viernes, 17 de agosto de 2018

#VDLN - 109

"Y luego están aquellos que se sorprenden de no encontrarte más.
Son los mismos que cuando estabas, ni siquiera se daban cuenta."
(A. Curnetta)


lunes, 13 de agosto de 2018

Aquí estoy, nuevamente en el frente y escribiéndole, aunque no sé si alguna vez leerá estas letras. Había pensado pasar unos días junto a ella, sin embargo, llegó el telegrama que me comunicaba que debía partir inmediatamente y alcanzar mi regimiento. Me ha dolido dejarle otra vez, pero el deber con la patria me reclamaba, y no podía decir que no. Partí inmediatamente, cualquier recorrido en las condiciones en las que estaba el país podía llevarme más tiempo del previsto.

Después de tres días de viaje, y dos horas de marcha montaña arriba, llegué junto a mis compañeros, casi en la cima del Monte Grappa.

Ahora nos han encargado proveer los suministros a la segunda línea. Noto, percibo a todos muy preocupados, el enemigo no deja de atacarnos con gas asfixiante. Un joven soldado pasa por mi lado, está mal herido, y deberán llevarlo inmediatamente al hospital de base.

Apenas se ha hecho noche y me pongo a escribir algunas líneas más; cuando el Capitán decide ponerse en marcha hacia la primera línea de combate. A pesar de estar en medio a las montañas, no se ven las estrellas, el cielo es sólo un gran manto oscuro. El manto de la muerte que nos rodea, y en el cual no queremos pensar demasiado. El terreno es fangoso, ha llovido los días anteriores, y muchos resbalan al caminar. Igual no es el único motivo. Están, estamos cansados, y con hambre. Es ya de madrugada cuando logramos meternos dentro una de las tantas galerías. Es demasiado pequeña y húmeda, pero es lo que hay.

De repente el fuego enemigo recomienza con un fuerte ataque. Debemos salir de aquí si no queremos se convierta en nuestra fosa común. Quienes nos combaten, los austríacos, no creen lo que ven, no esperaban resistencia, ni siquiera la más mínima. La galería ha comenzado a llenarse de muertos y heridos, el olor a la sangre y la pólvora me descomponen, aún si debería estar ya acostumbrado. No quedan casi oficiales de rango, y algunos de los soldados prueban a escapar. ¿Cómo juzgarlos? ¿Es de cobardes probar a huir de todo este infierno? No lo sé, es sólo que yo no puedo hacerlo. Y lo único que deseo es poder ver otro amanecer en los ojos de ella.

No sé cómo, si por milagro o qué, logramos contrarestar el avance enemigo. Hasta hemos hecho algún prisionero. Igual esto no vale el precio de nuestros muertos y heridos. Después de casi una semana de combate, bajamos a los pueblos. Están devastados, y verlos en ruinas deja a uno sin palabras. Aún así, los rostros de las personas que encuentro están llenos de orgullo. Son ellos los verdaderos héroes, han resistido sin armas, han visto la desolación avanzar sobre ellos, y aún están en pie. No sé qué irá a pasar, podría morir mañana, aunque tal vez... tal vez aún haya esperanza.


(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 08Desarrolla un relato en el frente,
en la Primera Guerra Mundial, en concreto.)


viernes, 10 de agosto de 2018

#VDLN - 108

"No sé porqué las personas sean así entusiastas de hacer públicos los detalles de la propia vida privada, olvidando que la invisibilidad es un superpoder."
(del web)

