jueves, 18 de junio de 2015

Un nuevo mundo

Se podría decir que Leo la encontró por casualidad, si creyera en ellas. Eso sí, fue un instante, y sintió perderse…, encontrándose más que nunca.
Y hoy la vería. La sensación que le producía ese encuentro era como un calor que le partía del pecho a su entrepierna, donde el deseo se volvía más latente. Y se imaginaba a los dos sentados, uno frente al otro, a simular que les interesaba el mundo que los rodeaba, tal vez en silencio, pero hablándose con los ojos, buscando estirar el tiempo para que no escapara velozmente.
Sería una cena informal y él ya la veía. Sus ojos negros, apenas delineados. Su cuello, con su cabello recogido. Su escote y esa visión donde nacen sus pechos. Sensuales…, provocadores…, que siempre deseaba besar, saborear, como si de eso dependiera su vida. La necesidad de tocarla lucharía con sus propias convicciones…, y las convenciones.
Lo sabía. Sabía que su esposa y su marido estarían junto a ellos, a mantener las apariencias de parejas felices, de amigos de siempre, de socios en los negocios. Y hablarían de su trabajo. Trabajo que los unía y que transformaba a ellos en simples objetos decorativos. Y aunque ellos no trabajaban juntos, compartían el mismo sueño, las mismas ganas, el mismo deseo.
Y llegaría el momento de saludarse. Los labios dibujarían una sonrisa cómplice. Y las miradas serían calladas promesas.
Él sabía que el momento y la situación eran equivocados, pero se negaba a creer que ese placer fuera un castigo. Porque prefería pensar que el hecho de encontrarse entre tanta soledad era un milagro.  Y ella lo había despertado. Despertado de ese letargo que lo estaba convirtiendo en la sombra de sí mismo. Despertado a una nueva vida, a un nuevo mundo. Un mundo de sólo ellos dos. Un mundo único…, secreto…, peligroso. Un mundo bajo control, pero que no podían controlar.


(Este texto pertenece a los "Relatos Jueveros" y esta semana la convocatoria fue hecha por Mónica desde su blog "Neogeminis". Te invito a leer al resto de los participantes!)


38 comentarios:

  1. ...y es que nada vuelve a ser igual cuando algo así sucede...

    Un beso, Alma.

    ResponderEliminar
  2. Qué se puede decir ante semejante delicadeza y ante ésa sensación de despertar del letargo... para sentirte protagonista y sentirle al otro protagonista de una nueva vida... una nueva etapa... Y lo cuentas precioso... cuidando cada detalle... y dándolo a todo una magia que envuelve...
    Me ha encantado Alma...
    Un besote gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peque... gracias, de verdad.
      Un super abrazo y un besote, desde el Alma, como siempre.

      Eliminar
  3. Un mundo peligroso incontrolable, despertando del letargo, qué precioso tu relato juecero lleva escrita tu alma en las letras, me encantó.

    U n besazo preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras son siempre una caricia, Maria.

      Un besote, bonita ...y muchas gracias por tu huella.

      Eliminar
  4. No puede a ver un mundo bajo control cuando habla la piel y el alma, y a ese Leo, a ese hombre, le habla cada poro y supuran sentir... Que malo es vivir una vida que no crees tuya, tener que hacer como si nada... pero que bello es sentirte lleno al ver a esa otra persona... Ella le hizo abrir los ojos de que hay vida...
    Besines Alma...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible vivir una vida que no te pertenece, pero a veces no es tan fácil... entonces ¿por qué prohibirse de sentir? ...imposible! ...la vida es una, y demasiado corta para no vivirla disfrutando de cada instante.

      Besotes piccola.

      Eliminar
  5. A veces hay que infligir algunas reglas, desobedecer algo establecido, para encontrar la felicidad. A veces hay que perder el control, para experimentar la intensidad que hace sentir que se tiene vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Demiurgo... a veces para encontrarse, es necesario perderse.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Un mundo nuevo donde solo existen los dos y el resto desaparece. Buen relato.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos construyen su mundo, y deberán disfrutarlo mientras puedan.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Lo que cuentas en este relato suele suceder bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio que sí Luciano, la realidad suele superar la ficción.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Entramos en un mundo oculto, secreto y enormemente vivo.A lo mejor nunca se conocerá esa verdad, a lo mejor estallará y culminará satisfactoriamente el mundo de lo real. Voto por esta opción.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi voto también va por esa opción Juan Carlos. Será duro y difícil, pero quiero creer que al final, valdrá la pena.

      Un beso.

      Eliminar
  9. Un precioso relato... Un amor oculto y mucha sensualidad....

    Me ha gustado mucho, Alma.Baires

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen... mi Alma romántica no puede hacer de menos de estas historias.

      Besotes y muchísimas gracias por tu huella.

      Eliminar
  10. Me ha gustado esta interpretación romántica-erótica del título propuesto... para los amantes no debe haber un mundo más deseado, más perfecto, que el que se traza de a dos junto con su enamorado.
    Un abrazo y gracias por participar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traté de darle una visión toda mía al tema propuesto, ya que no me siento "preparada" para la ciencia ficción... y el romanticismo es gran parte de mis letras.

      Un beso y gracias a vos por esta excelente convocatoria.

      Eliminar
  11. Hermoso relato..., romántico, sensual ...un mundo nuevo para los amantes que se desligan del resto para compartir su amor...
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pleamar por tus palabras, si logré transmitir ese romanticismo, esa sensualidad y delicadeza que deseaba, mi objetivo lo he alcanzado.

      Un besote.

      Eliminar
  12. Buenos días, Alma:
    Es difícil poner en palabras lo que uno siente al llevarse la sorpresa de verse reflejado en el relato de otro. Al igual que es desasosegante la condición de ser “el otro”, figura que suena muy bien en canciones desgarradas que cantan a la condición de “ser lo prohibido”; pero que distorsiona el ánimo cuando resuena con cada latido de tu corazón.
    Enhorabuena por tu relato, Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aichhh Nino... me has dejado sin palabras.

      Un abrazo fuerte y un beso.

      Eliminar
  13. Cuando se siente como siente esta pareja, como dos almas que se reconocen, nada puede ser prohibido. Cuesta controlar pero la barrera, tarde o temprano se salta. Es algo irremediable.
    ¿Qué te voy a decir yo que tanto hablo de almas?
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las Almas que se reconocen es un milagro, algo que nadie tiene bajo control... pasa porque tenía que pasar. ¿Pero que te voy a contar yo de Destino a vos?

      Infinitos besotes hermosa.

      Eliminar
  14. desde luego es un mundo nuevo lleno de expectativas, de deseos incontrolables pero a la fuerza controlados, de sensualidad.... un mundo nuevo lleno de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas Tracy, un nuevo mundo construido por y para dos, dos que se han encontrado, que se desean y se aman, pese a las dificultades y los peros.

      Un beso.

      Eliminar
  15. Ese nuevo mundo llevado en secreto si que es peligroso, porque quizás el control lo puedan perder facilmente; pero la pasión a veces es difícil de controlar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diría que vivir es peligroso, Carmen... pero ¿vale la pena vivir sin pasión? ¿podríamos llamarlo vida sin ella?

      Un beso.

      Eliminar
  16. Un relato precioso y muy sensual. Un mundo muy excitante tal vez por lo prohibido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que lo prohíbido sea excitante, al menos visto de afuera... pero a veces es sólo una etiqueta más.

      Un beso, Charo.

      Eliminar
  17. Buen relato, con mucha sensualidad. Las largas horas laborales, los viajes de negocios, la independencia económica, entre otras cosas, abrieron las puertas a un nuevo mundo. Esas tentaciones complicadas se viven apasionadamente, con la emoción inicial de la clandestinidad. Lo que importa es el momento, más nada. =)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El instante... el aquí y ahora... porque como dice una amiga mía "La vida son dos días y uno ya pasó!".

      Un beso Yessy y gracias por tu huella.

      Eliminar
  18. Los sentidos a flor de piel, los deseos que casi se hacen sólidos y se pueden tocar, la capacidad de seguir sintiendo y la pereza (o miedo) de no romper con las cadenas del pasado.
    Me gustó mucho tu relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ibso... y a mí me gustó cómo lo has descripto... y tu huella en mi playa... espero que vuelvas todas las veces que quieras.

      Un beso.

      Eliminar
  19. Cuando los sentimientos despiertan cualquier letargo..
    que historia tan bonita
    un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sentimentos tienen ese don... nos despiertan...

      Gracias Lluvia por tu huella en esta arena, un beso.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...