viernes, 28 de diciembre de 2018

#VDLN - 128

Un año más que termina, y con él tantas cosas. Algunas buenas, otras no tantas.
He perdido... pero también he ganado.
Me he decepcionado... pero también me he vuelto a ilusionar con un simple detalle.
He llorado a mares... pero también me he reído a carcajadas.
Me he caído... pero también me he vuelto a levantar aún más fuerte.
Y en todas y cada una de las ocasiones, he aprendido y eso es lo más importante.

He cumplido con muchos, casi todos, los objetivos que me propuse al inicio de este 2018; y, para aquellas cosas que han quedado en el tintero, bastará reproponer nuevas fechas... siempre he pensado que sólo se fracasa cuando se deja de intentarlo.

Un año más termina, pero lo importante es que otro comienza. Y en este nuevo año que está por iniciar, las ideas son muchas y las ganas aún más. Ganas de compartirlo con vos, así que ya sabes...

...Si te hace falta quien te trate con amor,
si no tenés a quien brindar tu corazón,
si todo vuelve cuando más lo precisás,
nos veremos otra vez...



...así es, yo te estaré esperando, y lo haré desde el primer día de ese nuevo año que está por comenzar. No tardes, nos vemos y

miércoles, 26 de diciembre de 2018

24 Retos de Lectura - #24

Reto 24:
Acabamos nuestros 24 retos de lectura para 2018 con esa historia dickensiana que te encantará en cuanto le dediques el tiempo suficiente.
Elección: “Cuento de Navidad”, de Charles Dickens

Sinopsis:
“El señor Scrooge es un viejo avaro y cascarrabias. No conoce la compasión ni la caridad, tiene el carácter avinagrado y un corazón duro como una piedra, que no se ablanda ni tan sólo cuando llega la Navidad. Pero pronto va a recibir la visita inesperada de tres espíritus, que lo acompañarán a las Navidades de su infancia, del presente y del futuro. Y lo que descubrirá le cambiará la vida.”

Quien me conoce, sabe que esta época del año es mágica para mí. Al día de hoy, continúo a vivirla como si fuera una niña. Y, uno de mis “ritos” en estos días es, sin dudas, leer este libro que adoro.

No recuerdo cuántos años tenía la primera vez que leí este libro, pero sí cómo me impactó. Todo lo que representaba este personaje, Mr. Scrooge. Que sólo lograba recordar los aspectos más feos y duros de su pasado; convirtiendo el presente en algo aún peor; y, tal vez, condenando su propio futuro para siempre. La imagen de ese fantasma del pasado arrastrando sus cadenas... aún hoy tiemblo al leer esa parte. Y me emociono con el final... diría hasta las lágrimas, pero hagan de cuenta que no lo he escrito, que ya estoy grandecita para ciertas cosas.

“(...)
Haré honor a la Navidad en mi corazón y procuraré mantener su espíritu a lo largo de todo el año. Viviré en el pasado, en el presente y el futuro; los espíritus de los tres me darán fuerza interior y no olvidaré sus enseñanzas...
(...)”
(Fragmento de “Cuento de Navidad”, de Charles Dickens)

Si puedo darte un consejo a ti que me lees, sería: vive estos días plenamente. Déjate invadir por la magia. Disfruta de cada instante, y haz de ellos algo inolvidable, para ti y para todos quienes te rodean. Te aseguro que éste es el mejor regalo, el mejor legado.


Aquí terminan estos 24 retos de lectura, y debo decir que estoy muy feliz de haberlos hecho, he leído lo que hacía años no leía. Esto me ha inspirado y el próximo 2019 te espero con novedades al respecto, deseando que quieras acompañarme tú también. Gracias; de verdad, gracias por haber estado junto a mí entrada tras entrada, lectura tras lectura; sin ti, esto no tendría mucho sentido, por eso, de nuevo, gracias.

Hasta prontito!

lunes, 24 de diciembre de 2018


Hoy es Nochebuena y este año será un poco especial. Como si fuera el guión de una película propia de estas fechas, cuando suenen las doce campanadas estaré en un aeropuerto esperando el vuelo que me haga encontrar con mi familia.

Finalmente, luego de tantos años nos volveremos a reunir todos. Sé que los planes han cambiado, y es que hay cosas que escapan a nuestro control; pero, pese a todo, también sé que estaremos bien, que seremos felices.

Por un instante cierro los ojos, y me acuerdo de las navidades en la casa de mis nonos. ¡Cómo me gustaba ayudar a armar el árbol! Era un día donde sin dudas se respiraba la magia... y me detengo a pensar cuánto me gustaría repetir, al menos una vez, ese momento, donde la única prioridad parecía ser colocar la estrella en la punta de aquel pino.

Sonrío. Lo hago mientras imagino que estarán armando la gran mesa, donde cada uno habrá preparado algo. Se prenderán las velas, y sus luces se confundirán con las del árbol. Los regalos estarán todos debajo del pino, esperando la medianoche, y esas manos que ansiosas los abran transformando a todos en niños por algunos instantes.

Y me emociono, porque en esos momentos todo queda envuelto en un clima de serenidad y amor. Rodeados de la gente que se ama, más allá de cualquier diferencia pudiese existir. Aquellos seres que nos “tocaron”, y esos otros que elegimos. Y también aquellos que ya no están físicamente, pero sí en nuestros corazones, y por los cuales, seguramente, alzaremos la mirada al cielo deseándoles una muy:
...lo mismo que te deseo a vos.

Sí, a vos que pasás cada vez por aquí y me dejas tu huella;
a veces en forma silenciosa y otras, bien marcada en la arena.
A vos, que cuando me notas con el ánimo un poco bajo,
no demoras en dejarme tu abrazo y tu cariño.
A vos, que compartes mis alegrías y me estimulas a mejorar cada vez.
A vos, que en esta playa nos acercamos y derrotamos cualquier distancia.
A vos, que no importa en qué creas, mientras lo hagas,
te deseo una magnífica noche
y que mañana –y los días que le siguen a éste–,
nos volvamos a encontrar.

(Por motivos que seguro comprenderás,
me resultará un poco difícil conectarme en estos días,
más precisamente, hasta fines de enero.
Las futuras entradas están todas programadas
y, aunque ya sabes que no hay obligaciones,
siempre te estaré esperando...
...y en cuanto pueda, te estaré visitando.
Smu@ckssssssssssssssssss!

Ahhh... y gracias, gracias con todo mi  )

viernes, 21 de diciembre de 2018

#VDLN - 127

Algunas sugerencias para los regalos de esta Navidad:

A tu enemigo, el perdón.
A tu adversario, la tolerancia.
A un amigo, tu corazón.
A un cliente, el servicio.
A todos, la caridad.
A cada niño, un buen ejemplo.
A ti mismo, el respeto.
(Oren Arnold )


lunes, 17 de diciembre de 2018

24 Retos de Lectura - #23

Reto 23:
Un mes para viajar, para volver a ser pequeño y disfrutar de las fiestas. Para acabar esa obra de Dickens que dejaste a la mitad hace cien años y de ingorda en familia. También tiene que ser un mes para viajar entre letras.
Un libro que te haga viajar y que se desarrolle en un país exótico.
Elección: “Viaje a Oxiana”, de Robert Byron

Sinopsis:
“Poética, erudita, y ácidamente humorística a la vez, la narración que Robert Byron traza de su peregrinaje a través de Persia y Afganistán en los años treinta, en busca de los orígenes de la arquitectura islámica, es una obra maestra en su género. Al hacer revivir con animada autenticidad a unos personajes y unos paisajes, “Viaje a Oxiana” se convierte en una oda apasionada a la búsqueda de la aventura, en el retrato evocador de un heroico y visionario viajero.”

