jueves, 26 de noviembre de 2015

Hoy quiero escribirte. Sí, a vos...
Sé que no hace falta, que vos me conocés mejor que nadie, pero lo necesito. Necesito poner en palabras lo que tantas veces hubiese querido decirte.
Necesito pedirte disculpas porque tal vez no fui todo aquello que vos esperabas. Disculpas, por no haber perseguido esos sueños que habíamos construido. Por haberme quedado escondida detrás de mil excusas. Por todas esas veces que no exploté, y callé..., callé por no lastimar, y terminé lastimándote a vos. Y me llenaba, me llenaba de angustia y de lágrimas reprimidas, para vaciarme luego… Y así continué por mucho tiempo.
Necesito pedirte disculpas porque no te dí el valor que vos merecías. Por haber aceptado las miradas de los otros, dejando que dijieran quién era..., cómo era. Pedirte disculpas por amar a todos menos a vos, o al menos no amarte lo suficiente. Porque siempre puse a los demás por delante tuyo…
Pero vos sabés que cambié, y si lo hice, fue por vos; porque finalmente te vi… Y así, me vi…
Me vi en esos ojos oscuros, tan grandes cuando se asombran, tan chiquitos cuando se emocionan. Me iluminé con esa sonrisa, me sentí plena en ella. Y ya no vi sólo tus defectos, pude ver lo bueno…, pude ver la belleza. Por primera vez me enamoré de esa imagen, me enamoré de esa mujer que veía en el espejo…

Y empecé a amarte… A amarme.




(Este relato pertenece a los "Relatos Jueveros" y esta semana
la convocatoria fue hecha por H... Perla Gris desde su blog "Et lux in tenebris lucet...".
Te invito a leer el resto de los participantes aquí!)




34 comentarios:

  1. Me parece que tus disculpas serán aceptadas. Es muy valioso el planteo que hiciste.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sí Demiurgo, pero sobre todo, espero finalmente haber aprendido.

      Un beso y un gran fin de semana.

      Eliminar
  2. Uno no puede amar sanamente, dicen, si no aprende a reconocerse y a amarse como se es, como se quiere ser. Muy profundo el espíritu de esta carta que nos dejas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dicen... eso es lo que creo, y que he tardado, pero aprendido.

      Gracias Mónica por tu huella, un beso.

      Eliminar
  3. Alma tu carta... ufff, tu carta me ha tocado la patata, me ha llegado muy hondo pues mirarse al espejo y quererse y decir me quiero... mirarse al espejo y reconocerse ya es todo un logro imagina quererse y decirlo a los cuatro vientos... A veces leer a los juever@s es escucharse a una misma... unas veces porque escriben cosas que tú habías pensado, otras porque a pesar de ser tan distintos pensamos parecido... en fin...
    Gracias por participar en este jueves, tu aporte es muy bueno...
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piccola, a mí me toca tu huella aquí ...pero esto ya lo sabes

      A mí me costó mucho, muchísimo, mirarme a lo espejo ...y más aceptarme y quererme. A mí también me pasa eso con los Jueveros, y si hoy estoy acá participando cada jueves con este grupo, debo agradecértelo a vos...

      Besos ...y un abrazo fuerte fuerte, con toda (el) Alma.

      Eliminar
  4. Nada como mirar al espejo y reconocernos, aunque para eso hayamos roto dos mil antes y derramados quintales de sal líquida. El camino hasta ese reencuentro con nuestro yo verdadero siempre merece la pena a pesar de lo angosto del mismo y de las vicisitudes que para ello hayamos tenido que pasar.
    Siempre, siempre merece la pena el más pequeño esfuerzo al más grande, por un@ mism@ porque para que los demás te vean, primero debe saberse mirar uno.
    "Conversaciones con mi yo". Así podría ser.

    Un beso muy, muy, muy grande y un abrazo mayor.
    Ya lo sabes :-) y lo sabemos... por todo y por más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dos mil? ...he perdido la cuenta de cuántos fueron, pero sí, valió la pena. Tú sabes que llevo muchas conversaciones con mi yo ...y cuando me agoto, sigo con mi otro yo, o sea Tú!!!

      Un besote enorme ...por todo y más. ;)

      Eliminar
  5. Siempre es buen momento para amarse a una misma.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Fabián, siempre ...por suerte.

