miércoles, 23 de mayo de 2018

Sebas debía terminar su libro en las próximas semanas, sino tendría problemas con su editor. Por ello, le pidió a Julieta, su amiga desde la infancia, otro permiso para visitar su lugar de trabajo. El manicomio de la ciudad. Necesitaba volver al sitio donde se desarrollaban sus historias.

Él no escribía sobre psicología; ni sobre psiquiatría; ni sobre ninguna enfermedad mental. Él era simplemente un historiador, y desde hacía algunos años se interesaba por las leyendas urbanas. Una en particular, lo estaba obsesionando.

Cada diez años, para la fecha en la cual se había abierto el manicomio de la ciudad, un nombre aparecía en el cuaderno de ingreso de visitas, pero no en el de salidas. Desaparecían dentro la estructura; nadie sabía más de ellos. Algunos decían que los internaban como pacientes en el último pabellón, bajo falsos nombres. Pero, ¿cómo era posible que nadie controlara?; ¿que nadie reconociera a alguno de esos hombres? Porque eran siempre hombres, solteros, alrededor de los cuarenta años, con pocos o ningún familiar; casi la descripción del mismo Sebas.

Te he conseguido el permiso para este sábado... –le dijo Julieta el miércoles a la salida del gimnasio donde iban juntos. Aunque me hubiese gustado que esperaras mi regreso para hacer esta visita... ya sabes.
No, no sé... –respondió Sebas mirándola entre sorprendido y curioso. ¿De qué hablas?
Sabes qué fecha es este sábado, ¿no? –le preguntaba mientras le clavaba la mirada.
No... ni idea... –dijo Sebas, que siempre vivía en las nubes.
Pues es el cincuenta aniversario del manicomio, y según tus historias... –lo decía haciendo fuerza para no reírse. Aparte yo no podré estar contigo, sabes que salgo de vacaciones por un mes, tengo el vuelo esa mañana.
Mira que eres tonta... –le respondió Sebas, sonriendo. Son sólo leyendas urbanas, no he podido confirmar absolutamente nada hasta ahora... temo que el libro será un desastre.

Continuaron a conversar y bromear, hasta que se despidieron; y Sebas prometió que le escribiría para contarle cómo iba todo.

El sábado a las ocho de la mañana, Sebas estaba ya firmando el libro de visitas del manicomio. Como era de esperarse, tuvo que dejar las llaves, el celular y algún otro objeto personal en el ingreso, los podría retirar al marcharse. Sonrió al recordar el mensaje de Juli esa mañana apenas se despertó; cuando volviera de las vacaciones ya vería de hacérselas pagar. Ahora debía concentrarse, y no perderse en ese laberinto de pasillos que era el manicomio.

(...)

A lo lejos se escucha una canción, una melodía.

¿Y esa música? –preguntó la nueva enfermera al Director del manicomio mientras le mostraba las instalaciones. Viene de esta habitación, ¿qué es lo que hay?
Pues nada, sólo los objetos que los visitantes dejan olvidados al ingreso... –respondió él sin querer detenerse demasiado. Luego de unos días que nadie los reclama, los guardamos aquí dentro.
Es que parece ser un celular, ¿no deberíamos controlar? –volvió a preguntar entre curiosa y asombrada por la falta de interés.
Si es propio lo que le interesa, y tanto le importa... –dijo un poco contrariado, mientras buscaba la llave.

Cuando finalmente abríó el cuarto, se escuchó claramente la señal acústica de un celular que se apagaba por falta de batería. La joven se quedó mirando las estanterías repletas de cajas, sucias y descoloridas; algunas, muchas, sin siquiera rotular. No supo que decir; su rostro expresaba el desconcierto.

Se ve que no era destino encontrarlo... –dijo el Director que no se había movido de la puerta. ¿Continuamos?

Mientras un mensaje quedaba perdido, también, en una casilla de un contestador automático...

Sebas... ¿me puedes decir dónde te has metido? ...han pasado veinte días desde tu vivita al manicomio y no sé nada de ti, ya no sé qué pensar ni a quién llamar ...que estoy preocupada, angustiada, y...

(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 9Tienes prohibido utilizar la palabra 'locura', y cualquiera de su familia.
Tu relato se desarrollará en un manicomio.)

lunes, 21 de mayo de 2018

Veinticinco vueltas alrededor del sol
y aún recuerdo el sabor de las palabras
que pronunciaste esa mañana mientras me marchaba.

Veinticinco vueltas alrededor del sol
y aún oigo la ansiedad de tus manos
que, como aquella primera vez, buscan mi cuerpo.

Veinticinco vueltas alrededor del sol
y aún veo la sal de las lágrimas
que produjeron el amor y rodaron por mi rostro.

Veinticinco vueltas alrededor del sol
y aún huelo el roce de tus labios
tatuándome cada centímetro de piel.

Veinticinco vueltas alrededor del sol
y aún siento el brillo de tus ojos
que enlazan mi alma.

Veinticinco vueltas alrededor del sol
y aún tú y yo.
Aún, aquí y ahora.















(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 38¿Sabes lo que es la sinestecia?
En tu texto tendrás que describir cambiando los receptores de los sentidos.)

viernes, 18 de mayo de 2018

#VDLN - 96

Vos y yo...
...y no hay mucho más por decir.



miércoles, 16 de mayo de 2018

24 Retos de Lectura - #09


Reto 9:
¿Sabías que se han cumplido 200 años de la publicación de Frankenstein? No sé si sabes por dónde voy...
Elección: “La mujer que escribió Frankenstein”, de Esther Cross

Sinopsis:
Con su letra grande, Mary Shelley escribe la historia del doctor Frankenstein y el monstruo. También escribe un diario, escribe cartas. Es lo que sabe hacer desde que era chica: lee y escribe.
Mary Shelley nació en un tiempo tenebroso. Aprendió a leer su nombre en una lápida. Guardaba el corazón de su marido en su escritorio. En Frankenstein, su novela emblemática, inventó un monstruo hecho de partes de cadáveres. Eran los años de la Ciencia, la luz de la Razón, y el culto romántico de la Vida. Pero también había tumbas profanadas y quirófanos clandestinos. La gente creía en el desarrollo científico y al mismo tiempo, tenía miedo. Algunos, como Mary Shelley, se animaban, a pesar del temor, a ir un poco más allá, en los libros y en la vida.
“La mujer que escribió Frankenstein” vuelve sobre los pasos de la escritora, iluminando las calles y los cementerios donde Mary Shelley se sentaba a leer cuando era chica y se encontraba con su amante en la adolescencia, mientras el cirujano practicaba disecciones en el aula del hospital y el sueño de la razón producía monstruos.

¿Puedo ser sincera? He leído “Frankenstein” muchísimos años atrás (tantos que a veces dudo de mi edad...jajajajaja!), y me aburrió. Esa es la verdad. Lo terminé sólo porque no me gusta dejar un libro a mitad. Por eso, cuando ví el reto en cuestión pensé: “Oh oh... tenemos un problema...”, pero igual me puse a buscar. Y, entre lo que iba encontrando, apareció “La mujer que escribió Frankenstein” y enseguida llamó mi atención, pero por un particular detalle: la autora es argentina... y así empecé con él.

A medida que lo iba haciendo, la historia de esta mujer me atrapaba más de lo que había hecho su monstruo. Lo curioso de este libro, es que la autora utiliza datos reales y concretos, que podría dar la idea de una biografía, pero tiene la agilidad y, con los personales toques de la autora, lo hacen una novela en toda regla. Un libro que cuenta la historia de una mujer con una vida llena de constantes tragedias, que no se dejó doblegar por el dolor. Una mujer que a raíz del amor, y la muerte, del que fue su marido, Percy Shelley, comienza a reflexionar –aún más- sobre la idea de la muerte, y el constante vivir.