domingo, 5 de agosto de 2018

El Club de los 5: Agosto

Ésta es una miniserie argentina dramática, protagonizada por Rodrigo de la Serna, Dario Grandinetti, Leticia Brédice, Julieta Nair Calvo y Alberto Ajaka. La historia gira alrededor de Matias Franco (Rodrigo de la Serna), él es un lobista. Una persona que trata de influir en el poder, para beneficiar a empresas y corporaciones. Es el mejor en su rubro y su nombre es ya muy conocido en el ambiente de los negocios, pero no sólo por sus habilidades, sino por la impunidad con la que se maneja. Y es este modo suyo, y su ambición obviamente, las que lo llevaron a involucrarse en una serie de situaciones problemáticas.
  • Libros: "Prometo equivocarme"
No es un clásico libro, este libro, de Pedro Chagas Freitas, lo denominaría fuera "de lo normal". Tal vez llegué a él con expectativas equivocadas; pensaba a la historia de una pareja que se encuentra después de muchos años, y todo lo que rodeaba a ésta. Sin embargo me encontré con que no hay 'una' historia principal, sino muchas historias. Cada una de ellas dura tres o cuatro páginas, inclusive una a veces. Todas estas historias ni siquiera están narradas de un mismo modo, el autor varia entre relatos, monólogos, diálogos, poesías y hasta cartas. Es verdad que esto no facilita la lectura, porque por momentos cuesta comprender, y se puede pensar en abandonar. Pero creo que valga la pena, que hay que leer hasta el final, porque cada historia, cada frase, cada palabra, hace reflexionar, ver las cosas desde otro punto, pero siempre desde el amor. Porque en definitiva, de una forma especial y fuera de cualquier parámetro preestablecido, este libro habla del amor... en todas sus formas y manifestaciones.
"(...) No quiero trayectos sin piedras, personas sin problemas, aún menos glorias sin lágrimas. No quiero el tedio de continuar apenas, la obligación del soportar, moverme en la rutina sólo por avanzar. No quiero el 'más o menos', el 'así es la vida', el 'se debe', nada que me haga quejar. No quiero siempre la receta sana, la ensaladita incontaminada, la cama casta, el sexo virgen. No quiero el sol todo el día, la recta sin la mínima curva, no quiero el negro llano ni el blanco inmacuado, no quiero la poesía perfecta ni la ortografía ilesa. No quiero aprender solamente del profesor, la palmadita en la espalda, el 'verás que pasa', la microsatisfacción, la minúscula euforia. No quiero los labios sin lengua, la lengua sin placer, escapar de aquello que asusta, ni tampoco acostumbrarme a aquello que me hace sufrir. Quiero aquello que no entra en lo regular, aquello que no se comprende en los manuales, aquello que no sucede en los guiones. Quiero la arruga bizarra, la mano descuidada, la calle arriesgada, la lluvia, el viento, las uñas clavadas, el animal del instante. Quiero intentar aún aquello que ninguno ha jamás hecho, mirar lo imperdonable, derrochar como loco las posibilidades. Quiero, sobre todo, aquello que me asusta, el abismo secreto, el interno de tus muslos, el modo en el cual que el sudor se te desliza al centro del pecho, el modo imposible en el cual te expresas cuando acabas.(...)"

(Fragmento de "Prometo equivocarme", de Pedro Chagas Freitas)
Yo soy una enamorada de los libros (como si esto no se hubiese entendido hasta ahora...jajajajaja!), para mí entrar en una librería o biblioteca es como hacerlo en Disneyland. Pero una de las cosas más feas que he debido hacer en mi vida, fue deshacerme de mis libros. Es decir, cuando cambié de país no podía traerme toooooodos los libros que tenía, entonces tuve que decidir cuales dejar en casa de mi madre, cuales regalar, y cuales donar... y ahí prometí no volver a armar una biblioteca así. Obviamente la promesa duró lo que un suspiro, fue más fuerte que yo y en menos de un año ya no tenía más espacio donde poner los nuevos libros. Y entonces apareció el Kindle... y todo cambió. Al inicio no me acostumbraba pero comencé a ver las ventajas; podía volver a leer en español (conseguir libros en otro idioma cuando estás en el exterior, no es fácil ni económico); podía viajar con un montón de posiblidades -no volvería a pasarme eso de terminar un libro y no tener más nada que leer porque no entraban en la valija-; poder leer en cualquier lugar, así sea con poca luz... En fin, me enamoré y hoy por hoy es uno de esos objetos que vienen siempre conmigo, somos inseparables.
  • Trailer:

