lunes, 20 de abril de 2015

Un año más.

No muchos pero sí creo que es mucho lo vivido.

Sé lo que es ganar pero, sobre todo, sé lo que es perder. Sé lo que es caer, una y otra vez, hasta pensar que lo más fácil sería quedar a tierra. Sé lo que es que la ilusión de meses se pierda o se rompa en un instante. Sé lo que es, que la peor espada de Damocles pese sobre la cabeza de una de las personas a la que amas profundamente. Sé lo que es partir dejando todo, y todos, atrás, y volver a empezar. Sé lo que es el valor de la aventura y también el riesgo de la rutina.

Pero, sé que no soy de las que se quedan a tierra. Soy de las que siempre se levantan una vez más y lo vuelven a intentar. Sé juntar los pedacitos de las ilusiones rotas y crear nuevas. Sé hacerle frente a cualquier espada, prejuicio o mala probabilidad. Sé que la nostalgia no es por una persona sino por un sentir, por un momento en el cual fui feliz, en el que me sentí plena.

Sé quién soy y qué tengo..., y si mi cabeza está en las nubes, es porque elijo tomarme la vida con la ligereza de lo esfímero, porque sé que es corta, demasiado corta, para complicarla, para no vivirla...








13 comentarios:

  1. Saber quien soy... Yo me veo difusa en el espejo y a veces me saco el dedo y la lengua y me gruño a mi misma al mirarme... Me ha gustado esta entrada, la siento como grito de guerra... ojalá algún día yo pueda gritar algo así... si lo consigo vendré a gritarlo en esta entrada... mientras seguiré, con los baches, las mareas y las piedras gordas a mis pies...
    Muchos besinos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo pendiente pasar por su nueva casa, Lady Perla Gris. Le pido disculpas…

      y le doy mi beso ;)

      Eliminar
    2. Piccola... ¿crees que yo no me paro frente al espejo sacándome la lengua? ...y hasta me digo alguna que otra "palabrota"!!!
      Y vos lo lograrás, estoy segura... lograrás todo lo que te propongas. Porque el caer no significa no hacerlo... el quedarse a tierra sería no lograrlo.
      Y yo estaré ahí cuando tu hagas tu grito de guerra, y gritaré con vos.

      Un super abrazo piccola mia y muchísimos besos!

      Eliminar
  2. Sé que la nostalgia no es por una persona sino por un sentir, por un momento en el cual fui feliz, en el que me sentí plena

    ¿Me permite que vierta mis pensamientos al hilo de su afirmación, Lady Baires?

    A menudo confundimos momentos y personas, perdiéndonos en luchas intestinas con nosotros mismos por mantener en nuestra vida a quien fue partenaire de instantes anclados para siempre en nuestro recuerdo. Creemos que esa persona se lleva consigo esos trocitos de sentimiento y nos equivocamos. Hay quien llega a nuestra vida para compartir pequeñas perlas, fruto de unas condiciones (¿circunstancias? voy a sonreír…) que generamos gracias a vaya ud a saber qué enigmáticas conjunciones. El caso es que le asignamos una titularidad que no le pertenece, más aun en el caso, frecuente, de que esa persona acabe por renegar de facto, con la negación implícita que suponen silencios y olvidos, de la magia de aquellos momentos. Eso, este fatal enfoque, es, a mi entender, lo que nos provoca la inevitable melancolía y, por ende, ese dolor sordo que nos apoca como personas.

    Pero la cosa cambia cuando somos capaces de disociar la persona y el momento, cortando ese mal vínculo y sabiendo que puede mantenerse el brillo de los hechos librándonos de la toxicidad de quien los compartió para después renegar tiñéndolos de sombras y ponzoñas. Esos instantes son genuinamente nuestros y para volver a disfrutarlos no necesitamos ya a nadie más. Es nuestro triunfo. Ya no hay melancolía. No necesitamos más, se lo aseguro ;)

    A lo largo de mi vida he podido desengancharme de todo aquello que me estaba haciendo mal: sustancias psicotrópicas, tabaco y, sobre todo, algunas personas con las que, a pesar de todo, compartí momentos inolvidables. Hoy puedo recordarlos sin ira, sin pena, sabiendo que no me importa si ellos los quieren o no, sabiendo que nunca podrán mancharlos por más que lo pretendan o lo hayan pretendido.

    Espero que me perdone esta pequeña invasión… ud estaba celebrando…

    Pues permítame que me una a su celebración y que le diga que tiene un lugar precioso, así, tan lleno de sus sentimientos. ¿Chin-chin? ;)

    Mi beso, Lady.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss mi estimado Sir Brummell... admito que he leido varias veces sus palabras, no porque no las entendiera sino por el encanto que producen siempre en mí sus reflexiones; por lo cual no considero lo suyo una invasión y, menos que menos, tengo algo que perdonarle.

