jueves, 12 de mayo de 2016

Rwanda, enero 1994

Amor mío:
                Te escribo estas líneas desde estas tierras olvidadas por Dios, y por cualquier otro tipo de fe. Ya no sé qué hago aquí, tan lejos de ti, tan lejos de todo, tan lejos de cualquier rastro de amor, de vida, de esperanza... y tan cerca del Infierno. Porque es allí donde me encuentro, no tengo dudas. Nada podría ser peor que lo que mis ojos han visto, que lo que mis oídos han escuchado. Ni en sus peores pesadillas alguien podría imaginar tal misería humana.
Hemos venido aquí con ideales... yo he venido aquí siguiendo esos sueños que una vez teníamos. Tú y yo... nuestros sueños... ¿los recuerdas amor? Yo sí recuerdo, recuerdo todo. Recuerdo esa noche, nuestra última noche juntos. Recuerdo tus palabras... “Todos merecen sentir la paz que siento yo sobre tu pecho después del amor...”.
De allí la idea de esta aventura, de esta “Misión de Paz”... y era contigo que debía vivirla, pero tú no estás aquí y aún pasados estos meses me pregunto porqué no llegaste ese día al aeropuerto...

Disculpa amor, he debido interrumpir, han iniciado nuevamente los disparos; pero no temas, estamos al seguro.
Espero que pronto recibas estas palabras mías, en estos días te he pensado mucho más que de costumbre; y he necesitado sentirme a tu lado de algún modo... deseando pronto tenerte entre mis brazos y que finalmente la paz de tu alma invada por completo mi ser.

Por siempre tuyo, Pablo

Casi no pudo terminar de leer esa carta que luego de 22 años había llegado a sus manos junto con unas líneas de disculpas por parte del Correo Nacional por el “accidente de extravío”. Las lágrimas cubrían el rostro de Maripaz, como la llamaban sus abuelos, mientras apoyaba unas rosas sobre el mármol blanco y susurraba a su madre: “Él te amó hasta el final, mamá... y de un modo u otro lo supo... supo que ese día en el que yo nacía, lo estabas llamando a tu lado... espero que finalmente ambos, donde quieran que estén, hayan encontrado la paz que tanto soñaron... Los amo.




(Esta semana una vez más he unido las dos propuestas.
La de los "Relatos Jueveros" y esta semana
la convocatoria fue hecha por Charo desde su blog "¿Quieres que te cuente?".
Te invito a leer el resto de los participantes aquí!
Y la de "La paz" haz click para escuchar la canción de inspiración, 19 de 52 para "Contando las semanas" de Sindel)

57 comentarios:

  1. Me ha parecido una historia bellísima, donde el amor hermanada con la paz se reitera en cada una de tus frases. Elogio tu presentación Alma, has tocado fibra...a veces los acontecimientos se atropellan dando lugar a un estado catatónico.
    Es muy emotivo... Te he sentido muy profunda, preciosa.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy Auro, si vos supieras las de dudas que me vienen cuando termino de escribir estas historias ...porque me "vienen" así, como de golpe y ni yo sé cómo!
      Gracias, de corazón gracias por lo que me decís, por tu apoyo y porque siempre compartes lo que hago ...eso sí, el día que haya algo que no te guste me lo dices también que así aprendo, no podría imaginar "maestra" mejor!

      Besotes preciosa.

      Eliminar
  2. Emotivo relato, intenso y lleno de detalles preciosos
    nos llegas dentro

    Besos muy dulces y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Slave... y no imaginas qué alegría me das al ver tus huellas nuevamente sobre estas arenas.

      Besotes enormes y salados como el mar... y que tu fin de semana sea tan maravilloso como vos!

      Eliminar
  3. De verdad, no tengo palabras. Me pegó en el Alma...
    Besotes Taña ;*)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no sea Alma la que te pegue, está todo bien... chistonto!

      Besotes flaco!

      Eliminar
  4. Como no te envie una lágrima certificada,no sé qué más comentar...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Intensidad en tus palabras, profundos sentimientos, me parece precioso lo que has escrito, mi querida Alma, muy emotivo, la verdad es que me ha encantado.

    Ainsss mira que nunca logro dar con tu blog al no tenerlo en tu perfil, me resulta algo complicado encontrar tu blog entre cientos que tengo en el mío, a no ser que entre en el momento en que publicas porque lo veo en mi Reader, y hoy por fin, vine puntual por ello. A ver si me aprendo el nombre de tu blog para buscarlo de esa manera.

