domingo, 8 de febrero de 2015

"Ser santo es la excepción, ser justo es la regla.
Equivóquense, falten, pequen, pero sean justos.
La ley del hombre es la de pecar lo menos posible.
No pecar en absoluto es el sueño del ángel;
pero todo aquello que es terrestre está sometido al pecado,
después de todo, el pecado es una gravitación."

("Los Miserables", Victor Hugo)

4 comentarios:

  1. El Pecado es lo que nos mantiene viv@s. En él hago mi gloria. No quiero ser ángel ni demonio. Me gusta ser mujer, mujer de armas, de manos y pies... De ojos que observan y que de vez en cuando se dedican a mirar.
    Y Víctor Hugo sabía de muchas cosas pero sobre todo del pecado del alma humana.
    Me encanta el Pecado porque mi pecado es puro.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú tienes un alma pura, de eso no tengo dudas ...y esto porque eres honesta contigo misma principalmente.

      Un besote enorme.

      Eliminar
  2. Yo del pecado no sé mucho, en mi mundo eso sería como el equivalente a la moralidad, y de esas moralidades inservibles, retrasantes y especialmente, de las dobles morales, siempre he procurado tomar distancia. Y bueno, imagino que ser pecador sería algo así como ir en contra de lo "moralmente correcto", si es así la cosa... ¡presente!

    Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos hemos de pecar, como dice Victor Hugo, es inevitable, es algo inherente a lo terrenal, sólo que algunos como bien dices, se escudan detrás de estas dobles morales, queriendo así parecer santos.

      Gracias, mil veces gracias de tu huella... un beso!

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...