jueves, 20 de junio de 2019

De repente un día se quedó en silencio. No porque no tuviese qué decir, sino todo lo contrario. Tenía tanto que las palabras no le salían, se le atoraban en la garganta y la laceraban por dentro. Lloraba sin lágrimas; y se iba rompiendo. Lo hacía de una forma imperceptible. Como esa mañana cualquiera que te despiertas y te das cuenta que definitivamente el verano ha terminado y el frío es lo único que logras sentir en la piel... en el alma.

Fue cuando necesitó ese abrazo por la espalda que nunca llegó. Ese gesto casi de prepo; porque sí, porque cuando estaba así era –aún más– caprichosa e infantil. Y se alejaba, tomaba distancia. Se volvía arisca, terriblemente desconfiada y racional. Y fue desde esa distancia que vió todo claro. Todo era tan sencillo, tan simple, tan obvio, que no comprendía cómo no se había dado cuenta antes.

Entonces se recumpuso otra vez como tantas otras había hecho antes. Ya no había más preguntas por responder; no había explicaciones para dar ni recibir; no había nada, absolutamente nada, por decir. Ahora, lo único que quedaba, era ese silencio lleno de significado.



(Este relato pertenece a los "Relatos Jueveros"
y esta semana la convocatoria fue hecha por Mag desde su blog: "La trastienda del Pecado".
Te invito a leer el resto de los participantes aquí!)

36 comentarios:

  1. Es desolador sentirse así... Pero llega ese día en el que el silencio es la respuesta y el diálogo de cada día... Hora de sentirse bien con una misma desde su silencio elegido.

    Me ha encantado, mi querida Alma... Es un relato muy intenso y emotivo.

    Mil besitos que te lleguen con cariño y feliz día ❤️

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Yo pienso que a veces el silencio es el único idioma, Auro...y ya el tiempo dirá el resto.

      Besotes infinitos preciosa...😘

      Borrar
  2. Es ese silencio tan propio, tan personal y a la vez silencioso para el resto, pero cuando se descubre el significado se vuelve un paso adelante.

    Más besos dulces Alma.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cuando uno conoce el significado del propio silencio, éste es también la propia fuerza.

      Besos grandes como el mar, Dulce.

      Borrar
  3. Hay silencios tan elocuentes, que merecen un tema aparte . Cuando las preguntas ya no tienen sentido, por ejemplo, ese silencio se estira cual chicle y no sirve para nada

    Buen post. Me ha gustado cómo lo has urdido. Un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho Albada... hay silencios que son muy elocuentes.

      Besotes!

      Borrar
  4. No puedo entender más a la protagonista. A veces, nuestro techo,nuestro límite es el silencio.
    Cansadas ya de esperar lo esperado, (o quizás lo que creímos que nos iban a dar) y no llegó nunca.
    Me encantó tu relato Alma.
    Lleno de Alma,como vos.
    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Creo Ale que tod@s hemos pasado alguna vez por esto, donde el silencio es nuestro último recurso.

      Smu@ckssssssssssssssss!

      Borrar
  5. A veces como dice el refrán: Un silencio vale más que mil palabras. La protagonista tenía tanto que decir, que solo le salió un silencio.
    Un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es Carmen... cuando más se tiene para decir, más callado se queda uno.

      Besos.

      Borrar
  6. Es doloroso pero a veces el silencio es el mejor lenguaje para encauzar la vida. Es precioso, besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Yo así lo creo Molí... gracias por tu huella.

      Besotes.

      Borrar
  7. La vida no tiene musica de fondo como en los films y a veces nos toca callar ,contemplar la salida del sol, escucharla respiracion. Luego vendran tiempos bulliciosos , y de alegria , un nuevo dia y la marea alta trayendo las olas que acarician tus pies.Un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me encantó tu huella Javier... leerte ha sido como escuchar una muy buena melodía de fondo, mientras contemplo todo desde mi playa.

      Un beso.

      Borrar
  8. Tomó una decisión importante a veces no hay otra. El poder del silencio, es un poder que afecta al que calla y al que escucha. Abrazos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. A veces Ester es exactamente así, no hay otro camino...

      Besotes!

      Borrar
  9. El silencio puede ser doloroso pero también una puerta abierta para escucharlo y sentir todo lo que tiene que decir.
    Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Yo creo que el silencio siempre es curativo Ame... sólo hay que abrazarlo y él te da las explicaciones necesarias.

      Besotes bonita.

      Borrar
  10. El silencio siempre es significado unas veces es por decisión propia otras impuesto por algún motivo o razón pero desde luego él nos lleva a viajar en nuestro interior ...como le ocurrió a la protagonista del relato ..Un fuerte abrazo y una muy feliz noche.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me gusta eso que dices Campi, que el silencio nos lleva a viajar por nuestro interior, qué hermoso viaje es éste!!!

      Besotes!

      Borrar
  11. Cuando ya no queda nada entre dos personas, nisiquera una palabra, el silencio lo dice todo. Entonces es el momento de partir.

    Bss.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Yo creo que el silencio siempre dice mucho, pero mucho más que cualquier conjunto de palabras Mar.

      Besotes.

      Borrar
  12. Vivir en relación es todo un arte complejo. Existen grandes amores que quedan ahogados en el vacío de un silencio eterno, como tu protagonista. Me encanto tu micro cargado de melancolía.
    Abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Creo que es una aparente melancolía Yessy, porque creo que el silencio llega con una fuerte decisión.

      Besotes!

      Borrar
  13. Después de leerte y lo poco que te conozco de un tiempo aca, para nada me extraña el silencio de la protagonista.
    Besos silenciosos para no romper esa magia y así con fuerza poder gritar.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Evan...a instinto te digo que sé comprenderás muy bien...y se acercan aún más momentos silenciosos... pero tú sabes bien que si me necesitas, bastará que me nombres y apareceré.

      Besotes ❤️

      Borrar
  14. Hay veces que hay tanto que decir que no se tienen palabras, otras veces, ese silencio es necesario.

    Besos enormes, a tu bella alma.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cuánta razón llevas Perlita...a veces ese silencio es imprescindible.

      Besotes y un abrazo con (el) Alma.

      Borrar
  15. Es en el más profundo silencio que
    la iluminación puede llegarnos, al
    aquietar las pasiones del alma.
    Al Hacerlo también llegamos a entender
    el silencio de otros que entonces,
    se llena de significado.

    Un texto íntimo y emotivo.

    Besos, Alma

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es Myriam... cuando sabemos de silencios, entendemos el de los otros.

      Un beso.

      Borrar
  16. Hay silencios y silencios, hay silencios que son necesarios y que ayudan a tomar decisiones. Saber escucharlos es muy importante.
    Besos Alma

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Yo también creo en eso Conxita... silencios que curan.

      Un beso.

      Borrar
  17. Rechazó esos abrazos cuando los recibía y ahora, cuando los necesita, no los tiene. Que difícil es la comunicación.
    Besos, paisana.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No sé si los rechazó cuando los recibía... creo que simplemente todo fue a destiempo, mirando mucho el propio ombligo y no al otro... pero sí Demi, la comunicación es bastante complicada parece últimamente.

      Besotes paisano.

      Borrar
  18. A veces los silencios gritan...muy bueno. Un beso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho Lía... no oye, quien no quiere oír.

      Besotes!

      Borrar

Deja tu huella en mi arena...

Si quieres, déjame aquí tu huella...

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *