lunes, 11 de diciembre de 2017

En el día más frío de todos los tiempos, nacía un ser extraordinario. Venía al mundo para cambiarlo, para cambiar el orden de las cosas. Pero no sería sencillo.

Su madre, poseedora de una extrema belleza y una bondad desmedida, características que habían enamorado al Viejo Jefe; hoy había sido abandonada por él. En todos estos años no había sido capaz de darle un heredero, ninguno que siguiera su dinastía, y tomara su lugar cuando llegara el momento. Por eso ella se fue sin mirar atrás ni una sola vez. Se internó en los bosques apenas comenzaba el verano. Y para cuando fue tiempo de que cayera la primera hoja del otoño, supo que en su vientre estaba creciendo el mejor de los sueños. Pero la misma profecía lo había anunciado muchísimos años antes:

“Cuando la blanca pradera se cubra del carmesí más intenso,
producto del amor más puro y profundo;
una criatura vendrá a cambiar el rumbo de la manada.”

Y así fue. En medio a un níveo paisaje y en la más absoluta soledad, su madre la daba a luz. Parecía una criatura tan indefensa, sin embargo ya se veía en sus ojos el fuego que corría por sus venas.

Los años pasaron rápidamente, demasiado para esa madre. La misma que vió a ese pequeño ser convertirse día a día en un alguien maravilloso. Después de muchos años, fue ella, una hembra, a cambiar el destino... el proprio y el de los suyos.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 35Utiliza tres 'clichés de la ficción' para hacer un escrito con ellos.)

26 comentarios:

  1. Es precioso y si bien al principio me he despistado y he pensado en otro tipo de personaje el final me ha parecido muy hermoso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ester. Es que he tratado, como casi siempre en mis relatos, que sea cada uno de ustedes, de los que leen, los que hagan la propia interpretación.

      Besotes!

      Eliminar
  2. Esa imagen siempre me ha gustado :)
    Y la historia es preciosa, guardada en mi baúl❤

    quieroTe, mamita del mío❤
    Besazos muchos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que esa imagen te traería bonitos recuerdos... a mí también lo hace.

      Besotes, mi niña... y quieroTe mucho!

      Eliminar
  3. Clichés o no han originado una historia original en tu creatividad. Me ha gustado.

    Besos dulce y dulce semana Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho... lo sabes.

      Besos grandes como el mar, Dulce.

      Eliminar
  4. Fuerza en el mensaje ... credo y no sólo en lo que aparenta-mos. Es muy original, preciosa Alma.

    Mil besitos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que deseaba, transmitir fuerza... recordé a "Mujeres que corren con los lobos", un libro que seguramente me ha encantado.

      Besotes infinitos, mi preciosa Auro.

      Eliminar
  5. Y me dejo llevar de la mano de tu pluma… Y no hay más clichés que la sensibilidad con la que abordas cada historia… Fuerza y vitalidad, brotando de tus letras…

    Salgo de unos días en cama por un gripazo enorme, y como ya he dicho en algunos blogs amigos, aún me tambaleo jajaja… pero leeros, es pura medicina para el alma!! (el cuerpo, ya se recupera poco a poco) 😉

    Precioso, mi querida amiga, así como lo eres tú…

    Bsoss y cariños enormes, y muy feliz tarde 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsssssssssssss Gin... espero que ya estés mejor, que -al menos aquí- el invierno ha comenzado con todo y antes de tiempo!

      Tú podrías ser perectamente la protagonista de esta historia, a fuerza y vitalidad no te gana nadie, guerrera!

      Besotessssssss a montones y a ponerse bien... smu@ckssssssssssss!

      Eliminar
  6. Un relato que puede ser un buen comienzo, muy bien escrito. Besos, Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos, tanto tiempo... prometo para el próximo año, volver al grupo de los Jueveros que ya los extraño.

      Gracias por tu huella, un beso.

      Eliminar
  7. Me ha encantado la profecía :)
    Tiene el misticismo preciso y ese aire de magia que llevan a hundirse en la historia.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas palabras tuyas, Mag, son más que un cumplido; siendo tú la Reina de las letras místicas.

      Besisssssssssss hermosa.

      Eliminar
  8. Me dan igual los clichés si puedo leer algo como esto! Muy buen relato, me encanta el empoderamiento de la hembra! la loba joven que toma el relevo de la loba anciana... Lo que ella no pudo hacer ahora está en manos de la nueva lider de la manada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (LOba, tal y como la definiría Clarissa Pinkola estes,en MUJERES QUE CORREN CON LOBOS)
      besazos mi bella Alma!

      Eliminar
    2. Me encanta que lo hayas sentido tanto... de verdad que sí. Y que te haya hecho pensar al libro de Clarissa Pinkola Estes... un honor.

      Besotes enormes, mi Ale querida!

      Eliminar
  9. Me encanto la dupla de imagen y escrito Alma. Has entrelazado hermoso todo. Me encanto besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dem... aunque debo decir que soy de las que primero escribe y luego busca una imagen que se adapte a la idea, al sentir... en este caso fue fácil.

      Besito.

      Eliminar
  10. Me ha encantado Alma, admirable la lucha tan intensa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una lucha que casi tod@s tenemos, creo yo.

      Besos, Conchi.

      Eliminar
  11. Hola Alma, precioso tu blog, que ahora sigo, como otros blogueros en común.
    Que tengas unas felices fiestas y espero seguir leyéndote a menudo.
    Te invito a visitar el mio si quieres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, "Bienvenido" Rafael... me alegra hayas llegado a esta playa, te haya gustado, y decidas quedarte... Ahora estoy de viaje, pero apenas vuelva pasaré a visitarte por tu blog.

      Felices fiestas para vos también... un beso!

      Eliminar

Deja tu huella en mi arena...