lunes, 22 de febrero de 2016

Siempre escuché la frase: "A las palabras se las lleva el viento"... Pero hoy, a mis casi 40 vueltas alrededor del sol, estoy convencida que el viento se lleva muchas cosas, pero no las palabras. Ellas quedan grabadas dentro nuestro, para bien y para mal.

Recuerdo perfectamente las palabras que fueron promesas rotas; que azotaron mi alma más que cualquier cachetazo; que me han hecho llorar, y caer de rodillas una y otra vez; y aquellas que me hicieron dudar hasta de mi misma...

Y también, todas aquellas que me han hecho levantar; que me han enamorado; que me han conquistado; aquellas que me han hecho temblar cada músculo; que han erizado mi piel; y que han emocionado cada célula de mi ser... aquellas palabras que eran de verdad, que son verdad.

Todas las recuerdo, todas y cada una. Por eso digo que a las palabras no se las lleva el viento; en todo caso, es el viento que cada tanto nos da en la cara, nos sacude el alma y nos las trae al oído.





("Viento" haz click para escuchar la canción de inspiración, 8 de 52 para "Contando las semanas" de Sindel)




38 comentarios:

  1. Dejame agregar que para bien muchas veces se las lleva el viento, porque según las ganas y la suerte de cada uno, caen en los oídos que las escuchan y los ojos que las leen. Hoy agradesco muchísimo el haber dejado que el viento traiga hacia mi estas palabras tuyas, que en su mayoría son el reflejo de los que nos pasa y nos pasó. Gracias por las palabras, por dejarlas al viento, y que podamos atraparlas, disfrutarlas y hacerlas nuestras. Beso en el alma Alma ;*)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssssss Hugo... yo también agradezco al viento, porque en algún momento cruzó tus palabras con las mías, y así me dió la posibilidad de encontrar un gran amigo.

      Un besote enorme flaco y un abrazo fuerte fuerte.

      Eliminar
  2. A veces las trae cuando más las necesitamos y entonces ese viento es esperanzador, otras yo creo que se las lleva lejos de su concreción en actos, palabras sueltas que no se realizan, que no son.
    Hermoso texto, Alma. Para pensar.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué será que sentimos esas cosas con el viento... o con la lluvia... o con pararse frente al mar? ...tal vez sea sólo estar con nosotros mismos y finalmente escuchar nuestra voz interior.
      Gracias Sindel por la inspiración. Besotes!

      Eliminar
  3. Dicen de las palabras que nos afecta más de quien viene que la propia palabra dicha.
    Un post muy acertado, Alma.
    Mil besos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente es así Auro... Nadie tiene el poder de afectarnos, salvo que nosotros mismos se lo otorguemos, y es ahí cuando las palabras y actos nos llegan.

      Besos enormes y un abrazo fuerte fuerte.

      Eliminar
  4. Dependerá de qué palabras es conveniente que se las lleve o no el viento, pero tampoco creo que sea así, pobre viento soplando lleno de tantas palabras a veces hasta absurdas. Mejor que viaje ligero y sin peso alguno.

    Besos dulces y dulce semana para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso de dejar que el viento viaje ligero... me gusta tu forma de pensar...

      Besos salados como el mar y así de grande también es el gusto de encontrarte siempre por aquí.

      Eliminar
  5. La palabra tiene un poder infinito…pero a lo largo de la vida, supongo que aprendemos a canalizar aquellas que nos han de importar o no, y por lo tanto, las que han de perseverar en el tiempo… Sí es cierto, que ese viento cómplice de ellas, nos las trae a veces de vuelta aun cuando las creíamos olvidadas… Pero su sonido, es tan sólo el eco, su poder se mitigó, por lo que nos es más fácil abrazar las que de verdad nos inunda y alimenta el alma, y dejar en esa corriente de aire, las que nos perjudican, para que se las lleve lejos… ;-)

    Precioso post, Alma… Letras con las que reflexionar, y nutrir el ser…

    Siempre un placer, amiga… Mil Bsoss y feliz semana!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprendí desde muy chica el infinito poder de las palabras. Bastan pocas para bien y para mal... pueden herir más que cualquier otra cosa, y a su vez, tienen el poder de curar y sanar... por eso se debería reflexionar antes de pronunciarlas muchas veces.

      El placer Ginebra es siempre mutuo, porque en este ir y venir de letras, reflexionamos y nutrimos el ser ambas... un besote ♥

      Eliminar
  6. Concuerdo. Las palabras no se borran ni desaparecen por la presencia de un viento. Más bien dejan huellas muchas veces imborrables, según sean las circunstancias en que fueron dichas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una profesora de literatura una vez me dijo: "El hombre es esclavo de las palabras que dice y dueño de las que calla." ...nunca lo olvidé, porque la encuentro de una verdad absoluta.

      Un besote Mónica.

      Eliminar
  7. Parece que se las lleva el viento, pero anda que no dejan poso en la memoria...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí que de memoria me han dado como para repartir, ni te digo Tracy!

      Un beso.

      Eliminar
  8. Yo si creo que muchas veces las palabras se las lleva el viento
    o mas bien quien hace de viento
    menudo debate Almita


    Besos muy dulces preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó la imagen esa de "quien hace de viento" ...y en vez de debatir, nos ponemos a conversar delante de dos buenos vasos de café, de esos que nos gustan a nosotras, ¿qué te parece Slave?