    Un beso muy grande y un abrazo muy muy fuerte, a tu bella Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aichhh Perlita! ...que igual no te hagas problemas por eso, cuando pasas es "el momento" ...sin dramas, de verdad ...ya sabes cómo soy, ¿ok?

      Besotes y un abrazo fuerte fuerte desde (el) Alma.

      Eliminar
  6. Sobrecogedora carta e historia que siempre relatas llegando a tocar sensibilidades.

    Besos dulces y dulce finde Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dulce... si mis letras llegan es un buen logro.

      Besos salados como el mar y que tu fin de semana sea estupendo como vos!

      Eliminar
  7. Una historia emotiva, profunda y tierna que amerita evocar y sumergirse en ese amor truncado por la más cruel de las estupideces humanas: la guerra. Muy buen aporte para este jueves de añoranzas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos lo dijiste Mónica, la guerra es una gran y cruel estupidez...

      Un beso.

      Eliminar
  8. No puedo decirte demasiadas palabras en este momento, pues además de que me faltan sumidas en un nudo en mi garganta, quedarían cortas para lo mucho que me han hecho sentir, mi querida Alma…

    Gracias, por la belleza de tu ser que queda impregnada en cada letra… Por ser y estar, y permitirme a mí ser parte de esa belleza que nos regalas con tus textos…

    Bsoss y cariños gigantes, amiga!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssssssss Ginebra! ...si la agradecida siempre soy y seré yo ...doy gracias de encontrar personas como vos, con tu ser tan especial y tu sensibilidad. Gracias de todo ♥

      Besotes grandes grandes bonita!

      Eliminar
  9. Qué tierno, qué dulce y qué triste a la vez que esperanzador.

    Me pillaste bajita y me saltaron las lágrimas.

    Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aichhhh Pantera... que no quiero yo sacarte lágrimas... veré qué hago para remediar.

      Besotes enormes y un abrazo de oso.

      Eliminar
  10. Aun estoy llorando, menos mal que no es de papel el teclado porque la tinta se aguaría.Tan triste y tan bello, que historia tan emotiva. Te dejo un abrazo ya no me quedan palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que vos Ester me digas así me emociona... de verdad... Gracias de ♥

      Besos.

      Eliminar
  11. Una carta extraviada, una explosión de amor que se trasmuta en paz para los que la necesitan. Una esposa que a solas alumbra la bella consecuencia de ese amor eternizado.
    Y esas palabras finales con el deseo de que la bella historia continúe en algún lugar del cielo, auspiciada por el amor de la autora.
    En definitiva: un muy bello relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan... será que soy una eterna romántica y soñadora, pero creo que el Amor siempre vence, su fuerza es la más grande.

      Un beso.

      Eliminar
  12. No es la primera vez que se pierde una carta, y desde luego eso pudo cambiar la vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni la primera ni la última Carmen.

      Un beso.

      Eliminar
  13. El correo en papel ya está prácticamente obsoleto, pero el amor, jamás.
    ¿La paz? sí, todos esperamos encontrarla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mientras el amor no esté obsoleto, (las) Alma(s) seguirá(n) soñando con un mundo mejor...

      Un beso.

      Eliminar
  14. Qué triste y qué bello al mismo tiempo, amiga, ojalá que llegase algún día en que nunca vuelva a suceder nada tan terrible como las historias paralelas que cuentan este relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá Alfredo, ojalá podamos ver llegar ese día...

      Un besote.

      Eliminar
  15. Bellísima historia. Encontrados en vida y hallado en el más allá. Estoy segura. Estas historias saben que me llevan y la siento.
    Te recomiendo una canción. Se llama "Querida Milagros", de El último de la fila... Habla de una carta de amor... A ti que te gusta poner canciones.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que sientes estas historias Mag, y que te transportan más allá. Gracias por la canción, la subiré al final del relato.

      Besotes hermosa y el resto lo sabe(mo)s.

      Eliminar
  16. Qué triste! Una carta que llega tarde, un mensaje que se recupera en el tiempo. Ahora tal vez los dos estén en paz.
    Hermoso aporte, Alma, lleno de emoción.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué beno que te haya gustado Sindel! ...por un momento temí no "entrar" en la temática del reto de esta semana. Gracias por estas propuestas que "sacan" estos sentires.

