jueves, 12 de marzo de 2015

Hay momentos en el día en los que mi mente viaja...,
imagina tus manos recorriendo mis piernas...,
y luego tu boca siguiendo el camino marcado por ellas.

Me invade el deseo, haciéndome sonrojar al instante...,
y debo esconderme..., de mí..., de ti..., del mundo...

Espero la noche..., silenciosa cómplice.
Y entre sueño y sueño, te siento...,
mi piel se eriza con tu roce, que es el mío.

Me dejo dominar del fuego que enciendes...,
me abrasa..., me quema..., me inunda...






4 comentarios:

  1. Que no te ruborice ese sano deseo, no te escondas, mi dulce Alma, que cuando hay una tormenta los pajarillos se esconden pero las águilas vuelan más alto. Y tú mereces ser águila.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pitt me dejaste sin palabras; sinceramente ...y te agradezco, de corazón, tan hermoso cumplido.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hay fuego que queman... y fuegos que dan calor a la distancia justa.
    No te frenes. No descanses en ese sentimiento. No le pongas vendas ni velos... Deja que te cubra, que te "idiotice"... No serás menos... Serás más... Más de lo que ya eres.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me conoces, sabes cómo soy... pero creo que seguiré tus consejos, como siempre.
      Besotes y más hermosa!

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...