mal curada.. con el tiempo se vuelve astillar si no se cura bien (ya sabes de lo que hablo).. me alegro saber de ti, tranquiliza el que comuniques que estás bien y que el equilibrio sobre un pie, te lleve a caminar y pensar que camino tomar, antes de emprender.
    Besos muchos con todo mi cariño preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que estoy segura Evan que nunca nos hemos visto ni hablado... porque si no, juraría que mi médico sí habló contigo!!! 😛

      Besotes!

      Eliminar
    2. Tal vez sea porque tenemos el mismo médico y ya nos conoce jajajaja
      Besitos

      Eliminar
    3. Eso sí que sería toda una novedad... significaría que he dejado mi rebeldía y he ido al médico Evan!!! 🤣🤣🤣

      Besotes bonita!

      Eliminar
  3. Fracturas que no se ven pero que son tan dolorosas y dejan unas cicatrices tan grandes como aquellas que se ven.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Las fracturas del Alma no se registran en ninguna lámina... Y menos a simple vista.
    Un micro lleno de emotivas sensaciones.
    Un lujo leerte, mi querida Alma.

    Mil besitos con todo mi cariño y feliz día ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Auro...y encima parece como que si sonríes, nada te sucede...

      Besotes infinitos 😘😘😘

      Eliminar
  5. Esas fracturas interiores son las que más cuesta recomponer, pero allí está la fortaleza e cada cual, saber y lograr hacerlo. En tan pocas palabras logras un menaje muy concreto.

    Besos dulces Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo quien te conoce bien, Dulce, llega a "ver" el dolor detrás de una sonrisa tuya.

      Besos grandes como el mar.

      Eliminar
  6. Ay Alma, qué identificada me siento con tus letras.
    A veces sin motivo pareciera que arrastramos una fractura en el alma.
    Me ha encantado,es emocionante,y toda una reflexión vital.
    Besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces -siempre- esas fracturas duelen mucho más que la de los propios huesos, Ale... vos sabés...

      Smu@cksssssssssssssss!

      Eliminar
  7. Hay dolores para todos, y algunos no se curan con medicinas, hay que abrazar hasta rozar el alma. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ¿qué mejor medicina que uno de esos abrazos puede haber, Ester? ...ninguna.

      Besotes!

      Eliminar
  8. Muy bueno lo que has escrito. En ocasiones, los milagros tardan en llegar. Son peores los dolores del alma que los físicos, indudablemente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho Adelina, los dolores del alma son mucho peor que los físicos.

      Un besazo!

      Eliminar
  9. Un micro redondo
    muy buen trabajo Alma

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  10. Expresas mucho en pocas líneas.
    Hermoso relato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Susana... eso antes que nada, y muchas gracias por tu huella, por lo que dices en ella.

      Espero verte seguido por aquí. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  11. Buen microrrelato, aunque no estoy seguro de su significado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Víctor...puedes decirme qué entendiste o preguntar...😉

      Un beso!

      Eliminar
  12. Hola, Alma:
    Felicidades por tu relato.Muchas veces las heridas externas son poco comparadas con las fracturas internas.
    Un abrazo reconfortante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nino... qué alegría leerte por la playa nuevamente!!

      Cuánta razón tienen tus palabras... gracias por ese abrazo.

      Un besote!

      Eliminar
  13. Está el enigma de que le pasó, si alguna conexión entre ese pie, una herida física, y esa realidad, sin milagros, a la que despertó.
    Besos, paisana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos sabés Demi que me gusta que, quien está del otro lado imagine aquello que desea, se acerque o no a lo que quise escribir o a la "realidad" de la historia.

      Besotes paisano!

      Eliminar
  14. Las fracturas interiores cuesta re- consolidarlas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Amapola...y, a veces, ni siquiera lo consigues.

      Un abrazo de vuelta!

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...

Si quieres, déjame aquí tu huella...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *