jueves, 29 de septiembre de 2016

Debía sacarme ese tipo de nostalgia que se había apoderado de mí. Decidí cocinar, eso siempre me ponía de buen humor y, modestamente, lo hago bien.

No necesitaba la receta, la conocía de memoria. Tenía todos los ingredientes.

Preparé.
Corté y piqué.
Reahogué.
Mezclé.
Salé y condimenté.
Fuego lento.
Probé...

Algo no iba bien. Algo faltaba. O algo sobraba. Pero definitivamente algo no iba bien. Recorrí mentalmente el paso a paso. Nada..., no lograba saber qué era ese algo en lo que me había equivocado. Enfadada arrojé todo. Fui por mi cuaderno y mi biro, tal vez si escribía la receta, recordando la última vez que la hice, lograba ver el error.

Preparar los langostinos; lavarlos y pelarlos... me acuerdo que en ese momento apareciste por la cocina, te me quedaste mirando apoyado al marco de la puerta, sonriendo.
Cortar las cebollas y los zucchini; picar el ajo... te colocaste por detrás mío, tomaste mi mano, oliéndola, y me dijiste cuánto adorabas los aromas de mi piel cuando cocinaba para vos.
Reahogar todas las verduras cortadas anteriormente, y agregar algunos corazones de alcaucil... comenzaste a besarme el cuello, mientras tus manos me rodeaban la cintura.
Mezclar todo para amalgamar... sentía tu cuerpo presionar el mío, tu respiración cálida en mi oído, y esas mordidas a mi lóbulo.
Salar y condimentar con hierbas frescas... tus dedos superaron la barrera de mis jeans para hundirse allí donde saben hacer magia.
Cocinar a fuego lento... me giraste, y mirándome a los ojos dijiste que tenías mucha hambre y ninguna intención de esperar. Tu boca se apoderó de la mía. Tu lengua no dejó ángulo sin saborear. Me alzaste y mis piernas abrazaron tus caderas. Fue en la mesa que saciaste tu apetito, y el mío también.

Y entonces comprendí. Supe dónde estaba el error. Faltaba algo. Ese algo que me faltaba eras vos. Porque nada sabe igual sin vos.






("Algo", haz click para escuchar la canción de inspiración,
39 de 52 para "Contando las semanas" de Sindel.
Estas letras pertenecen a los "Relatos Jueveros" y esta semana la convocatoria
fue hecha por Leonor desde su blog "Mi blog de fotos".
Te invito a leer el resto de los participantes aquí!)



40 comentarios:

  1. Que manera mas original de añorar a alguien, un aporte sensacional que gustará a todos. Buen provecho y mejor postre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho soreir con lo de "buen provecho..." ...sos única Ester!!

      Un besote.

      Eliminar
  2. Yo pensé que el final era que él te hacía repetir la receta paso a paso ;)

    Besos dulces Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a ser que no... pero tal vez la próxima, que si hay que repetir no me opondré... ;)

      Besos salados como el mar.

      Eliminar
  3. Pero qué bonito y “exquisito” Alma… Tienes ese don, que convierte cualquier cosa en mágico…

    El mejor menú, la más deliciosa guinda del pastel…aquella que sabe a besos y caricias…

    Precioso!!! Un placer degustar tus letras, querida amiga…

    Bsoss y cariños ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la cocina siempre me ha inspirado... un poco como ese "Agua para chocolate"...

      Besotes enormes enormes Gin...♥

      Eliminar
  4. Muy buena receta Taña!! No te digo todos los días, pero un menú así cada tanto ayuda y relaja el Alma.
    Besotes chiqui!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no sé si una vez cada tanto, o todos los días... las mejores recetas vienen al improviso y cuando hay la inspiración necesaria.

      Besotes flaco.

      Eliminar
  5. Querida mía, me ha encantado el juego de la cocina y la seducción, realmente lo has hecho a fuego lento, poco a poco degustando los sabores de la piel.
    No me gusta cocinar... Pero me quedo con tu receta.

