miércoles, 29 de julio de 2015

Amiga... Hermana.

Nat y Sil fueron amigas desde el mismo instante en que se conocieron, 33 años atrás. Ambas no podían ser más diferentes. Nat era rubia con los ojos color miel, que irradiaban toda la dulzura de su alma. Sil con su pelo azabache y sus ojos negros profundos como la noche. Compartían todo; se contaban todo, y lo que no, igual lo sabían, tenían el don de leerse el alma, sin necesidad de palabras, bastaba escucharse la voz o mirarse a los ojos.

En la medida que crecían, más se unían. A Sil le encantaba ver el magnetismo que tenía Nat; nadie resistía a sus encantos, a su sonrisa. Sil la admiraba.

Pero un día sucedió lo impensable. Nat traicionó la confianza de Sil. Y aún si lo hizo por buenos motivos y sin el más mínimo ánimo de hacerle daño, Sil se sintió profundamente herida. No hubo razones, ni explicaciones…, algo se había roto.

Pasaron tres largos años, donde se cruzaban casi a diario. Nat pedía disculpas con la mirada, Sil le pagaba con el peor de los castigos, la indiferencia. Pero Nat no se daba por vencida; y cuando a Sil le tocó pasar por el momento más delicado de su vida, ella, sin pensarlo un segundo, hizo un paso adelante.

Volviste… -dijo Sil con una dura esperanza contenida.
Nunca me fui, sólo me mantuve a distancia… -respondió Nat, extendiendo la mano y abrazando a Sil, porque sabía que era demasiado orgullosa para admitir que lo anhelaba.

Hoy no son simplemente amigas, son la familia que se elige, son hermanas. Siguen sintiéndose y leyéndose el alma, pese a la distancia. Han aprendido que quién te ama no está a salvo de herirte. Pero cuando el sentimiento es verdadero todo se salva, todo se cura.





Y el tiempo pasó…

Aunque pretendamos que no
invitablemente lo ha hecho
y, aunque no puedas creerlo,
sin pedirnos permiso.

Pasó, y volver atrás,
es imposible,
lo hecho, hecho está.

Pasó y nadie te pedirá perdón
ni tú lo harás,
tal vez ni siquiera,
recuerdes el por qué,
ni por quién.

Pasó y crecimos,
no te ví llorar,
ni reir;
no te ví feliz
pero tampoco triste.

Quién iba a decir,
que pasaría tan rápido;
que iba a separarnos
justo a vos y a mí,
que ibamos a voltear fronteras
pero de la mano.

¿Qué pasó? ¿Qué hicimos mal?
Hoy, después de tanto tiempo,
son preguntas que ya
no tienen ningún valor.

Si este tiempo pasó para bien,
para vos, para mí,
no pasó en vano.
Si después de este tiempo
vos y yo podemos un día cruzarnos,
saludarnos,
hacer un silencio,
y decir ‘te quiero’.

No en vano ha pasado el tiempo,
no en vano he esperado
ese perdón que nunca va a llegar
pero que bien se puede reemplazar,
por un beso,
un abrazo,
un jamás te pude olvidar
porque eras mi amiga
y de verdad.

Y, aunque no nos haya pedido permiso,
qué suerte que pasó,
porque ya crecimos y sabemos
valorar lo que es una
verdadera amistad.

Nat-1992



15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Cristina... de verdad, gracias!

      Un beso.

      Eliminar
  2. Qué lindo todo lo que has escrito mi preciosa Alma, porque tienes un corazón que late en cada una de tus palabras.

    Un beso muy grande para una persona tan especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, vos sos una mujer con el alma y el corazón enormes, eres Poesía en estado puro, y para mi es un honor tu aprecio y afecto, el que me demuestras con cada palabra.

      Un abrazo enorme, con (el) Alma y muchísimos besos.

      Eliminar
  3. Amores reñidos son amores queridos...
    Cuando la amistad es tan fuerte y los lazos y vínculos intensos, puede que se fragmente algo en determinada ocasión pero, al final, la verdad y el sentimiento de querer es lo que prevalece.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo sabremos vos y yo, ¿no? ...pero, como has dicho, el sentimiento, lo verdadero prevalece ...y dura en eterno.
      Te quiero, lo sabes ¿no?

      Infinitos besos.

      Eliminar
  4. Nada ha cambiado desde aquel entonces ... Que decir cuando no alcanzan las palabras? Solo ganas de abrazarte, cerra los ojos y sentí tu alma junto a la mía... El amor no sabe de distancias.

    Pd: Hermoso tesoro tenias guardado !!! Ya no recordaba ese escrito, pero al leerlo fue como si lo hubiera escrito hoy =)

    Te amo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada... nada ha cambiado. Somos cada día más fuertes. Vos sos la hermana que me dió la vida, la que elegí, y la que me eligió. En vos confié mi tesoro más grande, y es hermoso oirle llamarte madrina. Y se me hincha el pecho cuando tus hijos me llaman "tía", porque nuestro amor, que no sabe de tiempos y distancias, ha traspasado.

      (Mi) Ama está siempre a tu lado, lo sabes... lo sientes... como siento yo la tuya, siempre.

      Te amo...hermana mía.

      Eliminar
  5. Mi querida Alma, no dejo de emocionarme con lo que escribes...
    Y este relato en particular me ha llegado hondo, allí donde mi alma está en un rinconcito, sentada...
    Una amistad tan fuerte no se rompe así de fácil.... ;)

    Que bonito, amiga mía....
    Mi cariño más sincero.... Besos todos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ivel... mi niña especial... digo siempre que nada es casualidad, y cuando dos almas se encuentran, se tocan, es por una razón, aunque no podamos entenderla muchas veces... y en algunos de estos casos el (re)encuentro es en eterno... así lo creo yo al menos, así lo siento.

      Mi abrazo fuerte, lleno de afecto, el que te has ganado y muchos, muchos besos!

      Eliminar
  6. Los lazos son los que importan, y solo uno mismo puede darles importancia.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes el don de expresar con pocas palabras la esencia de un sentir ...gracias por dejarme siempre tu Dulce huella.

      Un beso salado como el mar.

      Eliminar
  7. Alma...es precioso...hay tan pocas amistades capaces de soportar el paso de las tormentas...tal vez porque no son reales...pero es tan complicado reconocer a veces las reales de las falsas...supongo que una de las misiones de los momentos oscuros es esta...
    No es un buen día...
    un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss Peque... sabes que no me gusta leerte así, sentirte así... las amistades verdaderas, el afecto verdadero, sobrevive a las tormentas, es más, se refuerza con ellas. Y es el tiempo quien te enseña dónde está lo real y verdadero ...el tiempo pone cada cosa en su sitio ...sólo debemos tener paciencia.

      Te abrazo, con toda el alma, para mimarte ....miles y más besotes, y ya sabes, cualquier cosa, estoy ...♥

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...