(y sí, soy un poco infantil, y ésta no me la pierdo...😏)
  • Citas:

"Y llega el día en el cual el riesgo de permanecer firmemente siendo sólo un brote
será más doloroso que el riesgo que lleva convertirse en flor."
(Anais Nin)

Hasta la próxima!

viernes, 3 de agosto de 2018

#VDLN - 107

"Existe un momento en la vida en el que te sientes más perdido que nunca,
ese momento es el principio de un encuentro."
(cita del libro "Hablando sola" de Daniela Rivera Zacarías)



jueves, 2 de agosto de 2018

24 Retos de Lectura - #14

Reto 14:
Apostemos por una obra de teatro de un/a autor/a nacional. Puede ser actual o clásica.
Elección: “Sei personaggi in cerca d’autore”, de Luigi Pirandello

Sinopsis:
“La historia es el drama de una familia. El padre, tras haberse casado con una mujer de clase inferior, y de haber tenido con ella un hijo, la deja en libertad de unirse a un hombre de clase baja del que está enamorada. Al quedarse solo, durante un tiempo vigila, a escondidas, la vida de la mujer y asiste al nacimiento de la hijastra; pero luego pierde la pista de la familia y no vuelve a saber nada de ella. Mucho tiempo después, la mujer, que mientras tanto ha tenido otros dos hijos, el muchacho y la niña, y que se ha quedado viuda, vuelve a la ciudad. La familia es muy pobre y la hijastra se ve obligada a aceptar trabajo de Madama Pace, que en su sastrería oculta una casa de citas. Precisamente allí el padre la encuentra, sin saber quién es, y sólo la intervención de la madre, que entra en la habitación en que el padre e hija se hallan, impide que se consuma el incesto.”

Seré sincera, a mi el teatro me gusta verlo, no leerlo. Aún recuerdo cuando en el secundario nos torturaron –porque de tortura se trataba, créanme– con “La casa de Bernarda Alba”; con lo hermoso que es ir al teatro, al balet, a la ópera... en fin. Por este motivo, cuando leí el reto en cuestión, comencé a buscar dando más vueltas que una oreja, y creo haber hecho una pequeña trampilla. Porque cuando dice “...de un/a autor/a nacional”, no especifica si español o menos; y en mi caso podría ser tanto argentino como italiano. Entonces ya que debía leer algo así, busqué algo de teatro italiano, esas obras que siempre quise conocer y al final nunca me decidía.

Admito que al inicio me costó entender la trama, muchos personajes, mucha interacción, pero luego la historia atrapa y uno desea saber qué va a pasar. Por momentos hasta hace reír, si bien no podemos olvidar que se trata de una tragedia, de un drama. Son seis personajes, no sei individuos, ni seis actores. Son seis personajes que están buscando un autor, una guía, un maestro.

Esta obra tiene muchísimas interpretaciones, y sin embargo, no puedo dejar de mencionar el curioso dato que cuando fue estrenada en el año 1921, no fue comprendida. Me gustaría, que si la has leído o visto me comentaras cuál es tu idea, ¿te atreves?


Aquí arriba te dejo unos minutos de una de las tantas, tantísimas, representaciones que ha tenido esta obra. Una versión argentina, a ver si hago que te pique el bichito de la curiosidad.

A la próxima!

(Nota: la sinopsis fue sacada del sitio: casadellibro)

martes, 31 de julio de 2018

Encendió un cigarrillo y salió al balcón. Fumaba observando la ciudad fluir. Allí abajo el mundo seguía su ritmo, mientras a él se le detenía. Había dado todo por sentado. Muchas cosas las creyó descontadas, obvias, hasta banales. Creyó que tendría tiempo. Tiempo para hacer, tiempo para decir. Pero no. No lo tuvo, no lo encontró, no se lo hizo. Y ahora todo esto era el menor de sus problemas. Ahora debía encontrar el valor de seguir adelante. Esta vez, solo.


(Este microrelato pertenece a “Reto: 5 líneas” propuesto por Adella Brac.
Las palabras para el mes de Julio: balcón, sentado, menor.)