“(...) El cementerio, con la tumba sagrada, fue el primer sitio donde el amor brilló en tus ojos. Nos encontraremos de nuevo (...) Un día vamos a unirnos.  La naturalezza te nombra. En las ciudades y entre la gente no siento tu presencia, pero ahí estás conmigo, mío, inseparable (...)”

Un libro que me ha encantado descubrir, leer; porque la historia de esta mujer, pionera de su tiempo, me ha cautivado... al punto de poder considerarla casi una trágica heroína. Por todo lo dicho, y por más, te recomiendo lo leas, y si lo haces, ya sabes... espero me cuentes tu opinión.

A la próxima!

(Nota: la sinopsis fue sacada del sitio: Planeta de Libros)

domingo, 13 de mayo de 2018

Algunos pueden pensar que los caballeros ya no existen. Y es que en realidad, no necesitan armaduras relucientes, ni escudos y espadas. Es más, yo conozco uno muy especial.

Caballero con una pluma exquisita; sabio en sus opiniones; fuerte en su presencia, siempre dejando huella; atento a cada Detalle(s); y sin dejar de ser Dulce en sus modos...


Gracias... gracias por estar en este día,
gracias por estar una vez más con tus letras,
gracias por este gran detalle...
...besos grandes como el mar.

viernes, 11 de mayo de 2018

#VDLN - 95

Aún así, aún de haberlo sabido, volvería a vivir cada cosa...


jueves, 10 de mayo de 2018

¿Conoces esa frase "despertó mis instintos..."?
Bueno, depende de qué instintos estemos hablando obviamente, lo sé; pero ella, ella despierta el mejor de ellos, mi instinto de madre.


Desde que he conocido a Ivel ha sido así. Comencé a leer sus letras y descubrí una joven mujer con un talento increíble. Y ella, mi "niña especial" como me gusta llamarla, no podía faltar en el día de mi cumpleaños. Su enorme cariño, el que me demuestra día a día, el que me demuestra con sus letras, con las imágenes y canciones que me dedica, con todo lo que ella es y por cada detalle.


Gracias Ivel... gracias mi niña...
Y como decimos nostras, quieroTe mucho...


martes, 8 de mayo de 2018

La marquesa me había recomendado de no aceptar la cita; ella conocía más que bien el carácter del Vizconde. El hecho de haberme querido encontrar en su residencia personal, habría debido hacerme cambiar idea, pero ya había dado mi palabra, y no era yo una de hacer marcha atrás.

Llegué puntual, y me sorprendió que fuera el mismo Vizconde quien me abriera la imponente puerta de entrada. Dijo de haber dado órdenes a la servidumbre para que nuestro encuentro sea lo más privado posible. No sabía si lo que sentía era miedo o una creciente curiosidad. Era inegable su buena educación, su clase, su encanto. Esto último me costaba admitirlo; pero su perfume y el leve roce de sus manos, lograba confundirme.

La cena transcurrió de manera serena, más allá de todos mis prejuicios hacia el Vizconde. Él, como si esa noche hubiese olvidado quien era y lo que era, hacía que le hablara de mí y me escuchaba atentamente. Tanto que dejé de verlo como siempre había hecho, ahora sólo era un niño travieso en el cuerpo de un hombre.

Y ese hombre me estaba atrapando. Sus ojos negros me penetraban. Su oscuridad invadió cada célula de mi cuerpo y de mi mente, minuto trás minuto durante la cena. Por eso, cuando llegó la hora de marcharme, y se acercó a mí, creí se despediría y en cambio...

Él susurró a mi oído una palabra, una sola palabra que lo cambiaría todo. Sólo pronunció: “Quédate” y desde ese instante nada fue igual.