      Besos enormes.

      Eliminar
  17. este poema golpea Alma. Hay cartas que jamas llegan a destino... Besito corazon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufffff si sabré yo que hay cartas que jamás llegan a destino... tanto como palabras anudadas a la garganta.

      Besotes Dem.

      Eliminar
  18. Muy bonito y triste a la vez tu relato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es lo que tiene la vida Pikxi...

      Un beso.

      Eliminar
  19. No puedo mas que rendirme ante tan bella forma de expresarse, ante tan bella Alma que transmite con dulzura tan duras emociones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssssss Wald... gracias, gracias de verdad, porque tus palabras son el mejor cumplido.

      Un beso.

      Eliminar
  20. La ambientación es emotiva y original, un gran relato hermoso donde lastimosamente quizá, por los estragos de la guerra esa carta nunca llego a su destino. Logras despertar la sensibilidad de tus lectores.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yessy por estas huellas, es un logro personal eso de "despertar sensibilidades"

      Besotes!

      Eliminar
  21. Se me ha hecho un nudo en la garganta, y llevo el corazón en un puño...
    Ha sido muy bonito, Alma...

    Besos, mamita hermosa.. Y un fuerte abrazo!!❤❤❤

    PD: He visto las imágenes en el lateral, me ha emocionado. Mi humilde presente allí, me ha hecho mucha ilusión :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssssssssss mi niña... tus historias emocionan (entre otros muchos sentires) siempre.

      No podías faltar en (el lateral de) esta playa, porque estás en mi ♥, en (mi) Alma... besotes enormes y un abrazo que te apachuche toda!

      Eliminar
  22. Bellisima historia, me dejaste con un pellizco en el corazón.
    Felicidades.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Musa... espero que ese pellizco pase, y sólo hayan sonrisas.

      Un beso.

      Eliminar
  23. No dudes de tus relatos, cuando te vienen sin que sepas de donde ni cómo. Eso es inspiración.
    Es de lamentar que la carta no llegara en su momento, la disculpa no es suficiente.
    Pero al menos, tuvo una destinataria.
    Un abrazo, paisana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dicho popular dice "más vale tarde que nunca" ...aunque no sé si los protagonistas de la historia la pensarían igual.

      Besotes paisano.

      Eliminar
  24. Precioso relato. La guerra lo rompe todo; pero seguro que al final ella escuchó esas bellas palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta imaginar que ella ya las sabía desde hace mucho...

      Un beso Carmen.

      Eliminar
  25. Impactante relato: Una carta que no llego a su destino, y que pudo cambiarle la vida a una persona, llevandose su amor y su felicidad. Al final parece que existe una pizca de esperanza. Aunque después de tanto timpo...UN beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tiene que haber esperanza, esa pizca justa que nos haga ir adelante.

      Un beso Montserrat y gracias por tus huellas.

      Eliminar
  26. Intenté comentarte antes, pero por alguna razón, no pude, hoy sí y te doy las gracias por tus visitas y seguimiento.
    Me has emocionado con esta carta, del pricipio al fin, es un relato triste, lleno de amor y recuerdos muy bellos.
    Una buena semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambar, bienvenida a mi playa, me encanta encontrar tus huellas aquí. Visitar tu casa es un placer, un lugar donde reposar y emocionarse.

      Un beso y que tu semana sea grandiosa.

      Eliminar
  27. Yo he tenído la suerte de tener en mis manos una caja llena de cartas que escribió un hombre a su mujer desde las trincheras. Un hombre al que uno de los dos bandos de la guerra civil reclutó bajo amenaza de muerte y le obligó a pelear por una causa que le daba igual. Y leer las cartas fue algo fantástico. Y más aún cuando sabes que logró regresar con vida.

    ResponderEliminar
  28. Esa escritora que llevas dentro nos emociona con estas historias, reales aun en la ficción, porque es verdad que el hombre no es más que una sombra, y la vida, un sueño.
    Vivimos mientras nos renovamos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Desde aquí no he visto nada tuyo, hasta hace un momento, no sabía que te habías ausentdo.
    Doy un repaso hasta llegar a la más reciente, ahora que vuelves, soy yo la que se va.
    Un abrazo y hasta mi regreso.
    Ambar

    ResponderEliminar

Deja tu huella en mi arena...