miércoles, 1 de abril de 2015

No me inventes cualidades ni virtudes,
que no soy diferente a las miles que mueren ni a las que nacen a diario.
No me cargues con la responsabilidad de una mirada encantadora,
no me incluyas en tus sueños de mujer perfecta.
No puedo, no quiero serlo.
Mis caderas no tienen el ritmo de tus deseos,
ni mis labios saben a tiempo.
No tengo la dulzura con la que se condena a las damas,
ni un perfume inolvidable en mis cabellos.
No puedo, no quiero tenerlo.
Que te sea indiferente si mi voz canta o grazna,
no soy canto, soy palabra.
Realidad, defecto y caos,
así puedes nombrarme,
no permito que me pretendas celestial.
No puedo, no quiero serlo."
(R.Ke)









8 comentarios:

  1. Somos lo que somos y esconderlo no conduce a sitio alguno, qué duda cabe, aunque mostrarnos tal cual conlleve tantos y tan profundos arañazos...

    Un abrazo grande, Alma Linda...espero que la vida te regale tanta paz como procuras a los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés razón, nada más inútil que esconder o simular ser lo que no se es, aunque uno quede con cicatrices.

      Gracias por tu huella en mi playa Ánima, me alegra tu vuelta, un abrazo, cuidate mucho.

      Eliminar
  2. Afortunadamente, unas veces, y desafortunadamente, otras, no podemos elegir la forma en que los otros nos perciben. Así, siendo los mismos, para unos daremos en ángel y para el resto el mismísimo diablo… Más complicado es cuando no queremos aceptar cómo nos ven al ser vistos como no queremos… ser.

    Mi beso en su alma, Lady Baires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me produce una sonrisa su visita Sir Brummel. Y, como ya es habitual, coincido con su parecer... sólo que yo no dejo de ser quien soy por lo que puedan o no percibir de mí... a los que me creen un ángel, digo que no es tan así... y a los que me creen el mismísimo demonio, pues tendrán sus motivos... a mí lo que me interesa es qué ven, piensan y sienten, las personas que quiero y aprecio, para bien y para mal... por el resto, pues libres de tener sus opiniones.

      Mi reverencia Sir Brummel.

      Eliminar
  3. A veces transmitimos lo que somos... Un percepción equivocada de nosostr@s, en ocasiones; en otras, es la que nosotr@s no reconocemos y en realidad, sí somos. Difícil dicotomia. A lo mejor, lo más sencillo es ser como queremos ser, independientemente de cómo nos quieran ver...
    Un besazo... Tú eres Alma... Y el alma no cambia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo a vos ¿qué te voy a contar? ...si vos me ves como nadie, y me querés así ...y yo soy Alma, y (el) alma no cambia.
      Un besote hermosa.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Quien firmó estas palabras. El texto no es mío y siempre pongo la fuente, o en todo caso, "anónimo".

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...