viernes, 16 de noviembre de 2018

#VDLN - 122

Y hoy, son 26 años que celebramos...
Pese a todo, lo hacemos...
...porque vos me enseñaste que nada es definitivo,
que vale la pena seguir adelante,
vos sos la fuerza y las ganas de luchar,
y porque te miro y el alma se me llena de amor y orgullo...



...Feliz Cumpleaños Mari!!!

br />

lunes, 12 de noviembre de 2018

Llamo; pronuncio su nombre; golpeo su pecho. Él ya no responde; ya no está.
Y nada me resulta tan necesario como escapar; correr lejos de aquí y de todo lo que me lo recuerda. Aunque no pueda huir de mí misma, de mi alma, que es donde lo llevo.
Entonces lo veo. Ese trozo de papel, tan pequeño y a la vez tan grande. Con un significado que va más allá de lo que cualquiera podrá jamás imaginar. Ahora esto es lo único que aún me tiene aquí.


(Este microrelato pertenece a “Reto: 5 líneas” propuesto por Adella Brac.
Las palabras para el mes de Noviembre: llamo, necesario, trozo.)

viernes, 9 de noviembre de 2018

#VDLN - 121

"...♫ Vos sabés
Cómo te esperaba
Cuánto te deseaba
No, si vos sabés
Vos sabés
Que a veces hay desencuentros
Pero cuando hay un encuentro de dos almas trae luz
Vos sabés ♫..."
Vos sabés, y no tengo que explicarte lo que significás para mí.
El hijo que no tuve... mi ahijado...
Y como allí aún es tu día:
Feliz 22° cumpleaños...
...para vos todo lo mejor y más!!!

jueves, 8 de noviembre de 2018

Estaba en medio de una tormenta. Así se sentía, un ser perdido y a la deriva. Porque no importaba si afuera resplandecía el sol, la lluvia se le había desatado dentro. Ya no comandaba sobre su propia nave, sobre su vida. Sentía que el timón de ésta giraba sin control. Como si sus pasos fueran dados en la arena, donde el viento borraba sus huellas sin más y donde siempre parecía deber recomenzar.

Entonces la conoció.

Le bastó cruzar con ella algunas palabras para sentir que la calma invadía su alma. Hasta podría jurar que se conocían de otra vida. Ella no le daba soluciones mágicas, simplemente escuchaba; hacía que viera las situaciones desde otra perspectiva, y estaba. Porque aunque nunca sus manos se hubiesen tocado, ella le había enseñado a ser presencia más allá de cualquier distancia.

Por ello, cada vez que las fuerzas le faltaban; cuando se llenaba de dudas; cuando sólo sentía el gris de los días... alzaba los ojos al cielo. Porque era éste, el cielo, que en todo su azul le mostraba su rostro; la luz de las mañanas era como su sonrisa; los atardeceres llevaban la paz de su mirada, y el soplar del viento le traía el calor de su voz.

(Este relato pertenece a los "Relatos Jueveros"
y esta semana la convocatoria fue hecha por Mag desde su blog "La trastienda del Pecado".
Te invito a leer el resto de los participantes aquí!)
Hoy es un día especial,
aunque sé que ella dirá que es uno como cualquier otro,
y si algo he aprendido, es que tiene razón... jajajajajajaja!
Pero igual hoy es un día especial, sí,
como lo fue ayer y como espero lo sea mañana;
como lo son todos desde hace casi cinco años...
...entonces, como todos los días la saludaré:
Buongiorno Principessa...
pero hoy no puedo dejar de agregar
Feliz Cumpleaños Mag!!!

lunes, 5 de noviembre de 2018

El Club de los 5: Noviembre

Ésta es una serie estadounidense protagonizada por Michael C. Hall en el papel de Morgan Dexter. Éste es un forense de la policía de Miami, especializado en el análisis de la sangre. Y obviamente esto no es casualidad, porque él en realidad es un asesino serial. Pero tiene una moral y un código de conducta muy particular.
Personalmente, adoré esta serie, creo que en muchos casos era inevitable ponerse de su lado, aún si eso significaba matar a alguien. El final no digo que me sorprendió, porque lo esperaba... pero me dejó con ganas de más, y no niego que esperé algún tiempo la noticia que continuarían con una temporada más.
  • Libros: "El caballero de la armadura oxidada"
Durante años muchas personas me recomendaron este libro, y por una cosa u otra siempre quedaba en espera... pero finalmente lo leí.
¿Y qué decir? ...un libro que podría definir como un cuento. Eso es, un cuento adapto para cualquier edad; porque sin importar los años que tengas, ni en qué momento personal te encuentres, al leerlo sacarás una interpretación, una enseñanza diferente. Por eso resulta muy fácil 'verse' dentro la historia, ser este "[El] Caballero de la armadura oxidada". Y si bien podría este libro incluirse dentro el género de autoayuda, nada tiene que ver con fórmulas mágicas o consejos de qué o cómo hacer. En realidad, es una pequeña historia que ayuda a hacer un viaje dentro de nosotros mismos, y que habla de estas falsas armaduras que todos y cada uno de nosotros cargamos.
"(...) Recordó todas las cosas de su vida de las que había culpado a su madre, a su padre, a sus profesores, a su mujer, a sus hijos, a sus amigos y a todos los demás. A medida que caía en el vacío, fue despidiéndose de todos los juicios que había hecho contra ellos. Fue cayendo cada vez más rápidamente, vertiginosamente, mientras su mente descendía hacía su corazón. Luego, por primera vez en su vida, contempló su vida con claridad, sin juzgar y sin excusarse. En ese instante aceptó toda la responsabilidad por su vida, por la influencia que la gente tenía sobre ella y por los acontecimientos que le habían dado forma. A partir de ese momento, fuera de sí mismo, nunca más culparía a nada ni a nadie de todos los errores y desgracias. El reconocimiento de que él era la causa, no el efecto, le dió una nueva sensación de poder. Ya no tenía miedo.(...)"
(Fragmento de "El caballero de la armadura oxidada", de Robert Fisher)
  • Descubrimiento: las compras online
O debería llamarlas las tentaciones del infierno... jajajajajajajaja! Por suerte siempre he sido alguien lo suficientemente racional y medida de no hacer locuras; o como se suele decir: nunca des el paso más largo de tu pierna.
  • Trailer:
  • Citas:
  • "El verbo amar es difícil de conjugar:
    su pasado no es perfecto;
    su presente es sólo indicativo,
    y su futuro siempre es condicional."
    (Jean Cocteau)
    Hasta la próxima!

