viernes, 13 de octubre de 2017

#VDLN - 65

Miró hacia el escenario, vió que el local estaba lleno. Sería una gran noche, lo presentía. No pensaría a nada más que a la magia de ese momento.

Sonaron los primeros acordes y su voz comenzó a vibrar. Sus graves latían en todos los rincones y encontraron eco en esos ojos oscuros que lo fijaban desde la primera fila. Sin darse cuenta, se había transformado en alguna clase de metal, porque ella lo atría como un imán. No había quedado nadie, sólo ella y él. No sabía cuánto había pasado; ni siquiera cuándo precisamente había terminado de cantar. Sólo que lo había hecho y que ella lo esperaba junto a la barra. No era la común adolescente fanática, encantada por el vocalista de turno, esperando por un autógrafo sobre el billete de entrada. O sí, pero no importaba, era mucho tiempo que él no se sentía así. Demasiado. Tanto que ni siquiera lo recordaba.

Ella lo había colocado nuevamente al centro; en un instante lo hizo sentir más vivo que nunca en los últimos meses. Fue eso y no el alcohol que embriagó sus sentidos. Y cuando finalmente su mano rozó la piel del rostro de ella, sintió el latigazo del fuego que parecía iluminar sus cabellos. No pudo, no quiso resistirse a besarla. Su boca mordió los labios de ella, saboreando cada ángulo de esa que parecía la entrada al paraíso. O sin saberlo, al mismo infierno. Y sin ningún tipo de cálculo, sus pasos los llevaron al auto de él, donde el ritmo lo marcaba el pulsar de ese deseo ya sin freno. Las manos de él se perdían en sus caderas, mientras ella subía y bajaba por su dura virilidad. Acabaron con los primeros rayos de sol entrando a través de los vidrios empañados. La noche había terminado, como esa fantasía.

La acompañó hasta su casa, y se sintió él mismo de nuevo un adolescente, aunque si ya había pasado media vida de eso. Conducía de regreso a aquello que siempre había considerado su refugio, de memoria, sin lograr poner en orden una sola idea. Sintiendo de golpe un vacío en medio al pecho. Sordo al ruido que la realidad comenzaba a martillar en su cabeza.

Giró la llave en la cerradura y lo invadió ese inconfundible perfume llamado hogar. Apagó la pequeña lámpara de la cocina, inspirando lentamente al ver un plato con comida. Hubiese debido volver antes, pensó. Finalmente entró en la habitación, se desvistió despacio, envuelto en la oscuridad. Se deslizó bajo las sábanas y el calor lo abrazó.

Llegaste... –cada letra pronunciada por su voz se le clavaba dentro. ¿Cómo estuvo la noche, mi amor?


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 31Escribe una historia que incluya las palabras:
'billete', 'magia' y 'sordo'.)



Esta vez, al ser viernes, mi relato viene con BSO, que es la canción elegida para el #VDLN

"♫... El sexo hace partir
el amor hace volver a ti
y desde la piel al corazón
que ahora estoy delante de ti.
Sé que me perdonarás
me debes perdonar
sé que tú lo harás
y desde la piel al corazón
que debo regresar
sin más palabras
sin hacerte mal
y desde la piel al corazón
y tú lo comprenderás
sólo con una mirada
tú lo descubrirás.
No busco comprensión
y lágrimas que tu no tienes
ha sido una emoción
que me ha robado el alma.
Dulce amor mío
y no me ha hecho vivir
se abre tu puerta
y ahora eres delante a mí
y desde la piel al corazón
que debo regresar
sin más palabras
sin hacerte mal
y desde la piel al corazón
y tú lo comprenderás
sólo con una mirada
tú lo descubrirás
me perdonarás
me perdonarás
me debes perdonar
sabes, me perdonarás
y desde la piel al corazón
que debo regresar
sin más dolor
sin hacerte mal
y desde la piel al corazón
y tú lo comprenderás
sólo con una mirada
tú lo descubrirás
me perdonarás
me perdonarás
me debes perdonar
sabes, me perdonarás.
Me perdonarás ...♫"

24 comentarios:

  1. Tanto la historia como la canción es un viaje al interior de la mente, a los recuerdos que parecen querer empañarse... y sin embargo ahí están... flagelando cada nervio.
    Me encanta cómo relatas, mi querida Alma.