(Este relato pertenece a los "52 retos de 'El libro del Escritor'".
Es el número 16¿Cuál es el personaje que más odias de la literatura?
Narra una cita con él/ella en la que acabas muy enamorada.
El personaje es el Vizconde de Valtmont, de "Las amistades peligrosas" de Pierre Choderlos de Laclos)

domingo, 6 de mayo de 2018

Platón creía en la existencia de dos planos diferentes de lo que podemos llamar la realidad. Uno, de ideas a medio terminar, donde existimos y nos desarrollamos, es decir, vivimos y morimos. Y otro, que se podría llamar "abstracto", donde los conceptos existen en su forma perfecta, que son los que luego experimentamos en lo concreto. Es decir, que lo que el filósofo planteaba era que nosotros podemos apreciar vagas representaciones de lo "real"; podemos determinar concretamente que algo es "bello" pero, en cambio, el concepto de belleza continúa a ser abstracto.

Este tema siempre me ha apasionado, creo en lo que planteaba Platón, y también que estos dos mundos, en casos excepcionales, se unen... por ejemplo, en algunos seres.

Ella es una de estas maravillosas excepciones. Ella es la belleza en concreto; la ternura en un ser; la poesía en cuerpo de mujer... ella es Auroratris.


Y para mí no sólo es un placer su amistad, sino que un honor...
...por eso, y por muchas cosas más, agradezco de todo corazón
este hermoso presente en el día de mi cumpleaños.
Gracias Auro... infinitas gracias  

sábado, 5 de mayo de 2018

El Club de los 5: Mayo

  • Serie: "Penny Dreadful"
Penny Dreadful es una serie de suspenso, de origen británico-estadounidense, y creada por John Logan. Está ambientada en la Londres victoriana de finales del siglo XIX. Su título hace referencia a un tipo de publicación, ficciones de terror, que se vendían en Inglaterra durante el siglo antes mencionado. Éstas se distribuían en fascículos del valor de "un penique", por eso se las conocía también como: "los horrores de penique".
Me había quedado sin series para ver, y algunas que deseaba comenzar debía esperar... cuando ví el trailer de ésta, no pude resistirme al encanto de Eva Green, y aunque la temática no me atraía particularmente, quise darle una oportunidad... entretenida, no de repetir pero si no la has vista, te hará pasar el rato.
  • Libros: "La mecánica del corazón"
La historia de "La mecánica del corazón", de Mathias Malzieu, inicia en la ciudad de Edimburgo, en una fría noche del siglo XIX. Allí nacerá Jack, hijo de una prostituta, y cuyo corazón está dañado. Para salvarlo le colocarán un reloj mecánico, al que deberá dar cuerda durante toda su vida y que le causará innumerables problemas.
Jack será el excluido de la sociedad, ya que no puede salir de su casa, lo que lo hará sufrir. Sin embargo, por ser el día de su cumpleaños, quien lo cuida lo deja dar un paseo por la ciudad. Allí escucha una hermosa voz cantar, era Miss Acacia, de ojos enormes y algo miope, y se enamorará de ella inevitablemente. Así, Jack comenzará una maravillosa aventura que lo llevará a París y a Granada, conociendo a muchos personajes singulares, y viviendo las dulzuras y penalidades del amor.
Un pequeño libro que recomiendo a todos aquellos a los que alguna vez sintieron que se les rompía el corazón...
"(...) Cuando tengo mucho miedo, noto que la mecánica de mi corazón patina hacia tal punto que parezco una locomotora de vapor en el momento en el que sus ruedas chirrían en una curva. Viajo sobre los rieles de mi propio miedo. ¿De qué tengo miedo? De ti, en fin, de mí sin ti. (...)"