Inicio diciendo: a mí me encanta viajar. Simple. Soy una persona que inicia a disfrutar el viaje cuando; si es por aquí cerca, se sube al auto; y cuando es más lejos, desde que comienza a preparar las maletas. No importa si el paisaje es el mismo que veo desde hace años; ni si tengo que esperar horas en un aeropuerto. Me gusta viajar, ver pasar las imágenes de ese paisaje visto infinidad de veces; o el rostro de las personas que cruzo en el aeropuerto; siempre he pensado que podría escribir muchísimas historias con lo que se puede ver por allí. Pero, pese a todo esto, jamás había leído un libro sobre viajes, ni nada parecido. Por eso, cuando comencé a buscar, me di cuenta que entre los títulos de mi –ya famosa– lista de espera, figuraba éste que es considerado, nada menos, que una obra maestra en su género. No lo dudé, y fue mi elección.

Y fue una excelente elección sin dudas. Robert Byron nos cuenta bajo forma de diario un viaje que emprende partiendo desde Venecia (ciudad que adoro por demás) pasando por Palestina, Siria, Irak, Persia y Afganistán. Todos sitios más que interesantes por conocer; y que, aún si hoy por hoy el hombre y sus circunstancias los hayan convertido en peligrosos, no han perdido un ápice de misterio y encanto. El autor no sólo nos describe el paisaje y su arquitectura, de la cual era un amplio conocedor; sino que nos habla de su gente, de sus modos de vivir... de toda la belleza, pero también de todas las sombras.

“(...)
Nunca he encontrado un esplendor de este tipo antes. Cuando me paré allí, se me ocurrieron otros interiores para compararlos con: Versalles, o las habitaciones de porcelana de Schönbrunn, o el Palacio Ducal, o la de San Pedro. Todos son ricos; pero ninguno tan rico. Su riqueza es tridimensional; Todo el esfuerzo de la sombra lo asiste: en la Mezquita de Sheikh Lutfullah, es una riqueza de luz y superficie, de patrón y color solamente. La forma arquitectónica no es importante. No está sofocado, como en el rococó; es simplemente el instrumento de un espectáculo, como la tierra es el instrumento de un jardín. Y luego, de repente, pensé en esa desafortunada especie, en los modernos decoradores de interiores, que se imaginan que pueden hacer que un restaurante, un cine o el salón de un plutócrata se vean ricos si se les da suficiente dinero para el pan de oro y el espejo. Poco saben qué aficionados son. Tampoco, por desgracia, hacen sus clientes.
(...)”
(Fragmento de “Viaje a Oxiana”, de Robert Byron)

Un largo y encantador viaje. Algo que en la era de la globalización, tal vez, ya sea impracticable; pero nos queda el diario de un sueño. Un libro de un verdadero viaje, el viaje de descubrimiento del otro y, de este modo, de uno mismo.
A la próxima!

viernes, 14 de diciembre de 2018

#VDLN - 126

"Me gustan las personas que aún en la oscuridad,
se nutren de luz e irradian su brillo al mundo.
Esos descarados que sonríen gratis,
sin razón y porque sí.
Los que celebran la lluvia sin miedo a mojarse
y aprecian el frío por sentir el calor de un abrazo.
Me gustan las personas simples porque tienen la sabiduría
de aquel que no carga el peso innecesario de las cosas,
y alimenta su alma de todo lo vivido.
Me gustan aquellos pocos que no son lo que poseen,
sino lo que dan.
Me gustan los locos que tienen el coraje de vivir la vida,
como si nunca los fuera a alcanzar la muerte."
(Mind of Brando)

martes, 11 de diciembre de 2018

Ella no era la primera, y no sería la última. Su madre se lo había enseñado; y la madre de su madre antes que ella. Así se lo enseñaría a su hija también, generación tras generación.
Tu casa debe fundarse en los pilares de tus ideas, de tu credo, de tus principios. Proteger y respetar todo eso; la tuya y la del otro. Porque allí reside el alma, y no existe cadena ni jaula que pueda contra esa libertad.