    Mil besitos para tu finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces recordar es difícil, pero hacerlo nos ayuda... vemos las cicatrices y sabemos que lo hemos superado...
      A mí me encanta que vos estés acá, de verdad, me hace muy feliz contar contigo en mi día a día.

      Besotes infinitos, preciosa.

      Eliminar
  2. Hola Alma, esa última frase demoledora con la que te das cuenta del engaño de él y entonces sí que recuerda que debería haber llegado antes. Una historia que me ha hecho pensar en los debería y en lo que apetece y en las contradicciones y mentiras en las que se vive.
    Bonita canción, gracias por la traducción.
    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los "debería" son demoledores, yo la mayor parte de las veces elijo no pensar en ellos, porque un@ decide y luego sólo queda hacerse responsable de las elecciones hechas, lo mejor que se pueda, lo mejor que se logre...

      Besos Conxita.

      Eliminar
  3. Ay Alma, qué te voy a decir, me tuviste enganchada de principio a fin. El giro que cierra el cuento es tremendo. A veces el corazón no puede sustraerse, y la razón pesa, la culpa, el deseo ... en fin.
    Precioso,como todo lo tuyo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no puede sustraerse, es verdad, pero creo que el ser humano ha sido muy limitado por muchos, muchísimos años, con cosas que en realidad no son... no hay que racionalizar tanto, hay que sentir, y hacerse cargo.

      Besotes enormes Ale!!!

      Eliminar
  4. Y al final el sentimiento pesa, casi taladra en ese grito que te hace rebobinar, aun cuando sabes, que ya no hay marcha atrás…

    Bello y sentido relato, mi preciosa amiga… Te lleva en vilo, y te hace vibrar…

    Un placer de post…

    Bsoss y cariños enormes, y muy feliz finde 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un@ elige, siempre... y no hay marcha atrás, lo único que nos queda es hacernos responsables de nuestros pasos y seguir adelante, probando a ser mejores...

      El placer es mío, de contar con tu amistad y encontrar tus huellas aquí.

      Besotes inmensos, preciosa!!

      Eliminar
  5. Estas coincidencias nos regalan un relato, el de hoy sentimientos encontrados y la canción parece elegida adrede para coincidir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribí el relato, enseguida comenzó a sonar la canción en mis oídos... y quedé satisfecha con el resultado.

      Un besote, Ester.

      Eliminar
  6. Me pareció algo auténtico la atracción entre el ídolo y su admiradora. Casi que era lo que tenía suceder. Aunque esté casado. Sospecho que su esposa no se lo reprocharía.
    Es lo que me sugiere tu relato, tan bien escrito. Con esa banda de sonido tan bien elegida. Es cinematográfico.
    Y es efectivo ese giro argumental.

    Besos, paisana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si la esposa no se lo reprocharía, creo que son situaciones difíciles y que cada uno, cada pareja resuelve como mejor puede, como mejor le sale...

      Besotes, paisano.

      Eliminar
  7. Temía un final solitario en tu relato, me refiero al protagonista, pero no, encontró la misma sensación que al comienzo cuando llego a casa. Tan buena sensación como deja la canción que compartes.

    Besos dulcemente grandes y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es difícil volver, pero si se hace tal vez es porque valga la pena...

      Besos grandes como el mar, Dulce.

      Eliminar
  8. Bello sentir lleno de emocion tanto como esa cancion que nos dejas

    Besos dulces de corazon preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo realmente bello es encontrarte aquí cada vez, de verdad.

      Besotes preciosa Cora♥

      Eliminar
  9. Bueno, bueno, bueno! Cómo está subiendo de nivel los #VDLN. Voy a tener que ir pensando en algo para mi modesto blog musical.

    Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jerby por creerlo así, me halagan tus palabras.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Fantástico, ¡vaya historia más bien contada! Con un final que cada uno puede cerrar. Para luego leer la letra de la canción, quizás busque eso, perdón.
    Feliz #VDLN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en esas situaciones el primero en deber perdonarse a sí mismo es el protagonista.

      Besos!

      Eliminar
  11. Hola, Alba:
    Felicidades por tu relato, bien planteado y mejor resuelto.
    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nino... gracias a vos por estar siempre apoyándome en mis relatos, cuenta mucho para mí y lo sabes.

      Un besote.

      Eliminar
  12. Maravilloso aporte al #VDLN. Muchísimas gracias.
    Feliz #VDLN y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, por creerlo así y dejarme tu huella.

      Un beso.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...