Uno de los mejores descubrimientos de los últimos tiempos, y por eso lo he pedido a Papá Noel en las pasadas Navidades... donde sea que voy, me la llevo conmigo, entonces escucho mucho mejor la música de mi celular, o si estoy en casa viendo series o pelís en la pc, aumento el sonido considerablemente... para los fanáticos de la tecnología esto es algo que no puede faltar!
  • Trailer:
  • Citas:
  • "Siempre preferí la locura de las pasiones
    a la sabiduría de la indiferencia."
    (Anatole France)

    Hasta la próxima!

viernes, 4 de mayo de 2018

#VDLN - 94

"Somos el resultado
de los libros que leemos,
los cafés que disfrutamos,
los viajes que hacemos
y las personas que amamos."
(del web)


"...♫ ...Tú que partes de la idea
que nunca nada cambiará
como hojas sobre los árboles
nosotros dos cambiamos ya.
Estás seguro que yo sea
sólo aquello que tú conoces
en la vida la costumbre
no deja ver jamás la verdad.

Soy el alma que tú no pides
la isla que tú no ves
y te lo demostraré
que yo no soy
aquello que desde siempre crees,
soy cielos blancos y negros
sol entre las nubes.

Mientras el tiempo vuela
sabes cuál es la novedad
yo no soy sólo agua
sólo fuego todo aquí.
Si no lo has entendido aún
soy el sueño y la locura
la dulzura y la inquietud
pero ¿tú has jamás visto quién soy yo?

Soy el alma que tú no pides
la isla que tú no ves
y te lo demostraré
que yo no soy
aquello que desde siempre crees,
soy cielos blancos y negros
sol entre las nubes.

La luz y luego la oscuridad
el mar y la profundidad
la espuma que en la ola sabe danzar.

Soy el alma que tú no rezas
la isla que tú no ves
yo que tú lo quieras o no.
Amor no soy
aquello que desde siempre crees
agua clara que tú ves
hada de fábulas
no, no lo soy
yo no lo soy... ♫..."

jueves, 3 de mayo de 2018

Hay días en los que siento que todo me supera. Momentos en los cuales el tiempo parece escapar de mis manos inexorablemente, sin lograr hacer la mayor parte de los proyectos que me dan vueltas por la cabeza...
...entonces, inicio a visitar las casas de mis amigos. Y cuando llego a la de ella, sonrío.

Más de una vez he admirado su fuerza, sus ganas de hacer, su enorme generosidad para con todos los demás, sin mencionar el maravilloso don que tiene su pluma. Y obviamente ella, la maravillosa guerrera Ginebra Blonde, una vez más (me) ha dado muestra de todas estas virtudes suyas estando presente en el día de mi cumpleaños...


...gracias ...muchísimas gracias, de todo  
porque, aunque no lo diga,
para mí es muy, muy importante.

miércoles, 2 de mayo de 2018

24 Retos de Lectura - #08


Reto 8:
Pregunta a tu librero de cabecera por el libro que acabe de salir de un/a autor/a local y dale una oportunidad.
Elección: “A portata di voce”, de Giovanni Trimeri

Éste es uno de los retos que más me preocupaba; por el simple hecho que vivo desde hace más de una década en un pequeño pueblo del norte de Italia. Podría haber hecho “trampa”, y extender lo local a la provincia entera o a la región; pero antes de llegar a eso decidí pasar por la biblioteca. Fue allí que encontré este pequeño libro, y digo pequeño sólo por su tamaño físico, porque lo he encontrado de una grande belleza, a pesar de la dureza de algunos de los fragmentos. Estos relatos, como cuenta el autor, son producto de una experiencia laboral en un hospital psiquiátrico de la zona. Y, aún si como todas las historias, este libro tiene su parte de fantasía, éste no ha dejado de transmitir el padecer de muchas personas.

El autor, Giovanni Trimeri, que ha nacido y habitado en este mismo pueblo, ha publicado otros trabajos. Entre ellos; “Bibliotecaos”, que en esta ocasión he aprovechado también a leer, y aunque es un libro para niños y adolescentes, lo he encontrado muy divertido.

Por lo cual, si lees también en italiano, te recomiendo absolutamente este autor y sus obras.

A la próxima!