sábado, 3 de noviembre de 2018

#VDLN - 120

Ella es como un arcoiris...


...y yo sólo quisiera desearle:

Que cada mañana despierte con el entusiamo de una niña que tiene un mundo por descubrir.
Que cuando su día comience, la luz de sus ojos le hagan competencia al sol, y que los rayos de éste jamás se transformen en rutinarios.
Que siempre pueda rescatar algo de positivo, de cada situación, de cada experiencia, de cada ser que cruce su camino.
Que no olvide saborear cada instante, no importa si son dulces risas o saladas lágrimas, todo sirve, todo enseña.
Que encuentre siempre un momento durante ese día para elevar su mirada y agradecer por el misterioso y fantástico milagro de estar viva.
Que siempre pueda expresar todo el amor que siente; y que sus brazos siempre abracen y que sus labios siempre besen.
Que los atardeceres no dejen nunca de sorprenderla y maravillarla.
Que cuando llegue la noche, siempre se sienta satisfecha por el día vivido; de modo que su sueño sea tranquilo, sereno.
Que nunca olvide, ni por un instante, que cada segundo de vida es un regalo, por eso...


...baila, canta, disfruta, ama ...vive!
 
Esta entrada especial del #VDLN es para Ivel, mi niña de los blogs...
...para desearte un muy, muy Feliz Cumpleaños,
y que sean muchos más celebrando juntas!!


miércoles, 31 de octubre de 2018


El día que tanto habíamos temido había llegado. Uno a uno los seres de este planeta se habían comenzado a convertir en zombis. Nadie estaba a salvo verdaderamente. Continuaban con su vida de siempre, y nadie se hubiese dado cuenta de nada en realidad, si no fuera por los jirones de carne putrefacta que desprendían a cada paso.
Un pensamiento atravesó mi cabeza en ese instante: mi perro. Agradecí el hecho que había muerto un mes atrás. Si sólo en ese momento hubiese imaginado algo así, tal vez no habría llorado tanto.
Decidí que iría hasta la casa de mi madre. Eran ella y Samanta las únicas personas que me quedaban, pero sabía no podría salvarlas ambas. Mi madre vivía sola. Desde que mi padre nos había abandonado cuando yo era solamente un niño, fue ella a hacerse cargo de todo. ¿Cómo haría yo ahora a decirle que debía escapar, y que sólo podría llevarme a Sam conmigo?
Su auto estaba estacionado en el garage, pero ella no me contestó cuando llamé a la puerta. Fui hacia el ingreso posterior, pasando por el jardín; no notaba ningún movimiento. La puerta chilló como de costumbre al abrirla y ni siquiera allí oí la voz de mi madre pregustando quién era. Subí de dos en dos los escalones hasta su dormitorio. Allí estaba ella, durmiendo, abrazada a  mi manta de pequeño. Tuve miedo, pero necesitaba acercarme. La toqué apenas, y un frasco de tranquilizantes vacío cayó de su mano.
Las lágrimas comenzaron a rodar por mi rostro. No encontré nada escrito que me explicara, aunque si no hacía falta. Sabía porqué lo había hecho. No era muy diferente de lo que venía haciendo todos estos años. Me cuidaba. Me protegía. Me salvaba... una vez más.
Tomé las llaves del auto y me dirigí a casa. Mientras conducía, llamé a Sam al celular.

Joe... ¿de dónde me llamas? –preguntó y su voz sonaba ansiosa. Estoy en casa y está todo revuelto, y...
Sam... frena... –la interrumpí. No tenemos mucho tiempo... junta algo de vestir, algunos objetos personales, alimentos y todo el dinero que haya en casa... nos vamos.
Pero... –sabía que estaba por quebrarse. ¿Dónde? ¿Por qué?
No hay tiempo para explicaciones Sam... –dije mientras mi pie pisaba aún más fuerte el acelerador. Paso por el banco y a buscarte apenas puedo...
Joe... –me nombró comenzando a llorar.
Sam... ¿confías en mí? –pregunté creyendo saber la respuesta, esperando sea esa. Sam...
Sí... –me respondió sin dudas. Te estaré esperando...

En el banco vacié las cuentas, y en menos de media hora estaba en casa cargando todo en el auto. Nos marchamos sin saber muy bien dónde; lejos, muy lejos. Sam no hizo preguntas; mientras conducía, acarició mi brazo, luego tomó mi mano y la llevó a su vientre. Esa era mi última esperanza.
(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 24El aclamado apocalipsis zombi ha llegado.
¿A quién salvarás: tu madre, tu pareja o tu mascota?
Sólo puede quedar vivo uno.)