      Besos enormes dulce Niña.

      Eliminar
  9. Pues si, creo que tienes razón en una parte, porque también se dice: Obras son amores y no buenas razones. Aunque hay palabras que hieren desde luego y te dejan una huella dificil de olvidar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo, lo dicho y lo hecho, deja huellas en el alma...

      Gracias a vos por las tuyas en esta playa Carmen, un beso.

      Eliminar
  10. De todas algo queda. Una emoción vaga como poco...

    Besazos Alma :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero emoción al fin, y eso es lo que cuenta.

      Besotes enormes Tatu y te me cuidas!!!

      Eliminar
  11. El viento es renovador según las circunstancias. Porque se lleva los malos recuerdos, dejándonos diáfanos y limpios. En otras, nos refresca la memoria trayéndonos los buenos recuerdos, los que nos hacen fuertes y amorosos. Muy lindo texto, fue un placer leerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vientos de cambio como cantaba Scorpions... el placer de que pases a leerme y dejarme tu huella, es todo mío Yessy.

      Besotes.

      Eliminar
  12. Es verdad que dicen que las palabras se las lleva el viento aunque no siempre es así y permanecen calvadas en el alma.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Ilesin, las palabras quedan en (el) Alma... siempre.

      Un beso.

      Eliminar
  13. El aire puede hacer volar una hoja, un libro, un cuaderno, pero a las palabras que tocaron el alma, a ellas, no se las lleva el viento.
    Dices tener casi cuarenta, yo diría que tienes la sabiduría de alguien mayor, que tus letras te delatan inteligente y que llevas un corazón que jamás tendrá más de veinte.
    El viento me trajo hasta aquí, quizás el viento me lleve y no vuelva, pero este momento de comunión con tus letras no lo olvidaré nunca, porque palabras como las tuyas, no se las lleva el viento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssss... me has emocionado y hecho sonreir Juan Carlos.
      Bendito el viento que te trajo hasta aquí, espero no te lleve de vuelta... y que te quedes todo el tiempo que desees.

      Gracias, gracias de todo ♥... ahí se quedarán tus palabras, y no habrá viento que se las lleve.

      Un beso.

      Eliminar
  14. El viento que todo limpia y purifica el aire para que así la brisa venga y nos deposite una caricia.

    Un abrazo de brisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una frase que es toda una poesía.

      Me quedo con ese hermoso abrazo y te mando mil besos.

      Eliminar
  15. A veces las palabras que nos susurra el viento son bellas melodías, otras infinita tristeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las palabras que nos susurra el viento son sólo las que por una u otra razón, necesitamos recordar... como cuando apoyas la oreja en el caracol y crees escuchar el mar, y lo único que realmente oyes es el eco de tu interior.

      Un besote Musa.

      Eliminar
  16. Estoy completamente de acuerdo contigo, ¿Qué sería de mí si las palabras se las llevase el viento?
    ¿Qué recuerdos tendría de mi vida?
    Hay caricias de palabras que se graban en el alma y son las que nos ayudan a seguir viviendo.
    Las otras palabras, esas que nos han herido, sería mejor olvidarlas pero...¿Cómo se logra?
    Yo también me he sumado a ese viento.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he dicho Kasioles, para bien o para mal, soy una con extraordinaria memoria; y a veces sonriendo, otras entre lágrimas, prefiero recordar que olvidar.

      Un besote grande grande, con sincero afecto.

      Eliminar
  17. Hola Alma Baires: todos quisiéramos que el viento se llevara las cosas malas y nos trajera todo lo bueno que esperamos de la vida. Pero el viento es rebelde por naturaleza y hace lo que le da la gana. Y para que no se lleve las palabras mejor escribirlas. Porqué todo lo que quede escrito, siempre se puede leer. UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez el viento más que rebelde sea sabio, como su amigo el tiempo; y sepa qué llevarse y qué traernos...

      Besos grandes Montserrat.

      Eliminar
  18. Yo tampoco creo que las palabras se las lleve el viento, para bien o para mal una vez dichas ya forman parte de nosotras y de nuestras vidas, quedaran marcadas por siempre jamas. Un precioso escrito y a la vez reflexión, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... las palabras, todas y cada una, junto a los gestos, quedan por siempre grabados en el alma.

      Un besote.

      Eliminar
  19. Hola Alma vengo retrasado con la lectura, disculpa. Dices las palabras se las lleva el viento. Creo eso depende de quien las diga, como las diga y sobre todo el tilde en el latido que sostienen. A veces llevamos con nosotros collares de palabras que nos acompañan a lo largo del trayecto. Aun asi, mas que con las palabras. Me quedo con el sentimeiento. El geniuno. el que callamos a veces. El del silencio mas absoluto y el de la caricia como una brisa para cuando necesitas. Me encanto tu escrito realmente. Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demian... entre vos y yo no hay nada que disculpar, porque como decís, aunque hayan períodos de silencios en nuestra amistad, eso no es sinónimo de ausencia... Es un silencio cargado de un sentimiento pleno y verdadero, es un silencio donde vos estás, están tus palabras y está tu esencia... estás siempre.

      Un beso grande.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...