(Este microrelato pertenece a “Reto: 5 líneas” propuesto por Adella Brac.
Las palabras para el mes de Diciembre: cadena, primera, casa.)

viernes, 7 de diciembre de 2018

#VDLN - 125

"Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas, ya sea oralmente, por escrito, o a través de las nuevas tecnologías de la información, el cual no puede estar sujeto a censura previa sino a responsabilidades ulteriores expresamente fijadas por la ley."
(Definición estipulada en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a la libertad de expresión)

miércoles, 5 de diciembre de 2018

El Club de los 5: Diciembre

Ésta es una serie estadounidense, un drama criminológico, que se basa en el trabajo realizado por una unidad especial del FBI; la Unidad de Análisis Comportamental. Esta unidad tenía sede en Quantico, Virginia, pero viajaba por todo el país. El trabajo lo realizan diferentes especialistas, llamados "profilers", encabezados en las dos primeras temporadas por el actor Mandy Patinkin, en el personaje de Jason Gideon. Luego ha sido reemplazado por Thomas Gibson como Aaron Hotchner. También están Derek Morgan (Shemar Moore); Emely Prentiss (Paget Brewster); el joven doctor Spencer Reid (Matthew Gray Gubler); la experta en crímines sexuales Noelle 'Elle' Greenaway (Lola Glaudini); la agente de prensa Jennifer Jareau (A. J. Cook); y la analista informática Penélope García (Kirsten Vangsness). Luego entrarán también el actor Joe Mantegna en el personaje del doctor David Rossi. La serie, que originalmente constaba de 8 temporadas, ya va por la 13°.
Mi opinión es que, si te gustan las tramas psicológicas, los thriller, no puedes perderte esta serie.
"La gata vió al asesino es una obra de ficción ambientada en el París de entreguerras, transcurre en un período que va desde el final de la Gran Guerra al inicio de los 'años locos'. Considero que su disfrute es apropiado para un lector mayor de trece años. La trama de este 'melodrama minino' no se adscribe a ninguna temática. Ofrece pasajes de evocación histórica junto a otros de recreación costumbrista, siempre falseados para así convertirlos en creíbles dentro de la ficción novelada. Según avanza el relato, el tratamiento descriptivo va incorporando elementos de narrativa de suspense, embellecidos por una trama romántica que coquetea con la tragedia."
(Sinopsis de "La gata vió al asesino", de Nino Ortea)
¿Por qué este libro? ...principalmente porque considero que es un libro buenísimo. Tiene todos los ingredientes de una excelente trama: romanticismo, suspenso, realidad, sueños... todo, no le hace falta más. Y segundo, porque estoy convencida que no es necesario leer sólo los grandes clásicos, o los best-sellers literarios para ser un buen lector. Creo que todos nosotros tenemos a nuestro alrededor personas que saben hacer grandes cosas; cosas maravillosas, y sería justo darles el valor que se merecen. Somos capaces de comprar en la librería de confianza el libro de "Fulanito" que es el primero en ventas en "vaya uno saber dónde", pero miramos de reojo cuando un amigo autopublica un libro y nos pide el valor de un café... de locos.

En fin, yo te lo recomiendo; en lo personal me ha gustado muchísimo, más que la trilogía anterior del mismo autor, y me ha dejado con ganas de más, signo indiscutible de que es una buena historia.
  • Descubrimiento: este tipo de entradas
Es decir, el blog había logrado ya hacerme descubrir el mundo de la escritura; pero este tipo de entradas, donde se crea una suerte de diálogo entre nosotros; donde compartimos mucho más de lo que se expone o la opinión sobre un relato, sino experiencias personales, un trocito de nuestra alma.
  • Trailer:

Mi niña interior está esperando esta película...
  • Citas:
  • "La muerte y la vida,
    la duración y la destrucción,
    la miseria y la gloria,
    la pobreza y la riqueza,
    la sabiduría y la ignorancia,
    el reproche y el halago,
    el hambre y la sed,
    el frío y el calor,
    estos son los eventos alternos cuyo curso constituye el Destino.
    Cualquiera logre no dejarse influenciar por estos acontecimientos
    conserva intacta la propia alma."
    (Confusio)

Otra vez, como es habitual los 5 de cada mes, nos hemos encontrado en "El Club de los 5"; pero ésta ha sido nuestra última cita. No sé si lo habían notado, pero la persona que había lanzado esta propuesta, hace meses ha dejado de hacerla, y así todo el resto de los participantes. Yo, dentro de mis parámetros de obsesión (jajajajajajaja!) no podía hacerlo a mitad de año, ni a fines del verano... sin embargo, ahora que finaliza el año, creo es un buen período para dar por concluídos algunos proyectos. Así es que éste llega a su fin en esta playa. Igualmente no te preocupes, con el inicio del nuevo año habrá novedades sobre la arena y, seguramente, encontraremos el modo de disfrutar juntos de otras propuestas, que ya tengo pensadas un par al menos...


