jueves, 11 de agosto de 2016



Ella era una mujer en tierra extranjera. Una mujer buscando respuestas.

De día, sus huellas se perdían en la arena de esas grandes dunas. Caminaba detrás de las historias del antiguo Egipto. Sus pies se hundían en la arena tan profundamente como sentía que estaba su alma.

Al caer la tarde, su figura recorría las calles de la ciudad. Los últimos rayos de sol iluminaban las telas que los marchantes iban guardando para el día siguiente. Una leve brisa movía los abanicos de las palmas, mitigando el calor de su cuerpo. Sus pasos sin rumbo, se dejaban llevar por ese perfume exótico, mezcla de tierra y especias.

Mientras paseaba entre aquellas estrechas y ocres calles, cerró por un instante los ojos; inspirando ese aire que sabía a libertad. Iba inmersa en sus propios pensamientos, todo rumor había desaparecido, era la calma a cubrirla. Giró en una esquina y literalmente chocó con él, dos seres en una misma trayectoría. Su mirada se clavó en ella, dejándola sin palabras, sin respiro.

En un gesto involuntario, sus manos se habían apoyado en el pecho de él. Sabía que era una imprudencia, algo que no debía... sin embargo, no podía dejar de sentir esos latidos. Como si cada uno de ellos dijieran su nombre. Fueron segundos que duraron una eternidad.

Cuando ella se apartó, él tomó su mano para posarla aún sobre su pecho, justo en medio.

Ruhi... –susurró él. Ruhi...

Ella no sabía qué significaba, pero lo sentía. Su voz llamaba a una parte de ella tan profunda, tan olvidada. Desde esa noche no lograron separarse, porque simplemente se pertenecían.


Ella había necesitado perderse para encontrarse.



(Estas letras pertenecen a los "Relatos Jueveros" y esta semana la convocatoria
fue hecha por Noa desde su blog "Hidden words".
Te invito a leer al resto de los participantes aquí!)



30 comentarios:

  1. Y no sólo pudo encontrarse, también lo encontró sin buscarlo, porque así sucede en la vida, mientras más uno se empeña en buscar no encuentra, ya que todo llega en el momento preciso. Bonita historia Alma.

    Besos dulces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no hay nada más hermoso que esos encuentros, lo que no esperas y llega al momento justo.

      Besos salados como el mar, y las gracias infinitas siempre Dulce... buen fin de semana!

      Eliminar
  2. El misterio y la belleza de lo inesperado, esa sensación de dejavú que nos descoloca por completo. La agradable sorpresa de encontrar a quien menos esperas.
    Bello texto, como siempre Alma.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alex... la historia de un encuentro que estaba escrito... que debía suceder...

      Besos grandes.

      Eliminar
  3. Estoy con los que dice Mi Amor ..los encuentros muchas veces se suceden sin buscarlos

    Bello relato preciosa .Besos muy dulces y mi cariño siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando dos almas deben encontrarse, el Universo hace que así suceda... y esa unión es eterna... pero qué te explico, si vos ya sabés cómo es...

      Besotes enormes preciosa y pasa un fin de semana maravilloso como lo sos vos!

      Eliminar
  4. Oooo que bonito... El amor llega sin saber como y ese encuentro fue un auténtico flechazo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que buscarle explicaciones al amor, sólo hay que vivirlo...

      Un beso Pikxi.

      Eliminar
  5. Esos encuentros son preciosos y únicos. Basta uno sólo de ellos para poder soñar toda la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tal vez todas las que le siguen...

      Un beso.

      Eliminar
  6. ¿Puedo guardarme esta historia, Almita? Es preciosa.... Esos encuentros, ¿qué decir?

    Besitos muchos.. :*******
    TeRe❤❤❤!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy mi niña... que vos me pidas a mí, una historia es increible!!! ...si sos una fuente inagotable de ellas, y muchísimo mejores!!! ...pero si la quieres, toda tuya es!

      Besotes y más... te super ♥♥♥ yo también!!!

      Eliminar
  7. A veces nos encontramos con alguien, sin saber por qué, pues no lo percibimos... y sabemos que su alma y la nuestra están conectadas...
    Rohi... Ruhi...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, tal vez ya se conocían... pero qué te digo si tú de estas cosas sabes mucho...

      Besotes hermosa.

      Eliminar
  8. A veces la tecnología se rebela y se pone en contra de una, pero da la oportunidad para volver a entrar y releer una historia que hace soñar con unos ojos perdidos, y un pecho acogedor en un recóndito lugar de una tierra extranjera.
    Bello cuadro, mi querida Alma.
    Cálido color que abraza.

    Mil besitos, preciosa mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auro... ya te he dicho que lo más importante para mí, es saber, sentir tu afecto, el ser tras las letras... y a ti te siento, siempre... aunque la tecnología complote en contra.

      Miles de besos preciosa y disfruta tu fin de semana.

      Eliminar
  9. "perderse para encontrase" un pensamiento muy profundo para ponernos en clima frente a una historia tan romántica como misteriosa. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces es así, Mónica... es necesario perder(se), para poder encontrar(se).

      Un beso.

      Eliminar
  10. Hay almas que sin saberlo, están destinadas a encontrarse… Y la vida, el tiempo…se encarga de unirlas en ese imperecedero amor… Se sienten, se perciben cual leve suspiro que los atrae y los vincula por siempre jamás…

    Qué bello texto, Alma… Precioso!!

    Bsoss a montones, amiga! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dan vueltas... van y vienen como las mareas... pero vuelven y están... porque así es el amor, el verdadero, el que sana y hace bien...

      Besotes enormes Gin... maravillosa mujer!

      Eliminar
  11. Alma... qué decirte. Tu relato contiene tu nombre. Me encanta y ya sabes que agradezco mucho que hayas participado; ¡eres un amor!

    Por cierto, te he dicho que tardaría en comentar, pero lo que no sabes es que era por una razón. Te he nominado a un juego/reto de lectura.

    http://www.hiddenwords.es/2016/08/libros-encadenados-i.html

    Espero que te animes <3

    Un beso preciosa,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aichhhhh Noa... si es que había visto en tu blog lo del reto de lectura y ni quise abrir para no tentarme... que no me faltan ganas sino tiempo!!!

      Del resto, nada que agradecer linda, un gusto haber participado a tu primer jueves, de verdad!!

      Besotes!!!

      Eliminar
  12. ¡Que linda historia! me conmovió profundamente, creo que es posible...
    Abrazo Alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y por qué no sería posible Ceci? ...basta creer.

      Un beso grande y gracias por tu huella.

      Eliminar
  13. Inspirada forma en que te sumaste, paisana de Hurlingham.
    A veces son encuentros suceden y son algo tan misterioso, como los mundos paralelos.
    Bien planteado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias paisano!!
      Encuentros así son mágicos... y suceden mucho más de lo que creemos.

      Un besote Demi.

      Eliminar
  14. Más allá de las palabras nos encontramos con los gestos. Sí, hay una palabra que se repite, pero todo acompasado con los latidos. Un gran final. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gestos... qué importantes son cuando acompañan las palabras. Y si esas palabras van al ritmo de los latidos, no se puede pedir más...

      Un beso Pablo.

      Eliminar
  15. Me encanta lo que dices de que hay que perderse para encontrarse...en el caso de tu protagonista así ha sido.Aunque no siempre es así y creo que hay personas que no se encuentran nunca, al menos en esta vida, tu relato me ha gustado mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo en este mundo Charo, y como se dice acá, también es bello por esta "variedad".

      Gracias siempre por tus huellas, un besote.

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...