jueves, 24 de marzo de 2016

Era ya tarde, y siendo miércoles, mitad de semana, decidí terminar y cerrar el libro que estaba leyendo. Apagué la luz, para obligarme a dormir, pero nada.
Me giré. Me cubrí aún más, de repente un frío en la habitación me congeló hasta los huesos. Volví a girarme. Ví el radio reloj. Las 2:00am y aún no llegabas.
Me levanté y fui hasta la cocina. Tal vez un poco de leche caliente me ayudaría. Escuché el ascensor y miré hacia la puerta esperando verte entrar. Pero no, no se detuvo, no eras vos. Fui hasta el salón a observar la ciudad por la ventana. Estaba temiblemente silenciosa y había iniciado a llover. Despacio, como si de repente el manto de estrellas se hubiese transformado en lágrimas. Como si la noche hubiese sabido.
Las 3:00am y el sueño no llegaba... y vos tampoco.
La mañana de un día visiblemente gris, me encontró en el sofá. La vista fija en la puerta que no se abrió, porque vos no volviste...

Nunca más.



haz click aquí: 24/Marzo '76





(Este relato pertenece a los "Relatos Jueveros" y esta semana la convocatoria
fue hecha por Pepe desde su blog "Desgranando momentos".
Te invito a leer el resto de los participantes aquí!)




42 comentarios:

  1. La eterna espera acompañada de ese insomnio que nos abraza como fría compañía. Desazón...

    Mil besitos, Alma y buenas noches, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese insomnio que lacera... y que lamentablemente se ha hecho carne en tantos.

      Besos enormes y el deseo sincero que tu semana sea tan maravillosa como vos Auro.

      Eliminar
  2. Cuando la situación social es complicada y nada se sabe qué puede suceder ni en casa se está tranquilo, ni dormir ni vivir, esa es la verdad... Y si pasan las horas, no hay noticias y se acumulan los miedos y las tensiones... cada minuto es un auténtico desvelo.
    Solo cabe esperar que con el día... llegará... La esperanza...

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasaron horas... días... semanas... años... y aún siguen esperando, esperan por ese regreso, de una u otra forma.

      Un besote hermosa.

      Eliminar
  3. Qué bonito lo que has escrito, pero qué tensión, al ver que no llegaba, y el tiempo pasaba, y la noche se hace una eternidad, y la puerta no se abría. Me ha encantado tu relato.

    Un beso muy grande, mi querida Alma, y un abrazo muy muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para muchos esa noche ha sido, es eterna.

      Un besote y un abrazo fuerte fuerte con toda (el) Alma mi querida Perlita.

      Eliminar
  4. Cuantas historias de esperas eternas como esta, se dispararon y se siguen disparando. Cuanta estupidez de un lado y del otro, nos arrebatan el calor de un abrazo, el cobijo de la palabra, el aliento que nos reconforta. Es dura, difícil e injusta, la espera innecesaria que genera el arrebato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiadas Hugo... porque ya una sola de estas historias, por estos motivos, es demasiado... y entonces esperemos que Nunca Más se repitan.

      Besotes flaco.

      Eliminar
  5. Y así hay muchas historias personales, suscitadas por acontecimientos que quedan marcados en la memoria de un país y por supuesto en las personas.

    Besos dulces y dulce fin de semana para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo único que queda por esperar es que si todo queda grabado en la memoria, se aprenda... y que no se repitan viejos e(ho)rrores.

      Besos salados como el mar y así de grande el deseo que tu semana sea estupenda.

      Eliminar
  6. Ausencias que se hacen eternas, esperas que desgarran porque sabemos que son vanas. Un relato duro, me ha dejado un sabor amargo.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duro como lo fue, y lo es aún hoy para muchos lamentablemente, esa realidad.

      Un besote Sindel.

      Eliminar
  7. Qué triste sentir eso.....

    Besos Alma preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue, y lamentablemente aún es, una triste realidad para muchos...

      Besotes Tatu, te me cuidas!

      Eliminar
  8. Una espera que no llega, un sueño que desespera, un silencio que apaga los sentidos.

    Un inmenso abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosana lo has sabido resumir perfectamente, un silencio que todo lo cubre y apaga...

      Besos grandes y un abrazo fuerte.

      Eliminar
  9. El que espera, desespera y no hay nada peor que la desesperanza para el insomnio.
    Espero que ese "nunca más" te traiga el sosiego y la templanza para largas noches de bellos sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero que todo, bienvenido a mi playa Juan, un gusto encontrar tus huellas en ella.
      Y ahora debo aclarar que aunque he escrito en primera persona, no es una historia personal, pero igual te agradezco el deseo.

      Un beso.

      Eliminar
  10. La intranquilidad es una de las causas más importantes del insomnio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, y hubo de todo menos tranquilidad por esos tiempos...

      Un beso.

      Eliminar
  11. Desesperante espera que hace las horas y hasta los dias interminables.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha hecho que la espera durara años, y aún siguen esperando...

      Besos Lunna.

      Eliminar
  12. Esperar que suene la puerta de entrada es desesperante. No me extrañan esas largas nches de insomnio esperando un acontecimiento que no se produce.
    Gracias por sumarte a mii convocatoria.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía faltar, ni por vos, ni por la fecha tan especial. Fue un verdadero gusto estar con todos ustedes.

      Un beso.

      Eliminar
  13. Que desazón, que desasosiego, recuerdo noches como esa,intentando dormir en el sofa y mirando hacia la puerta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por suerte nunca he pasado por una espera tan llena de angustía... y espero no tener que hacerlo.

      Un beso.

      Eliminar
  14. wommm !!!
    me encanto, me dejo con ese aire de misterio y una sensación de escalofrios, muy buen relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escalofríos... exactamente eso transmiten estas historias..

      Gracias por tus huellas Maria, un beso.

      Eliminar
  15. Que dura esa espera, debe ser angustioso, perfecto detonador para un inminente insomnio. Lindo texto.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy duras fueron, y son esas esperas, cargadas de angustía...

      Un besote Yessy.

      Eliminar
  16. Ausencias que desasosiegan… Esa espera envuelta en dudas que nos encoge el corazón y apenas nos deja respirar… Y los minutos son horas, las horas, días… y la noche, la noche un oscuro manto que nos asfixia y nos priva del descanso de cuerpo y mente…

    Sintiendo cada letra, Alma… Nos llevas de tu mano a cada emoción con la que escribes…

    Siempre un placer, amiga…

    Mil Bsoss y cariñoss!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no hay nada tan letal como una duda, que roe cada esperanza, hasta dejar sólo vacio...

      Placer siempre compartido, sobre todo con tan bonitos comentarios... besotes enormes Ginebra.

      Eliminar
  17. Esa espera es terrible, te rompe los nervios y el alma...lo peor de todo es tu frase final. Me ha gustado mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase es todo un símbolo Charo, símbolo de esas esperas, de esas noches y días, de esa trágica época...

      Besos grandes.

      Eliminar
  18. Se de esos insomnios...que terminan en madrugadas y se alargan en días de varios insomnios...bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insomnios que se han hecho largos, demasiado largos...

      Un besote Diva.

      Eliminar
  19. El insomnio de la espera eterniza las horas, eterniza la vida cuando esa espera nunca se acaba.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insomnios y esperas que han durado 40 años, y que aún continuan lamentablemente...

      Un beso grande Rosa.

      Eliminar
  20. Uffff, precioso relato de espera e insomnio. Un beso Alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro... un placer que pases por mi playa y me dejes tu huella.

      Un beso.

      Eliminar
  21. Me ha gustado tu relato... yo estoy atrapado un poco en un momento así de mi vida, aunque el 'Nunca más' ya ha calado muy hondo en mí. Y cada día con más convicción, Alma, por suerte para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holden... ¡qué placer encontrar tus huellas en mi playa!

      No sé exactamente a qué te referís, si a lo de esperar a alguien que sabes no volverá o qué; pero espero de ♥ que el "Nunca más" del que habla el relato nunca te toque.

      Lo que sí espero en cambio, es que vuelvas a pisar estas arenas cada vez que así lo desees, te estaré esperando... un besote.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...