domingo, 18 de febrero de 2018

Sucedió que un día, un águila se puso a bailar delante de una extraña ave que había encontrado en el árbol de un amigo. Al inicio, pensó que ésta se molestaría, las demás siempre se irritaban cuando él bailaba. Sin embargo, ella no lo hizo.

Ella era diferente a todas las otras que siempre había encontrado. Las demás hasta se enfadaban apenas él comenzaba a mover sus plumas y le pedían de no hacerlo. Pero él reía y continuaba con su baile. Ella lo miraba entre sorprendida y divertida.

Las demás aves comenzaron a pedirle al águila, por favor de detenerse, de no hacer esa ridícula danza. Pero ésta no escuchaba nada, sólo tenía ojos para ella y sus plumas de colores brillantes. Las plumas de ella resultaban aún más coloridas en su presencia; podría decirse que parecía prenderse fuego.

Y ella, que era de una especie tan única como rara, que no creía enamorarse, cayó rendida ante la excéntrica águila.

(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 3Piensa en tu libro favorito e imagina un fanfic, pero con animales.
Libro favorito: "Historias de Cronopios y Famas" de Julio Cortázar.)

18 comentarios:

  1. Me encanta la fantasía que has creado, mi preciosa Alma... y la imagen realza cada párrafo. Te felicito.

    Mil besitos para tu domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo admitir que me ha costado... también porque considero que no es un libro "fácil" para este tipo de reto; pero no deseaba 'inventarme' un libro favorito para mi propia comodidad... así que bueno, éste fue el resultado.

      Gracias Auro... por estar aquí, siempre... besotes infinitos.

      Eliminar
  2. Un cuento que te hace volar la imaginación y desarrollar la fantasía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, si eso he logrado contigo Tracy, es un muy buen resultado... :)

      Besotes!

      Eliminar
  3. oh me encanta... esa diferencia que enamora... esa fuerza del águila que no teme hacer el ridículo y se entrega a la luz de la extraña ave de plumaje maravilloso.
    Hermosa fábula! Tiene muchos mensajes,si se sabe leer entre líneas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y vos sabés leer(me) entre líneas... seguro.

      Besotes enormes!!!

      Eliminar
  4. Bien podría ser una de esas fantásticas leyendas… Precioso, mi querida Alma… Y la imagen, hipnotizadora! 😍

    Bsoss enormes con cariño, y muy feliz noche! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría... ¿por qué no? ...y la imagen fue amor a primera vista.

      Besotes gigantes, preciosa Gin...♥

      Eliminar
  5. Podría ser ridícula la danza, pero era un cortejo muy efectivo, es la gracia que tienen algunos.

    Besos dulces y dulce semana Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez lo que para otros es ridículo o excéntrico, para otr@s es simplemente único.

      Besos grandes como el mar, Dulce.

      Eliminar
  6. Hipnótica el ave rapaz.

    Que tengas un buen comienzo de semana.

    Besó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue... hipnótica.

      Gracias por pasarte... buena semana para vos también... besos.

      Eliminar
  7. Bella fantasía y buena paradoja... No hay que dejar de ser uno mismo por ridículo que parezca.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso jamás... siempre auténticos.

      Besissssssssss!

      Eliminar
  8. Buenas tardes, Alma:
    Un gran relato: ágil en su composición y grácil en su despliegue, tal y cómo le resultaba el baile a la extraña ave.
    Todo un placer para este cronopio el poder deleitase ante tu fama.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nino... me has hecho sonreír.
      El placer de tus huellas es siempre mío, querido cronopio.

      Besotes!

      Eliminar
  9. Que buena historia.
    Estuvo bien en no rendirse, no dejarse convencer por los dem´´as.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Demi... Sí, ha hecho muy, muy bien en no dejarse convencer, y seguir su camino y en lo que quería.

      Besotes paisano.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...