jueves, 19 de abril de 2018

Mara Laira se despertó con el susurro de unas voces.

Aello... creo sea una de esas ninfas de los bosques... ¿cómo se llaman? –preguntó esa extraña joven con cuerpo de pájaro.
Una hamadríade, Ocipete... –contestó la primera arpía, levantando las cejas en gesto de desaprobación. Una hamadríade... ¿puede ser que siempre olvides todo?

Mara continuaba a escucharlas sin abrir los ojos. No sabía cómo ni porqué pero estaba segura que se encontraba en alguna parte de la zona Iconoclasta. Lo último que registraba su memoria era estar detrás de los pasos del Viajero Interdimensional.

Vamos... despierta... –comenzaron a decir ambas arpías casi al unísono. ¡Despierta ya!
¿Qué es lo que hacen ustedes aquí? –pronunció una voz grave y masculina, e hizo que Mara abriera rápidamente los ojos, sentándose en el colchón de hojas donde se encontraba.
Poderoso Quirón... –respondió Aello mientras Ocipete se metía detrás de ella. Hemos encontrado durmiendo a esta ninfa y hemos sentido curiosidad.
Saben bien que no deberían estar por aquí... –sentenció serio el centauro.
Quirón... siempre tan severo... –dijo Aello mientras bajaba la mirada y le hacía dulces gestos.
Déjanos al menos saber quién es la ninfa... –agregó Ocipete que no pudo ocultar su curiosidad.

En ese momento, Mara Laira decidió ponerse en pie, dándose cuenta que sólo iba vestida con una túnica, tan trasparente que dejaba muy poco a la imaginación. Pero ella era quien era, por lo que no se sonrojó, al contrario, alzó la cabeza mirando al centauro directamente a los ojos. Lo desafiaba, y ella lo sabía.

¿Podría saber tu nombre, bella ninfa? –preguntó Quirón sosteniéndole la mirada, mientras las arpías inquietas esperaban también escuchar la respuesta.
Me llamo Mara Laira... –respondió ella. Y no soy una ninfa del bosque o nada que se le parezca.
Entonces, ¿qué eres? –preguntó Aello.
Y, cosa más importante, ¿qué haces aquí? –agregó Ocipite en tono un tanto irónico.

El centauro se colocó por delante de Mara con el paso sereno, pero dirigendo una mirada furiosa a las arpías.

Señoras... –comenzó a decir Quirón tratando de parecer tranquilo. Creo que ha llegado el momento que ustedes dos desaparezcan o...
Ohhh Quirón, por favor... –dijieron ambas arpías, casi gritando.
Estoy perdiendo la paciencia... –repitió Quirón. Ustedes saben que no son bienvenidas en esta zona del bosque.

Mara Laira escuchaba como el centauro y las arpías discutían animatamente, y comenzó a sentirse mal. Se sentía mareada y parecía que la tierra se moviera bajo sus pies. Se apoyó al enorme ciprés que tenía detrás; y Quirón lo notó.

Ninfa Mara, es mejor si te recuestas... –dijo Quirón mientras la ayudaba, y las arpías continuaban a estar alrededor de ella, esperando cual aves de rapiña que eran.
No sé qué me está sucediendo... –respondió Mara Laira.
Pues yo sí sé lo que te está sucediendo... –comenzó a explicar Quirón. Están cayendo las hojas y con éstas tú, una hamadríade, desaparecerás; terminará tu ciclo de vida y volverás a renacer con la próxima primavera...
Pero ya he dicho que yo no soy ninguna... –Mara Laira no terminó la frase, cayó en un profundo sueño.

(...)

Mara... Mara Laira... –continuaba a repetir, llamándola, el Viajero Interdimensional.
Creo ha sido un error lo de las clases de equitación para su regalo de cumpleaños... –afirmó Duality mirando a Atalanta, quien la había llevado vendada hasta el establo.
¿Cómo podía imaginar que se desmayara a ver un poderoso puro sangre?! –trataba de defenderse la misma Atalanta.

Comenzaban a preocuparse.

Quirón ¿puedes decirles a las arpías que dejen de gritar? –preguntó Mara Laira, mirando hacia el Viajero. Es mi cumpleaños y lo único que obtengo es un tremendo dolor de cabeza...

Mara Laira había despertado, y sonreía mientras el Viajero Interdimensional la ayudaba a levantarse. Todos iniciaron a reír. Decidieron dejar la equitación para otra oportunidad e ir a festejar el cumpleaños de alguna forma más tranquila.

¿Cómo es que nos llamó Mara Laira? –preguntó Duality a Atalanta mientras dejaban el establo, entre perpleja y divertida.

Con este relato vuelvo a participar a los Relatos Jueveros;
y lo hago por una ocasión muy especial... el cumpleaños de Mara Laira.
Personaje de un amigo especial de esta playa, el Demiurgo... para vos!!!
(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 15Escribe un relato en que tres personajes mitológicos
-no importa la cultura- son los protagonistas.)

