miércoles, 17 de mayo de 2017

Otra vez. Él estaba allí.

No podía entender cómo nadie se daba cuenta. Cómo hacían para no ver el modo en el que él me miraba, me hablaba, se me acercaba. Hubiese querido hablar con alguien, contar lo que me estaba pasando. Pero parecía que nadie estaba dispuesto a creerme. Todo era una mala interpretación mía. Claro, ¿cómo él iba a ser capaz de algo así? Él que era tan respetado, tan educado. Si él era justamente Él.

Pero cuando él estaba en mi casa, y llegaba la noche, yo temía. Temblaba de miedo porque sabía. Sabía que él buscaría la oportunidad, encontraría la forma. Entonces lo escucharía subir las escaleras y entraría en mi habitación. Y yo no tendría salida, no podría escapar de él. Nadie escucharía mis súplicas. Nadie me vería llorar.

Y ahora era la hora. Sus pasos retumbaban sobre la madera de los escalones. Me senté apoyada sobre la puerta, en el vano intento de detenerlo. Llevé mis rodillas al pecho, sujetándome con fuerza. Cerré los ojos y por primera vez en mi vida, comencé a rezar. Pedí desaparecer de allí, morir antes que él volviera a tocarme. Cualquier cosa sería mejor de lo que pasaría si continuaba a estar allí.

Sólo escuchaba los latidos de mi propio corazón retumbando en la habitación. Las lágrimas rodaban por mi rostro, empapándolo. El frío rodeaba mi cuerpo, dejándome inmóvil. El estallido de la puerta golpeándose al abrirse, me despertó. Otra vez llovía torrencialmente y había olvidado cerrar la ventana de mi cuarto.




 (Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 04: Escribe una historia en la que salves la situación
con un mayúsculo 'deus ex machina'.)

22 comentarios:

  1. Estremecedor… Tienes ese don especial para hacer latir el alma bajo el manto de tus palabras, esta vez… lóbrego, sumido en desasosiego… y junto a la imagen de la lluvia golpeando contra el suelo… sobrecogedor…

    Muy bueno, mi preciosa Alma…

    Bsoss enormes con cariño 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gin... tu opinión es muy importante. Y debo decir que fue un texto que me costó, no quería caer en obviedades ni golpes bajos... pero bueno, me alegra te haya parecido bueno.

      Besotes gigantes...♥

      Eliminar
  2. ay Almaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que tremendo!!!
    hemos tenido telepatía! Mi relato LAS ALAS DE JACOBO habla de lo mismo.. que impresionante como lo narras..
    qué frío deja en el alma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sabés? ...cuando terminé de escribirlo me acordé de tu relato. Es un tema difícil de tocar sin caer en los lugares comunes, y vos lo hiciste de manera excelente!

      Besotes enormes Ale!!!

      Eliminar
  3. Eres Admirable cómo nos adentras en el relato... Sin recargar nos haces sentir ese miedo, el odio, el horror que alguien provoca en la inocencia.

    Te felicito, corazón mío.

    Mil besitos, Alma preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssssssssssss Auro... que como dice Mag, me azoro.

      Gracias... no sé qué más decirte... gracias por cada palabra, y sobre todo, por tu amistad sincera.

      Besotes infinitos, corazón.

      Eliminar
  4. El corazón me latió muy rápido durante la lectura, la tensión que provoca la narración, ese suspenso....

    ¡Buenísimo, Almita!

    Un besazo, quieroTe mucho :****

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me habrás llevado vos el corazón a mil con tus historias, mi niña especial!!

      Besotes muuuuuuuuuuuuuuchos!

      Eliminar
  5. Tu escribes y yo entro en tus historias, hoy me has hecho sentir rabia y dolor, hasta que el portazo ha terminado con el sueño y mi desasosiego. Dominas el arte del relato. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssssssss... mil y mil veces gracias, Ester... de todo ♥

      Besos!

      Eliminar
  6. Menos mal tuvo ese final tu relato, ya preveía lo peor, aún cuando se siente desde el inicio la tensión y el motivo. Como siempre lo logras.

    Besos dulces Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dulce... sabés cuánto cuente para mí tu opinión.

      Besos grandes y salados como el mar.

      Eliminar
  7. Tremendo escrito... Y decias " no se si podre escribir" Que bah! Hermoso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y vos fuiste una de las primeras personas en creer e insistir en que debía hacerlo... esta playa tiene mucho que agradecerte, como yo.

      Besitos Dem!

      Eliminar
  8. Tu relato da la sensación de describir algo que ha pasado o podría haber pasado, de lo que escapó la protagonista. Y cuyas sensaciones fueron revividas en la pesadilla, inspirada por la ventana sin abrir.
    Bien el deux ex machina.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que el lector imagine ciertas cosas... elija si es algo que recordó, algo que vivió, o simplemente algo que está pasando y de lo cual "se salva"...

      Un beso, paisano.

      Eliminar
  9. He estado en tensión y sobrecogida hasta el portazo. Muy bueno tu relato Alma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conchi... de verdad, gracias.

      Un beso grande.

      Eliminar
  10. Buenas tardes, Alma:
    Enhorabuena por tu relato, (re)creas en él una atmósfera que no se resquebraja pese a su quiebro final. Me parece muy inteligente tu aplicación del recurso 'deus ex machina'.
    Una vez más, tras leerte me entran ganas creativas de retomar las pautas de esta temática, pero me sé caprichoso y me cuesta atenerme a normas creativas, por mucho que sepa de lo beneficioso que me sería seguirlas.
    Feliz tarde de domingo, Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día Nino.
      Disculpa mi atraso en responderte, pero no deseaba dejar de hacerlo, porque como siempre, debo y quiero agradecer tus palabras para conmigo, sabés cuánto me importe tu opinión sobre mis relatos. Después de estos días de inactividad, espero pronto poder retomar.

      Te deseo un excelente fin de semana.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...