    Mil besitos, Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auro!! ...¿cómo que no te gusta cocinar? ...no sabes lo que te pierdes!! ...pero mejor te lo cuento al oído, tal vez cambies idea.

      Besotes infinitos preciosa.

      Eliminar
  6. Y es que no hay nada como la cocina natural, verdad mi querida amiga?
    Hermosa relato breve, con un ritmo y cadencia perfectos.
    Gracias por compartirlo con nos, milady.

    Besos desde la mansión (aunque no sea desde la cocina, sino desde el salón :-) )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lindo es que me visites Sayiid! ...pues sí, nada se compara a la cocina natural ...yo la encuentro totalmente seductora.

      Gracias a vos por venir por esta playa y ser parte de ella.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  7. El principal ingrediente para que esa receta saliera de lujo.

    Me ha encantado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que la próxima vez no falte!

      Un beso Leonor.

      Eliminar
  8. Ains pero que bonito......

    Besos :)

    ResponderEliminar
  9. Apetitoso menú. Lastima que a estas edades, empiezan a ponerse caros...los langostinos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja... Juan me has hecho reír, qué cosas se te ocurren!

      Un besote.

      Eliminar
  10. Genial! Ese enredar de historias, el antes, el después y el durante, es magnífico. Nada sabe igual con las ausencias, pero tal vez esos sabores nuevos también tengan su encanto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente que sí Sindel... todo puede ser especial en algún momento.

      Un besote.

      Eliminar
  11. Me empiezan a encantar tus relatos jueveros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí ya me encanta que me visites en cada ocasión.

      Besotes.

      Eliminar
  12. Cuando todo se fue al carajo con mi ex me pasé dos meses comiendo comida por encargo, era incapaz de cocinar ni un huevo. Así que entiendo y empatizo mucho con esta historia. Muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssss Holden... me dio ternura tu comentario. Te convido unos alfajorcitos de maizena con dulce de leche para olvidar el feo recuerdo... ¿te parece?

      Un besote.

      Eliminar
  13. Así da gusto "comer"en casa! jeje Muy erótica tu comida!
    =)

    ResponderEliminar
  14. Precioso, erotico, sensual....has sabido crear un plato magico, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Moli... ya digo yo que la cocina me inspira.

      Un beso.

      Eliminar
  15. Deliciosa receta escrita a fuego en la piel de los sentimientos. Mmmmmm que hambre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Y es que no hay como la cocina natural es la mas exquisita a fuego vivo, degustando él plato de manera erotica a la piel del amor y a la brasa del placer.

    Un beso enorme y un abrazo fuerte fuerte a Tu Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos sí que sabés de preparar platos así Perlita... intensos y pasionales.

      Besotes enormes y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. La cocina es una buena forma de despertar los sentidos.
    Muy original tu forma de contribuir a la propuesta juevera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cocina es un lugar con magia propia, en todos y para todos los sentidos.

      Un beso.

      Eliminar
  18. Un relato de cocina súper erotico y delicioso, con una receta única y un final para chuparse los dedos. :0)
    Disculpa que elimine el comentario anterior pasa que me equivoqué de nombre.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yessy a las dos se nos ha dado por unir cocina con seducción, y es que digo yo que hay una relación entre las dos cosas... o al menos así lo veo yo.

      Un beso.

      (Y por lo de los comentarios borrados, no te hagas problema!)

      Eliminar
  19. Es que a veces sin la otra persona todo sabe diferente. En este caso estaba clarísimo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que siempre sabe diferente sin el otro... algunas veces para mal, otras para bien... cada uno sabrá.

      Un beso.

      Eliminar
    2. Una deliciosa receta que nunca falla. Muy bien lograda la comida. leterariamente. Un abrazo entrañable-

      Eliminar
  20. Nuevo error. El ingrediente que faltaba era ambos, en esa situación intensa.
    Es muy tuyo este relato de cocina. Y visualicé la escena. Bien contado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Deja tu huella en mi arena...