32 comentarios:

  1. Nunca ningún personaje ha recibido tantas y ta literarias felicitaciones. Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser... Creo que se ha hecho querer, casi cuanto el autor.

      Besotes Ester!

      Eliminar
  2. Ahh muy entretenido!! Una buena manera de festejar un cumple!

    ResponderEliminar
  3. Creo que se debió al viaje interdimensional, que le produjo ese sueño. O incluso la emoción, algo a lo que Mara tal vez no esté acostumbrada.
    Una clase de equitación, no lo habría imaginado como regalo.

    Mara confundida con una hamadriade. Tiene mucho sentido porque tuvo mucho que ver con el origen de La Amante del Bosque.

    Me gustó esta fusión de convocatorias, muy bien cumplidas.
    Me gustó mucho.
    Besos, paisana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí sinceramente, lo que más me importa es que te haya gustado, y haber estado presente (al menos un poquito...) en esta ocasión tan especial para vos, Demi.

      Besotes, paisano.

      Eliminar
  4. Un relato donde veo a Mara como una duendecilla virtual ..es cierto que ella le gustan los bosques tal vez su sueño fuera convertirse en un hada poderosa donde cuidar de su especie ..desde luego imaginación no te ha faltado así pues me gusto leer otra versión muy bien.
    Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un personaje que nos deja imaginar muchísimo... todos los personajes de Demiurgo lo hacen...

      Besotes Campi!

      Eliminar
  5. Para mi una vision distinta de Mara.
    Beso diferente.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito, Alma!! me ha gustado mucho tu participación y desde aquí mis felicitaciones para Lara Maira. Es todo un personaje de mujer.

    Mil besitos para tu día, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auro... me alegra te haya gustado.

      Besotes infinitos, preciosa!

      Eliminar
  7. Muy divertido y tan mezclado que casi uno no sabía si era hoja o Quirón. Haz mezclado diferentes ambientes y entremezclado también los personajes.
    Arpías... era la forma de llamarlas :-9 Bueno eso me ha venido a mí.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He mezclado, sí... pero es que no deseaba faltar...

      Besissssssssssss hermosa!

      Eliminar
  8. Qué bueno… Enriquecedora siempre tu fantasía e imaginación, y en este caso, con esos últimos trazos de humor… Me encantó, mi preciosa Alma!!

    Bsoss y abrazos gigantes, y muy feliz noche! 🌜💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez sí puedo decir que he volado bastante... jajajajajaja!

      Besotes enormes, Gin... ♥ ♥ ♥

      Eliminar
  9. Punto de encuentro entre dos mundos paralelos a consecuencia de un golpe en un accidente. Ingeniosa manera de abrir juego a una impensada aventura de la inefable Mara! Me alegra que retomes tu oarticipparti en nuestros encuentros semanales, en mi caso, está vez no hallo la inspiración. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica! ...veremos si logro continuar, no digo semanalmente pero sí más habitualmente.

      Besotes!

      Eliminar
  10. Es un relato especialmente bonito, lleno de fantasía y delicadeza.

    Me ha parecido precioso... un placer leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sakkarah!! ...el placer de tu compañía es todo mío.

      Besotes!!

      Eliminar
  11. Buen relato con tintes de humor, que facilidad tienes para las historias.

    Besos dulces y dulce fin de semana cumpleañera ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira que ésta me ha costado!

      Besos grandes como el mar, Dulce... y gracias por estar siempre presente, aún en pequeños detalles.

      Eliminar
  12. Buenas noches Alma , un relato precioso me a gustado mucho pero lo mejor es la dedicatoria y tarjeta de cumpleaños , a un personaje como es Mara Laira , felicidades a las dos , a ti por tan bello homenaje y otro por nuestro amigo en común Demiurgo , te deseo una feliz noche y mejor fin de semana besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Flor... gracias, de verdad gracias por lo que dices.

      Besotes!

      Eliminar
  13. Quizas su sabiduria sea su mas potente poder por eso puede mostrarse asi con una tunica transparente de pureza sin nada que esconder irradiando belleza.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás... creo que con Mara Laira, todo puede ser.

      Besos.

      Eliminar
  14. Una visión totalmente distinta de Mara, me gustó
    un beso, Alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, se me dió por convertirla en una ninfa... jajajajajaja!

      Besotes Ame.

      Eliminar
  15. Hola, Alma
    ¡Aaah, la fantasía mitologica! Una trama muy bien elaborada con la primavera, al género de la fantasía juvenil. Mara Laira una bella ninfa, fusionada con una mágica travesía, para luego transmutarse en una una hamadríade y descansar en un profundo sueño. Muy original reto, me gusto.
    Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yessy!!! ...bueno, que vos me digas que mi relato te ha gustado y es original, es más que un cumplido, ya que los tuyos son siempre una pasada!! ...me has regalado una sonrisa de oreja a oreja!!

      Besotes.

      Eliminar
  16. Se ve que este Jueves Mara Laira anda "despelotá" por algunos blogs.

    ResponderEliminar

Deja tu huella en mi arena...