      Un beso.

      Eliminar
  6. Has optado por lo más valioso y lo más difícil de hacer, conocerse, amarse y pedirse perdón.
    Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tracy... no fue fácil pero valió la pena sin dudas.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Que mas puedo decirte sino que es una carta muy sentida, una completa declaración de amor..el amor que debería imperar antes que cualquier otro..porque quien no se ama a uno mismo no puede amar a nadie mas...y tú no solo te enamoraste de la mujer del espejo sino que amaste su alma..porque la belleza del cuerpo, los ojos, la boca..todo desaparece, mientras que el alma buena, bella, queda intacta por siempre...brindo por ese amor---besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por primera vez pude conciliar la imagen de (esa) Alma con el reflejo que me daba el espejo... no fue fácil, y a veces aún cuesta... pero como ya dije, valió la pena.

      Besotes Mirella.

      Eliminar
  8. Amarse, reconocerse tal como uno es, se vuelve fundamental para poder relacionarse con el exterior. Todo comienza por uno mismo.

    Besos dulces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no imaginas cuánto me costó comprender algo tan fundamental... pero necesario.

      Un beso salado como el mar y que tu fin de semana sea todo lo que te mereces, es decir, mucho!!!

      Eliminar
  9. Que bello Alma asi hay que amarse desde lo mas profundo

    Besos muy dulces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es bello Slave, aunque me ha costado hacerlo, ahora que aprendí, lo disfruto.

      Besitos salados para vos.

      Eliminar
  10. Lo más importante no es pedir perdón si no tener el valor y la confianza de mirarse al espejo.

    A tus PIES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssssss Gude... valor... qué palabra! ...lo he tenido para tantas cosas, para otros, pero nunca para algo tan simple como mirarme al espejo ...al menos hasta ese momento.

      Un beso.

      Eliminar
  11. Tienes razón, a veces nos queremos poco, y hemos aprender a querernos más, quiizás es la mejor manera de empezar a cambiar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí fue la única manera de cambiar, cambiar realmente.

      Un beso Carmen.

      Eliminar
  12. Amarse a uno mismo... nos olvidamos cada día... anteponemos a todos y a todo antes que nosotros, amarse y aceptarse con toda la gama de colores.
    Simplemente me encantó tu auto-misiva.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anteponemos olvidándonos de nosotr@s mism@s... pero un día despertamos y todo cambia... por suerte.

      Infinitos besos Auro, y mi eterno agradecimiento.

      Eliminar
  13. Esta muy bien pedir perdón por lo que no hicimos bien, como esta muy bien saber perdonar. Pero mucho mejor está amar y sobre todo amarnos, porque si nos amamos y nos perdonamos a nosotros mismos sabremos amar y perdonar a los que nos rodean.
    Besos Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tardé años en comprenderlo... pero lo logré, y valió la pena.

      Un beso San.

      Eliminar
  14. Me ha emocionado tu carta Alma porque sé muy bien de lo que hablas. Hay que aprender sobre todo a quererse y a aceptarse uno mismo para que los demás lo hagan, pero a veces resulta muy difícil por no decir imposible.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Charo, el camino no fue fácil, como no lo fue el cambio... pero el amor, el verdadero, todo lo puede... o eso quiero seguir creyendo.

      Un besote!

      Eliminar
  15. Me encantó Alma, me gustó mucho esta carta que desea reconocer y valorarse a sí misma como persona. Hay que verse más al espejo y quererse. Algún día también yo me miraré.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que lo hagas José, seguramente verás a un ser estupendo.

      Un beso y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Es importante aceptarse tal y como uno es. Y cuando pasa, tu forma de ver el mundo cambia totalmente.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto Pikxi, mi forma de ver todo y a todos, ha cambiado y mucho.

      Un beso.

      Eliminar
  17. Hola. Me ha parecido una carta contundente, llena de emociones y de un sicero arrepentimiento seguido del nacimiento de nuevos y muy valioso sentimientos. Espero que tus disculpas sean aceptadas y que no pierdas el aprendizaje logrado.

    Saludos, que tengas excelente inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio. Gracias por tus palabras; y sí, las disculpas fueron aceptadas y las que ayudaron a un gran cambio... no, no se perderá lo aprendido hasta ahora.

      Un beso y que esta semana también sea grandiosa para vos.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...