jueves, 11 de mayo de 2017

Se alzaba en mitad de la noche, como ya lo había hecho otra infinidad de veces, y ésta no sería la excepción. Se vistió haciendo el menor ruido posible, no deseaba despertarla. Ella... bella hasta cuando dormía. La observaba allí, desnuda entre las sábanas, y pensaba que con ninguna otra había tardado tanto tiempo en seducirla, en tenerla entre sus brazos, en hacerla suya. Bueno, en realidad, enseguida la había conquistado, porque podría jurar que esa chispa fue inmediata; pero ella no se confiaba. Y ahora, que otra vez se estaba yendo, escapando como un ladrón, tal vez ella hacía bien a no hacerlo. Pero es que ella no comprendía, no podía saber lo que se sentía. Él había intentado decírselo, explicárselo... pero no, esas cosas hay que vivirlas para entenderlas. Él no podía enamorarse, porque él sabía que el amor no dura, que el amor causa la más mortal de las heridas. Todos a los que había amado y que él había amado, se habían ido, lo habían dejado... y él se había quedado solo.

Por suerte ella no había vivido nada parecido. Ella era todo sonrisas. Era la luz de la mañana entrando por la ventana. Era el arcoiris luego de tantos días de lluvia, Era como detenerse en la orilla y que el mar te acariciara los tobillos. Ella sabía hacerlo latir, hacerlo volar. Ella... pero no, no podía permitírselo, debía marcharse de allí y cuanto antes. Sin embargo, algo lo ligaba, a ella... a su piel morena; a sus cabellos azabaches; a esas manos que lo habían elevado al mejor de los cielos; a sus ojos oscuros como una noche sin luna; al ancho perfecto de sus caderas y la generosidad de sus pechos... a toda ella. Había intentado verla sólo como a una amiga, y había estado en cientos de camas para convencerse, de las cuales siempre había escapado, como haría esa noche. Necesitaba que ella continuara a creer que era sólo sexo. Y para eso bastaba que no se despertara; que esa boca, sinónimo de pasión y deseo, no pronunciara su nombre. Si lo hacía, él ya no podría marcharse, no podría dejarla, no como lo habían hecho con él. No, él no podría abandonarla, no después de esa noche.

Porque él sabía cómo era.
Porque él sabía cómo se sentía.
Porque él prefería seguir engañándose a sí mismo.
Porque él no quería se supiera la verdad.
Porque él... él ya la amaba.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 29: Escribe una historia de un personaje con miedo al amor.)

21 comentarios:

  1. El amor puede provocar tantas emociones, incluso temor. Sobre todo cuando ese amor es un sentimiento muy grande, tanto que uno siente que no lo abandonará nunca como sentimiento.

    Besos dulces y dulce noche Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... a veces cuando el sentimiento es tan grande, da miedo... la cuestión es, ¿nos quedamos con el miedo o vivimos el ahora?

      Besos grandes y salados como el mar.

      Eliminar
    2. Siempre hay que vivir el ahora, el miedo solo paraliza.

      Más besos dulces para mezclar con los salados.

      Eliminar
  2. WOW !!!!!!!!!!!!!!

    Mortal !!!!!!

    \m/ \m/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué sorpresa!
      Bienvenido a mi playa Chante Noir, que desde ahora es también tuya... te espero cada vez que quieras dejar tus huellas en la arena.

      Besotes!!!

      Eliminar
  3. Un sentimiento de miedo, y es que en amor no todo está escrito. Un relato en el que nos gustaría tomar partido. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, cuando un sentimiento es tan grande, asusta... y no sabemos cómo hacer.

      Me gustaría que tomaras partido, y que me digas todo, todo lo que te nace... lo valoro muchísimo.

      Un besote, Ester.

      Eliminar
  4. El sentimiento va por libre, no hay razón que lo regule, se quiere o no se quiere y él, se quedó prendido en las redes que Cupido le tendió a su corazón.
    ¡Precioso relato!
    Cariños en abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Kasioles... al corazón no se lo comanda, y cuando el sentimiento está, tal vez lo mejor sea vivirlo.

      Besotes enormes y llenos de mucho afecto sincero!

      Eliminar
  5. Mi querida amiga... Hasta el final... Con el aliento contenido y Soltar la emoción...
    Un relato intenso y muy bello.

    Mil besitos preciosa ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssssssssssss Auro... Me dejás sin palabras, porque sabés que las tuyas, tu opinión, es siempre importante para mí.

      Gracias... infinitas gracias, corazón.

      Eliminar
  6. Y es que nadie podemos escapar de tan inmenso sentimiento, ese en mayúsculos, el AMOR, en toda su plenitud y florecimiento… Pues cuando él se hospeda en nuestro corazón, ya nada puedes hacer más que admitirlo, abrazarlo en ese tiempo quizás o no eterno, o evadirlo, y caer en el sufrimiento…

    Qué bello y sentido, mi preciosa Alma… Tocas la fibra, tienes ese sensibilidad especial para narrar y expresar esos sentires de piel y alma…

    Un verdadero placer, querida amiga…

    Bsoss y cariños enormes 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no se escapa al amor... y como bien dices, mi querida Gin, o abrazas ese sentir o pruebas a evadirlo... siempre que eso sea posible (y yo creo que no lo sea)...

      Vos sos una mujer especial, Gin... leerte es nutrirse... gracias por estar allí y a mi lado, día a día.

      Besotes gigantes...♥

      Eliminar
  7. qué hermosura Alma, es preciosamente triste, bello,esperanzador..
    un momento de absoluta entrega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale... sólo he intentado contar una historia de amor, de vida... y me alegra te haya gustado.

      Besotes enormes.

      Eliminar
  8. Ese miedo a perder le impide disfrutar del todo, qué tristeza. En lugar de dejarse llevar aunque duela, yo creo que es mejor darlo todo aunque se pierda que quedarse con las ganas de amar.
    Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como vos, yo también creo que siempre es mejor darlo todo, jugarse por lo que se siente, a pesar de los riesgos... siempre será mejor las heridas por amar, que aquellas producidas por las dudas de las oportunidades perdidas.

      Besos Conxita.

      Eliminar
  9. Lo más conveniente es quedarse y afrontar las consecuencias.
    Bien escrito, nos mostras las emociones del personaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que lo mejor sea jugársela por lo que uno siente, a pesar de todo, aunque no termine bien.
      Gracias Demi por verlo así.

      Un besote, paisano!

      Eliminar
  10. ¿Me has oído suspirar? ¿Llegó hasta allá? Porque es lo que he soltado al terminar de leer, es un texto ¡¡¡¡HERMOSOOOOOO!!!!!
    Guardado en mi caja fuerte de textos favoritos :)

    :*********

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyyy mi niña! Todas las letras que desees, son tuyas... es una forma de sentirte cerquita.

      Te mando millones de besos... quieroTe!

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...