domingo, 10 de mayo de 2015

Fui allí... al mar...
Donde encuentro mi paz... mi fuerza...
Recogí mis alas... junto a mis sentires...
Y volví... lo dejé una vez más...
Y perdí el equilibrio...
Me quedé en silencio...
Me rodeé de ruidos... para callar... para ahogar...
Una vez más...
Y tal vez lastimé... lastimo...
No supe explicar(me)te... no lo sé...
Que quiero... y no...
Que estoy... aunque a veces no (me) sienta...

Pero te quiero... porque me quiero...
Nos quiero... y eso...

...eso es lo único que tengo claro.





12 comentarios:

  1. Así es, Almita...
    Somos, vamos, venimos, dires y diretes... Y al final, la falta del tú a tú, del cara a cara, o lo que sea, por no mirarnos a los ojos, las cosas se magnifican, se extralimitan y de un grano de arena se hace una montaña.
    Pero al final, lo que queda, o lo que debería quedar, es el alma y el corazón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a veces ni aún mirándose a los ojos un@ llega a comprender al otro... tal vez porque no es fácil comprenderse un@ mism@...
      Pero lo que (me) queda, siempre, es el (mi) Alma y corazón.

      Besotes hermosa.

      Eliminar
  2. Lo tienes bien claro, le quieres, y te quieres a ti misma, y eso es porque tu corazón tiene profundo, porque tu corazón palpita, porque es grande en sentimientos, y vuela muy lejos, con las alas extendidas, y aunque a veces, pierdas el equilibrio, te acalles, te sientas apagada, vacía y sin luz, es porque haya días que así se sienten, pareciera que la niebla nos invade, pero después luego sale el sol, porque la niebla se despeja, y el equilibrio vuelve a su ser en la balanza.

    Me encanta leerte, volar entre tus letras, venir a disfrutar de tus entradas, es un placer para mí.

    Un beso enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssss Maria y tú no sabes que enorme placer es para mi tu huella aquí... las caricias de tus letras... el mimo de tu presencia toda.

      Gracias... siempre gracias... desde el Alma, siempre.

      Eliminar
  3. Hola Alma, buen día.
    Magnifica reflexión poetica.
    Es muy intensa y estalla de sentimientos y sensaciones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo... gracias... es que a veces (me) es imposible contener lo que siento, y hago justamente eso, estallo...

      Un beso.

      Eliminar
  4. Ay Alma... A veces la falta de poder mirarse a los ojos fijamente y escuchar el ruido que hace nuestra alma es lo que provoca discusiones, enfados o simplemente nos hace sentir perdidos... Que seria sueno por Dios... bueno, el mar a mi personalmente siempre me trae de vuelta, su olor me equilibra el pensamiento, el latido del corazón y el ruido del alma... su sonido me calma, me hace evadirme de todo...
    A veces nos perdemos en algo tan sencillo por darle mil vueltas y no saber explicar bien a la primera... en fin, que divago...
    Muchos besinos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No divagas piccola... es todo eso que has dicho... es que a veces lo que un@ siente no es del todo claro ni para nosotras mismas, y el explicarlo es aún más difícil...
      A mí el mar produce el mismo efecto, el único pecado es no tenerlo lo suficientemente cerca.

      Besotes y te me cuidas, ok? ...mira que te observo! ...smu@cksss!

      Eliminar
  5. Siempre perduran los sentimientos, ajenos al tiempo y casi a nosotros para recordarnos sensaciones vividas y por vivir.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Lunna, los sentimientos perduran, sobre todo los buenos; porque aún cuando ya no es, el recuerdo de lo que fue, dibuja una sonrisa en la cara y abriga el Alma.

      Besos ...y me encanta tu huella en mi playa.

      Eliminar
  6. Me gusta visitar tu hermosa casa, esa agua cristalina de fondo, y tus bellas letras me transportan....
    Mi niña preciosa, sobre mis letras puedes llevártelas a tu cuaderno "especial", todas tuyas son, amiga mía querida...

    Alma especial...
    Te dejo un fuerte beso, y un abrazote que lo sientas hasta allá....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ivel... (mi) niña especial... esta playa ya es tu casa por derecho, y sabes que puedes venir cuando quieras... lo que dices de mis letras es más que un halago, porque si hay alguien que sabe transportar con ellas, eres tú.

      Me arropo en tu abrazo y te doy infinitos besos ...de mi Alma a la tuya tan hermosa.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...