lunes, 1 de junio de 2015

Desperté con el rumor del celular que parecía decir “no duermas más” y oí cómo llovía…, aún. “No good”, pensé; y no respondí. No hoy.

Me levanté con los minutos contados, como siempre estas semanas. Un café al vuelo, y al trabajo.

Al abrir la puerta de casa me invadió ese aroma de asfalto mojado, e inevitablemente pensé en vos. Recordé ese día en el cual mi vida cambiaría para siempre.

Había llegado al colegio, y me miraste cómo vos sola sabes hacerlo, con tus ojos de terciopelo y sólo dijiste: “No digas nada…, no más nada…, vamos.” y por primera vez en cinco años, me rateé. Empezaste a caminar hacia Newbery, dijiste que a esa hora en Ruben Dario seguramente nos verían. Tren, subte y llegamos a destino. “Mañana en el Abasto”, dijiste guiñándome un ojo. Entramos, dimos vueltas…, muchas vueltas…, pero necesitaba aire, no más confusión. Salimos otra vez y nos fuimos hasta Palermo. Nos sentamos en el pasto mirando el lago y sin más me largué a llorar. “Shhh…, calma…, Luca ya está en camino…”. “Pero Naty…, él es el primero, son siete meses que nos conocemos y ¿si no funciona?..., tal vez lo mejor sea…”, no pude terminar la frase, me cortó en seco. “No…, mejor no hablar de ciertas cosas…, cuando lo tengas en brazos te odiarás por haberlo sólo pensado.” Y me abrazó.

Hoy, veintidos años después, los sentimientos vuelven a ser no tan distintos a los de aquella vez. Porque como decía Prodan: “…no sé lo que quiero pero lo quiero ya…”. Y son las 8:30 y no puedo ratearme del trabajo. No podemos ir a dar vueltas por el Abasto, ni sentarnos en el pasto a mirar el lago. No estás para abrazarme. No estoy…, y te extraño.

Pero esta noche te llamaré, y al oirme vos sabrás. Y yo…, yo silenciosamente te pediré: “Brilla tu luz para mí…”


 (Este texto nace en base a una idea de "El Demiurgo de Hurlingham", blog que recomiendo para quién no lo conoce ya. Iniciativa que él propuso para uno de sus "Jueves de relatos", a la cual como siempre no he logrado participar, últimamente no manejo bien los tiempos... pero la idea me había gustado mucho y quise probar... espero comentarios y críticas!
La banda a la que se va haciendo referencia en el texto, es SUMO, liderada por Luca Prodan; un italiano crecido y educado en Inglaterra, que terminó sus días allá por el año '88 en Buenos Aires.)




14 comentarios:

  1. No me esperaba un escrito así y te felicito. Es completamente diferente a todo cuanto he leído de ti... Y te animo a seguir, a seguir escribiendo y plasmando todos tus sentimientos, sensaciones, recuerdos... ¡lo que sea! Porque bien merece la pena. Te lo aseguro.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien sabes que tú eres una de las personas por las cuáles este lugar, "mi playa", existe... sin tu apoyo tal vez nunca me hubiese animado a escribir... y todo lo que me digas, lo valoro muchísimo.
      Besotes hermosa ...el resto lo sabes.

      Eliminar
  2. Conozco muy bue el blog de Demiurgo, esta genial, porque su autor tiene mucha imaginación para crear historias y comics, soy asidua lectora de su blog y me encanta.

    Me encanto lo que escribiste, un ayer y un hoy, tan distintos y con la misma luz.

    Un beso muy grande preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé que eres su asidua lectora, es más he llegado a él a través de tu blog y el de H. ...un detalle en su nombre llamó mi atención, y desde ahí, no dejé de leerlo.

      Mis letras son de emociones pasadas, que a veces parecen volver en el presente, y sí, con la misma luz.

      Un besote y un abrazo fuerte desde el Alma como siempre bonita.

      Eliminar
  3. Notable, incluye la nostalgia de un pasado que ya no está y la promesa de un reencuentro en el futuro.Un resultado digno de leerse.
    Un besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Demiurgo ...de verdad. Y aunque no llegue a participar a estas iniciativas tan buenas tuyas, te leo siempre.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Saber manejar los recuerdos nos ayuda a hacerlos más creíbles y cercanos para nuestro propósito de revivirlos como algo especial e inolvidable. Supongo que la realidad es que existen recuerdos que merecen ese trato...

    Un beso, Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo debo admitir que tengo mucha memoria; pero elijo, elijo recordar las cosas bellas, las que me sirvieron a ser mejor, las que me enriquecieron el Alma... las otras las dejo, en un rinconcito, y con suerte, las olvido...

      Un beso, Q.

      Eliminar
  5. me encanta la foto es Buenos Aires?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Recomenzar, un gusto que hayas llegado hasta aquí. Sí, la foto es de Buenos Aires.

      Eliminar
  6. el obelsico de mi adorada tierra cuando caminaba hasta dolerme el alma de mis pies en mi querido Buenos Aires

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, una imagen emblemática de mi Buenos Aires querido.

      Un beso compatriota!

      Eliminar
  7. Nuestros sentimientos jamas envejecen Alma. Son retoños que alimentamos con cada recuerdo que hemos vivido. Al menos los mejores merecen la pena vivir en el alma. Besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mejores son ahí que los conservo, en mi Alma... ellos me hacen feliz, plena, me llenan y hacen sonreir... siempre.

      Besitos, Dem.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...