      Coincido con todas y cada una de sus letras. Y en estos recién estrenados 39 años, si algo he aprendido es a hacer de menos de las personas que me cargan de energía negativa, que me hacen "mal". Y, luego de un primer tiempo inicial de tristeza (y por qué negarlo, frustración por lo que no fue ni podrá ser), logro separar al individuo de los maravillosos momentos compartidos; no sólo recordando estos últimos con una sonrisa en los labios, sino que deseándole lo mejor a quien así los hizo.

      Debo decir que me ha hecho un enorme placer saber que usted ha estado junto a mí en un día tan especial; y que esta, "mi playa", le agrada tanto... es siempre bienvenido y, sobre todo, esperado.

      Mi reverencia Sir.

      Eliminar
  3. Los pájaros están para volar y en la cabeza, si acaso, musarañas de colores...
    La vida son pasitos, cortos... largos, algún que otro traspié... pero cuando uno tropieza, caben dos opciones: Caer y volver a levantarse, sacudiendo el polvo del vestido; o bien, adelantar dos pasos sin caer...
    Así que a seguir caminando, a seguir pisando fuerte... y a otra cosa, mariposa...
    Besazos enormes.

    Por cierto, después de las palabras del sr. Brummel casi que no he sabido qué decir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa... aunque no digas, dices. Y vos me conocés, y sabés que puedo tropezar, y hasta caer... pero como vos, me levantaré, sacudiré el polvo de mis jeans, sonreiré ...y seguiré mi camino ...esperando ...creyendo ...amando ...viviendo.

      Besotes ...y el resto lo sabes.

      Ahhh... y sí, Sir Brummell me ha dejado también a mí casi sin palabras.

      Eliminar
  4. Eres tú... y sabes bien quién eres.. y éso es mucho más de lo que la mayoría podemos decir...
    Un año más, cuándo sabes por dónde caminas... por dónde te mueves... y cuál es el modo en que quieres vivir la vida... es una oportunidad nueva... de tomarte la vida con ligereza... de volver a levantarte... de seguir con ésa fuerza y ésa sonrisa que te caracteriza día a día.... y de seguir siendo más tú que nunca...
    Un beso enorme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peque... el saber quién soy me ha llevado tiempo y muchas caídas entenderlo, pero no me lamento... dicen que todo enseña, y yo lo creo firmemente.

      Besotes siempre x mil para vos, y gracias por estar en mi día a día.

      Eliminar
  5. Me vas a disculpar pero no conocia este lugar. Lo siento.

    Eres una persona valiente y en muchos sentidos te reconozco en mi. Podemos lograrlo todo aunque a veces parece imposible.

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatu!!!!! ...nada tengo que disculparte; y más allá de las fechas que veas en los primeros post (cosa que he hecho para no "perder" ciertos escritos) este sitio, "mi playa", es relativamente nuevo.

      Gracias por lo de "valiente", y como te he dicho varias veces, me reconozco en tus letras muchas veces, y a medida que te "conozco" podría reconocerte en las mías... por lo cual, el coraje de lograr aquello que al inicio parece imposible, nos pertenece a ambas.

      Besotes!

      Eliminar
  6. La vida es tan diversa, la gente tan cambiante y el mundo tan inquieto, que dificilmente podríamos llegar a conocer a alguien que haya estado siempre en la gloria... o siempre en el infierno.

    Para bien o para mal, nos toca pasar todo tipo de experiencias en la vida, porque de eso se compone la misma, de experiencias que van formando personalidades y caracteres distintos, que, a su vez, pueden cambiar vidas y hasta darle un vuelco al mundo.

    Y de todos esos momentos "cambia vidas" no cualquiera sale adelante, muchos se han quedado en los tropiezos y no salieron más, y a los que si salen, a esos se les agradece, pues demuestran que aún en los peores momentos, puede nacer algo memorable.

    A esos que si salen se les dice: ¡Feliz cumpleaños!
    Y se les da un fuerte y sincero abrazote ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo siempre, todo enseña, hasta el último momento uno está aprendiendo. De eso se trata la vida misma; no importa cuántas veces caigas sino cuántas sos capaz de levantarte.

      Y esos abrazos, que se sienten tanto y que dicen aún más que muchas palabras, se los agradece tanto tanto... sobre todo si son de un amigo sincero como vos!

      Un besote.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...