...gracias por todo lo que me han dado en este tiempo y hasta la próxima!

domingo, 2 de diciembre de 2018

24 Retos de Lectura - #22

Reto 22:
Profundicemos un poquito más en los Estados Unidos con un libro de realismo sucio. Lo más sucio que encuentres por ahí.
Elección: “Cartero”, de Charles Bukowski

Sinopsis:
Charles Bukowski, escritor eminentemente autobiográfico, nos cuenta en esta obra otro fragmento de la vida de su alter ego Chinaski. En ‘Cartero’ describe los doce años en que estuvo empleado en una sórdida oficina de correos de Los Ángeles. El libro termina cuando Chinaski/Bukowski abandona la miserable seguridad de su empleo, a los 49 años, para dedicarse exclusivamente a escribir. Y escribe ‘Cartero’, su primera novela. Bukowski fue uno de los escritores estadonidenses más importantes de la contracultura de los años ’60 y ’70 del siglo XX, veterano que llegó a sobrevivir a todos sus compañeros de generación, manteniendo siempre una actitud cínica y combativa.”

Como tal vez le suceda a muchos de ustedes, apenas he leído “realismo sucio”, he pensado a “El club de la pelea” de Chuck Palahniuk. Quien no haya leído el libro, seguramente ha visto, o al menos escuchado hablar, de la película (“Fight Club” de David Fincher, con Edward Norton y Brad Pitt). Y, de hecho, era una de las dos opciones que ofrecía el sitio del reto. Pero yo deseaba desde hace tiempo leer a un autor que entraba sin dudas en esta categoría... Charles Bukowski.

Será porque de un tiempo a esta parte muchos han iniciado, o vuelto a mencionarlo, a citarlo; será por su lenguaje tan característico, un poco violento, un poco obsesivo, un poco (tanto) vulgar; o, no sé... pero lo que sí sé es que despertaba mi curiosidad. Entonces busqué lo que se considera su primera novela, “Cartero”. Aquí, el protagonista, Henry Chinaski, un empleado del servicio postal de los Estados Unidos, nos cuenta el trascurso de su vida entre el alcohol, el sexo, y las carreras de cavallo. Lo curioso es que el mismo Bukowski fue empleado postal, y leyendo su biografía es fácil suponer que Chinaski no sea otra cosa que su alter ego. Es su vida la que él mismo ha transformado en palabras, escribiéndola y contándonos diferentes historias.

“(...)
El océano –dije–, míralo allí afuera, batiendo, moviéndose arriba y abajo. Y debajo de todo eso, los peces, los pobres peces luchando entre sí, devorándose entre sí.
Nosotros somos como esos peces, sólo que estamos aquí arriba. Un mal movimiento y estás acabado. Es bueno ser un campeón. Es bueno conocer tus movimientos.
(...)”
(Fragmento de “Cartero”, de Charles Bukowski)

Si puedes ir más allá del estilo “fuera de lo común” de este autor, te encontrarás no sólo con un trabajo autobiográfico, sino con un libro que muestra la crueldad de un mundo lleno de inútiles burocracias y fuertes divisiones sociales. Por esto, y muchas cosas más, “Cartero” se presenta como una crítica a lo cotidiano, y a su vez, como un grito de rebeldía hacia aquellos que quieren un mundo totalmente homogéneo. Es el exponente de una época que pareciera nunca terminar, ser siempre actual.

A la próxima!

(Nota: la sinopsis fue sacada del sitio: lecturalia)

Si quieres, déjame aquí tu huella...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *