lunes, 25 de junio de 2018

Eran las nueve de la mañana y llegaba tarde... otra vez. Pero es que el día había comenzado tan bonito, con ese aire de inicios del verano que invitaba a pasear; y yo con mis tacones nuevos. Tomé el camino más largo, aunque me parecía escuchar la voz de mi madre diciéndome todo lo imprudente que yo solía ser. Fue girar la esquina y verlo allí parado, como siempre, esperándome. Sus seductores ojos negros parecían querer comerme. Y es que él no perdía nada, ni siquiera el vicio... por suerte.

(Este microrelato pertenece a “Reto: 5 líneas” propuesto por Adella Brac.
Las palabras para el mes de Junio: nueve, vez, camino.)

Una vez más debo y quiero agradecer a Adella Brac, por haberme otorgado esta mención que luzco con muchísimo placer, trás haber participado durante seis meses a su iniciativa... gracias Adella, de 


20 comentarios:

  1. Es como una nueva versión del cuento de Caperucita... y qué bonito lo has relatado... somos tan imprudentes aun sabiéndolo.

    Mil besitos mi querida Alma y muy feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando he comenzado a escribir, juro no tenía ni idea de qué rumbo darle, y luego es como que las palabras fueron uniéndose solas, y me dije "¿por qué no?"... me alegra te haya gustado.

      Besotes infinitos, preciosa Auro!

      Eliminar
  2. Sutil, sensual y delicado. Dices tanto en tan pocas palabras.
    Precioso!

    ResponderEliminar
  3. Me imagino los oídos sordos y la sonrisa pícara en los rostros de la chica...
    Qué más da el bosque si al final lo que importa es el lobo!!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi como que la conocieras, Mag... jajajajajaja!

      Besisssssssssssssss!

      Eliminar
  4. Unas miradas , un toque de seducción y todo surge si se quiere ...
    Esperando una segunda parte 😅

    Besitos preciosa 😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la segunda parte se la dejaré al Lobo...

      Besotes grandes Cora♥

      Eliminar
  5. Un relato de seducción dulce, con un toque de rebeldía. Magnifico. Abrazosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que así lo recibas, porque así lo imaginé.

      Besotes saltarines!

      Eliminar
  6. Cuánto más nos dice que debemos alejarnos de algunas cosas, más queremos acercarnos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo quien escribe, Beauséant... una rebelde por naturaleza.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Por suerte, entonces esa imprudencia no era tan mala después de todo, que no sepa la madre ;)

    Besos dulces y dulce semana Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que algunas siempre preferiremos al Lobo más que a cualquier príncipe... ;)

      Besos grandes como el mar, Dulce.

      Eliminar
  8. Vicios que saben a gloria… así como tus letras… No hacen falta más palabras para sentirse seducida por la sutileza y sensualidad que manan…

    Bsoss enormes, y muy feliz tarde, preciosa Alma 😘💞

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos vicios que no se deberían abandonar nunca...

      Besotes gigantes mi querida Gin!!!

      Eliminar
  9. Ella fue imprudente y...le fue bien. Tuvo un encuentro de su agrado.
    Besos, paisana.

    ResponderEliminar
  10. Que bien merecida la mención, y es que cada reto que compartes me llena de emoción y admiración❤
    Y siempre dejando un continuará en el aire, a la imaginación del lector :)

    Besos, Almita, quieroTe mucho❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssssssssssssss mi niña... ¿vos admirarme a mí? ...pero si tenés talento para repartir, Ivel!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Besotes y ya sabés cuánto te quiero!!!

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...